“Ante el coronavirus, desde Atención Primaria nuestra población diana en estos momentos es la que se desplazará a China por el Año Nuevo Lunar”

Entrevistamos a Javier Arranz Izquierdo, miembro del GdT en Enfermedades Infecciosas de la semFYC acerca de la propagación del #Coronavirus y de lo que podemos hacer desde Antención Primaria al respecto.

Bueno días Javier, ¿de qué se trata este virus?

El Coronavirus es un virus que ha mutado, similar a los virus anteriores de esta misma clase. Se trata de un virus que ha pasado a los humanos vía animales que conviven a diario con nosotros, por ejemplo aves, perros, gatos… etc. Esta clase de virus viven en el reservorio de estos animales y de repente mutan y empiezan transmitirse a los humanos. La clave está en saber el grado de eficacia en la transmisión entre humanos.

 

¿Por qué ha ocurrido en esta ciudad concreta de China?

No hay ninguna razón exacta. Por la información que tenemos, sabemos que la mutación se ha dado en un mercado mayorista de la ciudad de Wuhan donde hay básicamente pescado y muchos animales vivos, algunos de ellos exóticos. Se ha apuntado a cuestiones de higiene, pero todavía no sabemos nada, esta es la realidad, y además esta clase de mutaciones no tienen porqué responder a una cuestión concreta.

 

¿Qué es lo más probable?

Puede que hubiera un animal enfermo y que de repente el virus, tras haber sido huésped en distintos animales, haga una adaptación que le permita saltar a los humanos. Por esa razón tenemos controles veterinarios estrictos en esa clase de lugares. A pesar de ello, es difícil de detectar, y más en una ciudad grande con 10 millones de personas como parece que es esta. Los virus van pasando por diferentes caldos de cultivo, por así decirlo, y se van adaptando, hasta que llegan a un estado patógeno.

 

Al tratarse del país más poblado del mundo y ante las celebraciones del Año Nuevo Lunar que representan una de las mayores migraciones anuales en todo el mundo con miles de millones de desplazamientos, ¿podemos fiarnos de las informaciones que han facilitado las autoridades de la República Popular?

Aparentemente sí. Por las informaciones que tenemos parece que la red médica china está dando informaciones fiables rápidamente. Otra cosa es el número de personas afectadas. Es cierto que no es fácil detectar y contabilizar casos, dado que estamos en la epidema anual de gripe y que los síntomas son muy parecidos. Por otro lado, yo si destacaría que la web de salud de la ciudad Wuhan ha ido publicando los números de personas afectadas casi en vivo. Este ejercicio de transparencia me parece impensable en Europa, por ejemplo. Es decir, se nota que hay una voluntad por parte de las autoridades chinas de no repetir los errores con el SARS de 2002. La Comisión Nacional China de Salud ha expresado preocupación en ese aspecto.

 

Sin embargo, otros países como Taiwán, Hong Kong, Japón o Corea del Sur han detectado casos del virus y han dicho que se podría estar rebajando el número de afectados con fines propagandísticos. El caso de Taiwán es significativo, con su expulsión de la Organización Mundial de la Salud precisamente por parte de China. ¿Existen garantías para estar tranquilos?

Puede que se escondan algunos casos. Es pronto todavía para saberlo. Más que Taiwán, que tiene un sistema de salud excelente, el punto caliente me parece que es Hong Kong, porque está muy cerca de donde se produjo la crisis del SARS en 2002 y los controles que se hacen en Hong Kong desde entonces están entre los más exigentes del mundo. También Corea y Japón, junto con Taiwán y Hong Kong, harán de contrapeso y ámbito donde contrastar las informaciones que vayan saliendo de las autoridades chinas. Dicho de otra forma, si los números no cuadran, lo sabremos vía estos países vecinos con sistemas sanitarios más desarrollados.

 

¿Existe un peligro real para la población?

Peligro no, de momento no hay ninguna información que nos pueda llevar a hablar de peligro. Habrá casos en Europa, tenemos que estar preparados. Ya los ha habido en Estados Unidos. Será inevitable, pero tendremos que reaccionar adecuadamente y controlar los casos que puedan detectarse.

 

¿Cuál es la sintomatología del virus?

Estamos hablando de un virus que produce fiebre alta, 39 grados o más, dolor de garganta, dolor en el pecho y dificultad respiratoria. El proceso normal es de unos 14 días. Los 4 primeros días desde la infección debido a la inacción del paciente, 4 de retraso del diagnóstico, y el resto de recuperación.

 

¿Qué tratamiento se deberá seguir?

Es pronto para decirlo, pero parece que por lo que ha salido referenciado, hablamos de antivirales, tratamiento de apoyo y a lo mejor antibióticos. Un tratamiento no muy diferente que el de una gripe fuerte o una neumonía.

 

¿Qué puede hacerse desde Atención Primaria?

Lo importante es la detección. Debemos detectar los posibles casos rápido. Ante síntomas gripales, podemos preguntar sobre antecedentes de viaje, tanto del paciente como de su entorno. También hacer un llamamiento a la calma, no tenemos ninguna evidencia de que la gravedad sea extrema. Finalmente, también recomendar a los colegas que trabajan en Centros de Salud con población china o con gente que se desplace habitualmente a China, que aprovechen para dar consejos preventivos si se tiene que ir cerca de la zona donde se ha detectado el virus, como por ejemplo el uso de marscarilla, lavarse las manos regularmente, y ponerse en contacto rápido con un profesional sanitario si en el postviaje hay algún síntoma sospechoso. Creo que la población diana ante esta semana de Año Nuevo Lunar tendría que ser esta, gente que se va a desplazar a China en los próximos días.

 

¿Respecto a los productos y alimentos que vienen de China o de Asia en general, hay que estar alerta?

Nada hace pensar eso. De momento no sabemos nada más. La Organización Mundial de la Salud se está reuniendo y nos irá dando instrucciones conforme se conozcan más datos. Pero no tendría que haber ningún problema.

 

¡Muchas gracias!

 

Javier Arranz Izquierdo
GdT Infecciosas semFYC
Plan Nacional EnfermedadesTransmitidas Vectores