Actualidad
¿Qué debo saber sobre el vaper?

¿Qué debo saber sobre el vaper?

Fecha de publicación: 06 July 2023

El Grupo de Abordaje al Tabaquismo de la semFYC nos brinda las claves y los riesgos sobre el vapeo

 


Hace poco más de un mes que desvelamos los resultados de nuestra encuesta anual sobre el tabaquismo, dentro de la Semana Sin Humo, de la cual obtuvimos datos muy alarmantes en torno al consumo de cigarrillos electrónicos, especialmente entre los más jóvenes.



Hoy se celebra el Día de las Redes Sociales, uno de los principales canales que utilizan las industrias tabacaleras para incentivar el hábito de fumar y el consumo de productos relacionados con el tabaco, como los vapeadores, entre los jóvenes. Con este contexto, desde la semFYC, queremos aprovechar este día para responder a la pregunta "qué debo saber sobre el vaper". Y lo hacemos a través de la información que recoge un documento elaborado por el GdT de Abordaje al Tabaquismo.

 

 

 

¿Qué es vapear?

 


"Vapear" es inhalar un aerosol generado por un cigarrillo electrónico de una forma similar a como se inhala el humo de un cigarro de tabaco convencional.



El término vapear surge como estrategia comercial para intentar asociar el producto al vapor de agua, que se considera inocuo, y evitar hablar de cigarrillo electrónico, ya que actualmente “cigarrillo” lleva consigo la connotación de dañino que todos conocemos.



Los cigarrillos electrónicos, o vapeadores, son dispositivos de diferentes formas y colores, que contienen un líquido y una pequeña batería que lo calienta para crear el aerosol.

 

 

 

 

¿Por qué empiezan a vapear los jóvenes?

 


Las principales razones que alegan los jóvenes que empiezan a fumar o vapear son que en su entorno otros lo hacen, por divertirse formando parte de un grupo o por ofrecer una imagen que les parece buena.

 

 

 

 

¿Puede influir la publicidad y el marketing en el inicio del vapeo?

 


Sí. Las estrategias de marketing se dirigen principalmente hacia dos grupos de personas: jóvenes no fumadores o fumadores ocasionales y adultos que desean dejar de fumar.



Existen estudios que demuestran que la exposición a la publicidad de estos productos se relaciona con el aumento en el inicio de su consumo.



En los últimos años se está realizando una intensa campaña de marketing, en la que se utilizan los temas ya trabajados en la promoción del tabaco convencional, como  sensación de libertad, buen gusto, romance, sociabilidad, etc. Además se añade la idea de que estos cigarrillos son más saludables y que son útiles para dejar de fumar.



Es importante tener en cuenta que, entre los medios utilizados para publicitar el vaper, además de los puntos de venta y otros sistemas, se encuentran las redes sociales a través de influencers, y el patrocinio de eventos, lo que les acerca con mayor facilidad a los jóvenes como potenciales consumidores



Las estrategias comerciales incluyen, igualmente, ofrecer una imagen corporativa de responsabilidad social y preocupación de la salud, planteando el objetivo de reducir el consumo de cigarrillos convencionales en el mundo mediante el uso de cigarrillos electrónicos. Estos argumentos pretenden presentar el vaper como un producto atractivo y de bajo riesgo y desviar la atención sobre su toxicidad y capacidad adictiva para, de esta forma, promover su consumo.

 

 

 

 

¿Qué sustancias se pueden encontrar en el vaper?

 


El líquido que contiene el cigarrillo electrónico está compuesto generalmente por nicotina, aunque puede no llevarla, y otras sustancias químicas que ayudan a generar el aerosol. Es importante destacar que algunas de estas sustancias, como la glicerina y el propilenglicol, se publicitan como naturales e inocuas por estar contenidas en algunos alimentos. Sin embargo, aunque es cierto que esas sustancias son inocuas al ingerirlas por la vía digestiva, las mismas sustancias son nocivas cuando se inhalan por vía respiratoria.



El uso del vaper emite aerosoles que contienen generalmente nicotina, propilenglicol, partículas pequeñas de metales pesados (como cromo, cobre, zinc o estaño) que son tóxicas a pequeñas concentraciones, otras partículas ultrafinas que pueden llegar al fondo de los pulmones, y diferentes sustancias que pueden provocar cáncer.



Además, estos aerosoles pueden contener otros componentes cuyos efectos sobre la salud todavía resultan desconocidos.

 

 

 

 

¿Qué efectos provoca el vapeo sobre la salud de quien lo utiliza?

 


Los cigarrillos electrónicos o vapeadores se introdujeron presentándolos como inocuos o “más saludables” que el tabaco. Su inocuidad se ha ido desmintiendo en los últimos años mediante estudios científicos independientes. Y el que contengan menos sustancias dañinas que los cigarrillos convencionales no significa que sean inofensivos.



Los posibles efectos negativos para la salud vienen condicionados por la exposición tanto a la nicotina como al resto de las sustancias que se encuentran en los aerosoles o vapores. Conviene señalar, por tanto, que los cigarrillos electrónicos pueden producir daño aunque sean libres de nicotina.



