Actualidad
Autocuidado: Previene y cuida las picaduras durante el verano

Autocuidado: Previene y cuida las picaduras durante el verano

Fecha de publicación: 30 July 2018
Durante los meses de verano, es frecuente atender en las consultas de Medicina de Familia, en los Puntos de Atención Continuada y en otras urgencias, personas que consultan por picaduras de insectos, sobre todo por picaduras de mosquitos, que en la mayoría de los casos no suponen un riesgo para la salud del paciente. Pero las últimas noticias sobre muertes por picaduras de avispas o abejas han aumentado la demanda de información en nuestras consultas sobre prevención y cuidado de las picaduras.

¿Cómo podemos actuar los profesionales sanitarios ante este tema? Es fundamental que capacitemos a nuestros pacientes para el manejo de ciertos síntomas o incomodidades, que no presentan peligro para salud, fomentando el autocuidado a través de una adecuada educación sanitaria.

Que los pacientes sepan qué hacer ante determinados síntomas y en qué momento deben consultar con un profesional sanitario, mejora tanto la calidad de vida de los pacientes y la atención sanitaria, así como un adecuado uso de recursos sanitarios.

Volviendo a las picaduras, englobamos en dicho término, tanto las mordeduras de artrópodos como aquellas lesiones en las que el insecto inyecta un veneno o introduce un aguijón. Antes de todo, lo mejor es prevenir las picaduras y, ¿Qué recomendaciones les podemos dar a nuestros pacientes (y a nosotros mismos)? Debemos recomendar el uso de zapatos, pantalones y camisas de manga larga y de colores claros, evitar los perfumes intensos, el uso de mosquiteras y repelentes de insectos, aumentar las precauciones al salir al amanecer o al atardecer, prevenir el agua estancada, entre otros consejos.

En cuanto a los repelentes contra insectos, el más eficaz según la Organización Mundial de la Salud es DEET (dietiltoluamida), es el más usado desde hace más de 50 años y es el que se ha estudiado con mayor profundidad. En España el DEET se comercializa a muy variadas concentraciones, que oscilan entre el 5 y el 40% y que podemos encontrar en las farmacias. Existen repelentes biopesticidas como citronela y citrodiol, este último biocida, que son productos de origen vegetal, con un mejor tiempo de protección que el DEET.

Otros repelentes como los aparatos electrónicos no han demostrado su eficacia y no disponemos de evidencia científica de que los dispositivos de ultrasonidos eviten la presencia de insectos. A día de hoy está de moda el uso de pulseras impregnadas con insecticidas de las cuales podemos decir que son un complemento al uso de repelentes, pero que por sí solas no son efectivas.

¿Y si nuestros pacientes van a realizar un viaje a un país de riesgo de enfermedades que pueden transmitirse por la picadura de un mosquito? En estos casos se recomienda la consulta con el médico de familia para valorar los pasos a seguir antes de la realización del viaje, según el país de destino (La salud también viaja MSCBS).

Una vez que el mosquito ha decidido una víctima, siendo numerosos los factores que intervienen en esa decisión y dejando a un lado los mitos o teorías populares, podemos tener una reacción local con inflamación y prurito en la zona con resolución en pocas horas y la aparición de una pápula indurada durante 2 o 3 días. El tratamiento recomendado para estas reacciones locales es lavado con agua y jabón y la aplicación de frío. El frío ayuda a disminuir la inflamación, el dolor y el picor. No deben usarse antihistamínicos tópicos ya que pueden producir fotosensibilidad. Y en estos casos el problema se resolverá en un periodo breve de tiempo.

Debemos explicarles, que las personas alérgicas, o cuando la inflamación es importante, así como si tuvieran sensación de disnea o síntomas gastrointestinales, deben consultar en un centro sanitario para recibir atención sanitaria en el caso que el paciente presente una reacción alérgica grave. Nada mejor que darle el siguiente folleto de la Guía Práctica de la Salud de semFYC. Picaduras de insectos y arañas. Para terminar, os dejamos un vídeo de Fernando Fabiani en relación con este tema, en el que lo más importante en la mayoría de los casos, es la aplicación de frío y el uso del sentido de común.

 

María Del Campo Gimenez

Grupo educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS

 

https://www.youtube.com/watch?v=qHCjv9D63-w

 

Bibliografía

León López FJ y Guerreo Vargas I. Picaduras y repelentes. AMF 2014;10(8):463-467.
Nieto Puértolas E, Canals Aracil M, Cantera López C. Guía Clínica de Picaduras. Fisterra, 2016.
Consejos frente a picaduras de insectos. Consejería de Sanidad. Dirección General de Salud Pública y Consumo. Castilla-La Mancha.


Grupo de educación sanitaria y promoción 


de la salud del PAPPS