“Un buen uso de la comunicación reduce la prescripción arbitraria de antibióticos en un 25-30%”

La primera sesión de la Formación a formadores HAPPY PATIENT de los países que forman parte del consorcio del proyecto europeo tuvo lugar en la tarde de este martes. La necesidad de integrar habilidades en comunicación a la práctica clínica y, más concretamente, a la hora de decidir sobre la prescripción de antibióticos, fue el tema abordado.

Nieves Barragán y Lucía Arias, como miembros del Grupo-Programa en Comunicación y Salud de la semFYC, y Sara Anna-Davies y María Rodríguez Barragán, como docentes encargadas de llevar a cabo la sesión en directo, fueron desgranando los diversos aspectos que rodean una comunicación efectiva con el paciente a lo largo de la cita online.

«Una comunicación efectiva mejora la calidad de las consultas y, según la evidencia recogida hasta la fecha, reduce la prescripción arbitraria de antibióticos en un 25-30%», afirmó María Rodríguez Barragán, médica de familia en el barrio de la Mina de Barcelona.

Las ponentes recordaron que, para ello, es esencial tener en cuenta las múltiples facetas de la comunicación en la entrevista clínica, aspectos que este curso abordará durante los próximos días. Los asistentes tuvieron la oportunidad conocer de primera mano cómo pueden aplicarse dichos conceptos a la realidad de sus países: desde la comunicación no verbal hasta el desarrollo de una empatía eficaz, pasando por la escucha activa.

Precisamente, uno de los aspectos más debatidos de la jornada fue el que atañe a la toma de decisiones compartidas y el cómo aplicarla en el caso específico de los antibióticos. En este sentido, se recordó que existen diferencias destacadas entre las sociedades europeas. Así se reflejó con la reflexión lanzada desde Francia por la colega Pia Touboul, del Departamento de Salud Pública y del Hospital Universitario de Niza, quien puso sobre la mesa el debate sobre la idoneidad de compartir decisiones cuando se trata de prescribir, poniendo el foco más en la necesidad de fortalecer la explicación del profesional tras la decisión tomada.

Sara-Ana Davies, médica de familia en el CAP Vallcarca de Barcelona, explicó que, como profesionales «conocer nuestra opinión es crucial, así como expresar nuestro desacuerdo sin crear conflicto, puesto que «cuando se trata de antibióticos, se espera que haya mucha negociación al final de la consulta, por lo que la asertividad va a ser clave».

La formación de HAPPY PATIENT de desarrollará durante las próximas semanas e incluye la puesta a disposición de materiales específicos, casos clínicos, vídeos y presentaciones traducidas al inglés para usarse en los países del consorcio europeo, así como su traducción a las distintas lenguas de cada uno de los países.

Puedes seguir el desarrollo de la formación y consultar los perfiles de las redes sociales del proyecto europeo HAPPY PATIENT.

Descarga aquí el briefing del proyecto [+]

El proyecto

HAPPY PATIENT implementará un enfoque centrado en el paciente, involucrando a los profesionales de la salud, que actúan como primeros puntos de contacto con el sistema de atención sanitaria y son responsables del manejo de las infecciones adquiridas en la comunidad. Su objetivo es reducir en un 40% al prescripción arbitraria de antibióticos en 4 países objetivo con datos elevados en este ámbito (España, Francia, Grecia y Polonia). Los profesionales sanitarios que participan en el proyecto HAPPY PATIENT son:

  • Proveedores de servicios de Atención Primaria de salud, como médicos/as de familia, enfermería y dentistas.
  • Médicos de servicios urgencias del primer nivel asistencial
  • Profesionales sanitarios en residencias
  • Farmacéuticos.

El trabajo del proyecto pondrá a disposición prácticas y materiales enfocados en la interacción más importante en términos de comprensión e implementación de una prescripción y uso de antimicrobianos más responsable para el consumo humano: la interacción entre los profesionales de la salud y los pacientes. Como resultado, se generará un impacto continuo mediante la capacidad inmediata de localizar y ampliar los productos a nivel nacional, regional y local.

Partners del Happy Patient

El Consorcio del Proyecto Happy Patient está formado por el Institut Català de la Salut (ICS) & IDIAPJGol Research Institute, University of Copenhagen (UCPH), University of Southern Denmark (SDU) y su Unidad de Investigación de Práctica General Odense (RUPO), Norwegian Research Center (NORCE), Región Capital de Dinamarca, Rijksuniversiteit Groningen (RUG), Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) y Fundación Canaria Parque Científico Tecnológico (FCPCT), Hospital Universitario de Niza (CHU de Niza), My Family Doctor (Mano Seimos Gydytojas), Universidad Médica de Lodz (MUL) ), Universidad de Creta (UoC), Sociedad Española de Médicos Generales (SEMFYC), Asociación Europea de Farmacología Clínica (EACPT), Centre Hospitalier Universitaire de Rennes (CHU Rennes) y Universidad Internacional de Cataluña – Instituto de Pacientes (UIC).