Alfonso Villegas: “El miedo a lo desconocido se enfrenta con formación y conocimiento”.

Alfonso Villegas, Coordinador del GdT de Innovación Tecnológica y Sistemas de Información: “El miedo a lo desconocido se enfrenta con formación y conocimiento”

Coordinador del GdT de Innovación Tecnológica y Sistemas de Información desde mayo de 2021, Alfonso Villegas es un entusiasta de la Salud Digital como “optimizador de procesos, como medio para la consecución de la salud como derecho”. Ese entusiasmo le ha llevado también a ser coordinador de Sistemas de Información Clínica en Servei de Salut de les Illes Balears. Y su convicción de que la salud es un derecho, a viajar por distintos lugares del mundo como Burkina Faso (Proyectos de Nutrición, Salud Sexual y Reproductiva y AP) y a Sierra Leona en la Emergencia Sanitaria de Ébola. En esta entrevista cuenta cómo ve él la SD del presente y del futuro.

 

¿Cómo definirías la salud digital (SD)? 

Es todo aquello relacionado con el desarrollo y la utilización de las tecnologías digitales para mejorar la salud. Esto incluye muchos campos con aplicación en salud como la inteligencia artificial, el internet de las cosas (IoMT), la interoperabilidad de la información clínica, las consultas no presenciales, la robótica o los macrodatos, entre otras muchas.

¿Qué objetivos tenéis en el Grupo de Trabajo de Innovación tecnológica relacionada con la Salud Digital?

Hay ganas de trabajar y ahora la salud digital está en auge.

Tenemos varios objetivos, entre ellos me gustaría destacar dos: conseguir la participación de todas las sociedades federadas y contar con al menos un representante de cada una de ellas. Y, dado lo transversal de nuestro contenido, nos gustaría también poder colaborar con otros grupos y programas en la innovación y la transformación digital. Ya presentamos con el PACAP el último Congreso Nacional en Sevilla un debate sobre el uso de tecnologías en la salud comunitaria («Matching healthing: la atención comunitaria digital es posible») y fue una experiencia muy enriquecedora para ambas partes.

¿Ha sido la pandemia el verdadero punto de inflexión en este sentido?

Sí, la pandemia ha impulsado la salud digital y la digitalización de los sistemas sanitarios. Hemos sido conscientes de que “la información clínica ha de seguir al paciente” (y no quedar estancada en un sistema), que la tecnología puede darnos respuesta ante nuevos retos asistenciales y que hemos de hacer más partícipes a la población de su propia salud y de su proceso asistencial.

¿Cuáles son los retos de los profesionales sanitarios frente a la SD? ¿Están los profesionales sanitarios preparados para esta revolución? 

Como en todo cambio, existe cierta resistencia inicial, pero no hay movimiento sin fricción. El miedo a lo desconocido se enfrenta con formación y conocimiento.

Creo que los profesionales estamos perfectamente capacitados para esta revolución, simplemente tenemos que animarnos, formarnos y aprender unos/as de otros/as. La Pandemia nos ha «forzado» a innovar y a adaptarnos, no hemos de perder ese espíritu y hemos de seguir buscando la manera de usar la tecnología para atender mejor a nuestra población.

¿Habría que ofrecer formación específica en este sentido?

Sí, creemos importante conocer cuáles son las dificultades que se presentan para poder ofrecer formación en este sentido.

¿Qué sería lo deseable a medio plazo en lo que a SD se refiere (historias clínicas; historias inteligentes…)?

Desde mi punto de vista, los dos retos a nivel de transformación digital que tenemos que afrontar a corto-medio plazo serían la interoperabilidad y la alfabetización digital.

La interoperabilidad supone el reto organizacional de utilizar lenguajes y codificaciones internacionales, para poder a posteriori compartirlo con otros niveles asistenciales, otros servicios de salud e incluso otros países.

La alfabetización digital busca un uso adecuado de las tecnologías digitales, tanto en población como en profesionales sanitarios y en instituciones; esto incluye aspectos éticos, de ciberseguridad y económicos entre otros.

Otros retos a afrontar son la obtención de información a partir de los datos que introducimos en el sistema. Esa información nos permitirá tomar mejores decisiones y dar una mejor atención tanto a nivel de paciente como de cupo o de zona básica de salud.

¿Uno de los retos fundamentales de la SD es la desigualdad de oportunidades ante la salud, es decir, la brecha digital?
La brecha digital (definida como una diferencia de capacidad de acceso a tecnologías y comunicaciones) es uno de los principales retos, pero existen otros en lo que se ha llamado Determinantes Digitales de la Salud, que incluye la alfabetización digital. En nuestro medio acceder a un teléfono móvil o a banda ancha de internet es relativamente sencillo, quizá lo que determine la inequidad sea el conocimiento o no de cómo utilizar correctamente esa tecnología. Esta alfabetización digital hay que aplicarla no solo a la población, si no también a los/as profesionales y a las instituciones.

¿Qué puede hacer la SD por la semFYC? ¿Y la semFYC por la SD?

Creo que no hemos de perder de vista que la Salud Digital es un medio para mejorar la salud de la población y no un fin en sí misma. Desde esta visión existe la certeza de que la salud digital puede ayudar a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

La Organización Mundial de la Salud considera en su Estrategia de Salud Digital de la OMS (2020-2025) que el uso estratégico e innovador de la tecnología será un facilitador esencial para conseguir las metas de los tres mil millones de la OMS: garantizar que 1000 millones más de personas se beneficien de la cobertura sanitaria universal, 1000 millones más de personas estén mejor protegidas frente a las emergencias sanitarias; y 1000 millones más de personas disfruten de una mejor salud y un mayor bienestar.

Esta estrategia tiene un impacto enorme en la salud de la población y una necesidad de la Atención Primaria de Salud y busca por tanto su fortalecimiento, es por eso que como sociedad científica no podemos quedarnos atrás y hemos de aprovechar la oportunidad que nos brinda la tecnología.