Con los estudios de que disponemos actualmente, realizados a corto plazo, ya se puede afirmar que el consumo de cigarrillos electrónicos puede provocar:

 

 

 

 




     
  • Adicción a la nicotina como los cigarrillos convencionales



  •  
  • Afectación del desarrollo del feto por efecto de la nicotina



  •  
  • La nicotina puede afectar el desarrollo del cerebro en adolescentes



  •  
  • Enfermedades cardiovasculares como infarto o angina



  •  
  • Agravamiento de enfermedades del aparato respiratorio como Asma, Fibrosis quística o EPOC.



  •  
  • Incremento de la susceptibilidad a infecciones respiratorias



  •  
  • Irritación de los bronquios y bronquitis



  •  
  • Daño pulmonar que puede ser grave.



  •  
  • Un estudio publicado en febrero de 2023 ha demostrado por primera vez un daño en el ADN de células de la boca en vapeadores que nunca han fumado cigarrillos convencionales.



  •  

 


Hoy, por tanto, con los estudios existentes, podemos afirmar que el consumo de vaper es claramente perjudicial para la salud. Con el tiempo, la investigación a largo plazo que se está desarrollando nos permitirá asegurar el alcance de los efectos nocivos del cigarrillo electrónico y, especialmente, de las sustancias potencialmente cancerígenas como formaldehído, acetaldehído y acroleína, que se generan con la combustión de algunos de los componentes que se encuentran en el líquido.

 

 

 

 

¿El uso del cigarrillo electrónico tiene efectos añadidos entre los vapeadores más jóvenes?

 


Sí. El uso de cigarrillos electrónicos que contienen nicotina aumenta el riesgo de generar dependencia a esta sustancia y puede constituir una puerta de entrada al consumo de cigarrillos convencionales. Diferentes encuestas sugieren que a menudo el consumo de cigarrillos electrónicos precede al consumo de cigarrillos convencionales.



El uso del cigarrillo electrónico, aunque no contenga nicotina, puede normalizar el comportamiento de fumar y facilitar, por tanto, el inicio en el cigarrillo convencional.



La nicotina afecta al desarrollo del sistema de recompensa del cerebro, por lo que el uso continuado puede llevar a la adicción a la nicotina e incluso a que otras drogas tengan mayor impacto adictivo.



El consumo regular de nicotina puede alterar también el desarrollo de los circuitos cerebrales que controlan el aprendizaje y la atención en los más jóvenes.

 

 

 

 

¿El aerosol del vaper puede provocar daño a personas que no vapean?

 


Sí. El aerosol exhalado por el vapeador contiene sustancias como las descritas anteriormente capaces de provocar daño para la salud.



Algunos estudios recientes sugieren que el riesgo de padecer cáncer aumenta en las personas que inhalan estos aerosoles de forma pasiva debido al potencial efecto carcinógeno de algunas sustancias que se liberan en la combustión del líquido contenido en el cigarrillo electrónico. A pesar de ello, dado que el cigarrillo electrónico es un producto relativamente novedoso, la comunidad científica recomienda seguir realizando estudios a más largo plazo para conocer de forma más precisa el alcance de los efectos nocivos para los vapeadores pasivos.

 

 

 

 

¿El cigarrillo electrónico tiene algún impacto sobre el medioambiente?

 


Sí. Los cigarrillos electrónicos constituyen una amenaza ambiental considerable por la gran cantidad de nicotina residual contami­nante y por ser basura electrónica contaminada. Los dispositivos rotos liberan metales, ácido de las baterías, componentes plásticos y nicotina que puede contaminar el entorno. Las baterías y los circuitos electrónicos precisan de una correcta eliminación para evitar la contaminación medioambiental.

 

 

 

 

¿Es recomendable utilizar el cigarrillo electrónico o vaper para dejar de fumar?

 


Las principales sociedades científicas de ámbito nacional e internacional no recomiendan el cigarrillo electrónico como método para dejar de fumar dado que no existen pruebas suficientes que avalen su eficacia y seguridad y, por el contrario, existen alternativas farmacológicas que sí han demostrado eficacia en el abandono del tabaco y son más seguras.



Asimismo, los hallazgos relacionados con los patrones de consumo parecen apoyar la idea de que el uso del cigarrillo electrónico no solo no facilita el abandono de los cigarrillos convencionales sino que además puede producir en muchos casos un aumento en el consumo de estos y dificultar la desnormalización del consumo de tabaco en general.



Bibliografía

 

 

 

 




     
  •         Nancy A Rigotti, Krishna P Reddy. Vaping and e-cigarettes. UpToDate. Diciembre, 2022



  •  
  •         Patient education: vaping (the basic). UptoDate. Consultado 5-2023



  •  
  •         Informe sobre los cigarrillos electrónicos: situación actual, evidencia disponible y regulación. Dirección General de Salud Pública. Ministerio de Sanidad, 2022.



  •  
  •         Documento de consenso del CNPT sobre Dispositivos Susceptibles de Liberar Nicotina. Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo, 2020



  •  
  •         Cigarrillos electrónicos ¿cuál es la conclusión? Centros para el control y prevención de enfermedades CDC. Consultado 5-2023



  •