10 actividades burocráticas para No Hacer en Atención Primaria

Un médico de familia, además de las tareas propiamente asistenciales, preventivas y de promoción de la salud, también dedica tiempo a actividades burocráticas, algunas de cierta relevancia para la atención sanitaria, como los registros en la historia clínica, la emisión de recetas nuevas, o la comunicación de enfermedades de declaración obligatoria, pero otras que no aportan nada a la relación asistencial y roban tiempo a otras actividades más importantes.

Presentamos aquí las recomendaciones de «NO HACER» en materia burocrática que promueven un uso racional de los recursos sanitarios, en este caso el recurso «tiempo» del médico de familia. La selección de estas es fruto del consenso de un grupo de expertos con método Delphi, elegidos entre socios de semFYC de diferentes sociedades federadas autonómicas.

Consulta el documento completo