viernes 21 noviembre 2014 |
Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria
Home / Noticias / Detalle
Noticia
  

Fuente: SEMFYC
10 mayo 2010

El 80% de los pacientes con cáncer desea conocer su pronóstico y los efectos secundarios del tratamiento

Categoría: semFYC Actividades

El médico de familia tiene un papel clave en la comunicación con los afectados, gracias al conocimiento del paciente y su entorno

El hecho de que el cáncer sea una de las enfermedades más frecuentes de nuestra sociedad y una de las principales causas de muerte, hacen de la comunicación y la entrevista clínica con estos pacientes una herramienta clave en su abordaje. "Si a esta circunstancia", como explica el doctor Antonio Toro de Federico, miembro del Grupo de Comunicación y Salud de la Sociedad Andaluza de Medicina Familiar y Comunitaria (Samfyc), "le unimos la simbología y connotaciones adheridas a la palabra cáncer y el sufrimiento que impregna todo su proceso, podemos entender que los médicos de familia tenemos un papel fundamental en la atención a las personas con esta patología gracias al conocimiento del paciente y de su entorno".

Por este motivo, en el XXI Congreso de Entrevista Clínica y Comunicación Asistencial, celebrado recientemente en Logroño, ha tenido lugar la mesa redonda "La cara humana del cáncer". Moderada por Herminia Moreno, del Grupo de Comunicación y Salud de Samfyc, y con la participación del oncólogo Ángel Inoriza Rueda, oncólogo del Hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva, se han planteado cuestiones primordiales como la escucha compasiva, qué necesidades tienen los pacientes más allá de los tratamientos médicos establecidos o qué papel tienen los pacientes en su enfermedad.

Tal y como se ha puesto de manifiesto durante la mesa, los profesionales sanitarios deben disponer de habilidades comunicativas que les permitan realizar una correcta entrevista clínica y así poder dar respuesta con éxito a las necesidades del paciente. En este sentido, respecto al deseo de ser informados, se calcula que un 80% de los pacientes con cáncer desea saber el diagnóstico, el pronóstico, así como el tratamiento con sus efectos secundarios. De hecho, informar a los pacientes mejora su calidad de vida y su autonomía para elegir entre las diversas posibilidades terapéuticas que se le plantean. A la hora de comunicar malas noticias hay que saber encontrar el momento adecuado, averiguar qué sabe el paciente y cuánta información quiere tener en función de sus reacciones, a la vez que se proporciona apoyo emocional. Es importante además terminar la entrevista resumiendo los aspectos fundamentales de todo lo hablado.

La Atención Primaria: una situación privilegiada
"En Atención Primaria disponemos de una situación privilegiada para acercarnos a la vida y los valores de nuestros pacientes y sus familiares y no sólo a su enfermedad", asegura el doctor Antonio Toro. Ante esta situación, señala que, "el médico de familia se encuentra en una situación inmejorable para ayudar al paciente a enfrentarse a su nueva situación. Primero por la accesibilidad y conocimiento que tenemos desde la atención primaria del paciente durante gran parte de su trayectoria vital, pero también por la perspectiva integral que ofrecemos y que es clave para tratar aspectos muy diversos que puedan surgir durante la enfermedad".

Proyecto Mariposa
Hace más de un año que el Grupo de Terapias Complementarias en el Tratamiento del Cáncer puso en marcha en el Centro de Salud Nueva Andalucía de Almería el Proyecto Mariposa. Una iniciativa que como explica el doctor Antonio Toro, "surge de la necesidad de dar respuesta al interrogante que se plantean las personas diagnosticadas de cáncer sobre si, además de la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, ellos también pueden hacer algo por su salud. Una pregunta que es una y otra vez constatada por sanitarios hospitalarios y de Atención Primaria".

Un grupo multidisciplinar de profesionales de la salud ponen al alcance de las personas afectadas de cáncer las terapias y métodos, que complementando las convencionales, puedan ayudar a lograr la curación de la enfermedad o a mejorar la calidad de vida de la persona afectada. Sus pilares de actuación son terapias médicas (nutrición, medicina naturista, acupuntura) intervenciones cuerpo-mente (relajación, meditación), grupos de autoapoyo y cuidados corporales (estética y peluquería).

En este Proyecto tiene mucha importancia la dinámica grupal en la que los pacientes y sus familiares tienen un punto de encuentro para obtener información, expresar sus dificultades, sus miedos, sus emociones y donde podrán entrar en contacto con otras personas con la enfermedad. En palabras del doctor Toro, "esta iniciativa es un claro ejemplo de cómo se puede trabajar con personas que tienen esta enfermedad y cómo el médico de familia puede dar sentido a su perfil comunitario al enmarcar esta acción en el ámbito del Centro de Salud".