Cada intento cuenta para dejar de fumar. Every Try counts

Una nueva campaña de prevención y control del tabaquismo ha sido lanzada recientemente por la FDA, “Every Try Counts“, “Cada intento cuenta”, que tiene el objetivo de alentar a los fumadores de cigarrillos a que abandonen el consumo de tabaco a través de mensajes de ayuda, los cuales destacan los beneficios para la salud de su abandono. Tambien en español.

La campaña está basada en una web que tiene recursos para dejar de fumar, como un programa de mensajes de texto, una aplicación móvil, entrenadores capacitados para ayudar a dejar de fumar (con los que se puede comunicar a través de chat en línea o por teléfono), e información sobre medicamentos para dejar de fumar aprobados por la FDA.

Los objetivos de la campaña “Every Try Counts” son cambiar las actitudes y creencias sobre lo que significa dejar de fumar, aumentar la motivación para intentar dejar de fumar nuevamente y alentar a los fumadores a “practicar el abandono”, ya que cada intento los hace más propensos a tener éxito. Los mensajes de la campaña son muy útiles incluso para aplicar en nuestras consultas de medicina de familia y enfermería:

  • Es importante desarrollar la confianza y reducir las barreras mentales para dejar de fumar en los fumadores con mensajes que expliquen cómo, mediante pequeños pasos, pueden abandonar el consumo de tabaco de forma permanente.
  • Hay que replantearse experiencias negativas pasadas como pasos positivos para dejar de fumar.
  • Ayuda el inculcarles a los fumadores que están preparados para dejar de fumar y motivarlos para comenzar a intentarlo lo antes posible y con más frecuencia.
  • Hay que celebrar cada intento para dejar de fumar. Sin emitir juicio de opinión para alentar a los fumadores a seguir repitiendo los intentos, hasta que logren abandonar el consumo de tabaco de forma definitiva.

El enfoque de esta nueva campaña es muy distinto de la anterior de la FDA que comentamos en el blog en la entrada Autopsia de un asesino y consejos de sus víctimas. Hay un giro comunicacional que se aleja del miedo para lograr el objetivo de dejar de fumar. En la anterior campaña de los CDC Consejos de las víctimas se mostraban los testimonios de víctimas reales del tabaco (no eran actores). Mostrando las vidas de aquellas personas que están seriamente afectadas por enfermedades causadas por el tabaco, los CDC pretendían alentar a los fumadores a no fumar, y a los jóvenes a no iniciarse. La nueva campaña tiene un enfoque positivo, lo que reabre el debate sobre cuál es la mejor forma de plantear los mensajes de una campaña sanitaria para producir cambios en las personas. Campañas sanitarias para dejar de fumar (1). De todas formas, en la nueva campaña Every Try Counts nos informan que van a evaluar su resultado al igual que hicieron con la anterior. La anterior campaña no solo logró reducir la morbilidad y la mortalidad atribuibles al consumo de tabaco, sino que también fue una intervención en los medios de comunicación muy rentable. A Cost-Effectiveness Analysis of the First Federally Funded Antismoking Campaign. y CDC.

En nuestro país, y después de muchos años sin ninguna campaña sanitaria para la prevención y control del tabaquismo, el Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad MSSSI lanzó hace pocos meses la campaña #nonsmokingchallenge. En su web nos dicen que “Esta campaña está dirigida especialmente para jóvenes fumadores y no fumadores que buscan desafiar a la sociedad y acabar definitivamente con el nocivo hábito de fumar. La campaña se apoyará en las nuevas tecnologías, principalmente las redes sociales”.

Si comparamos ambas campañas, la americana y la española, se me viene a la mente algunas consideraciones:

  • Consideraciones sobre la audiencia a la que va dirigida el mensaje que determina el mismo. En el caso de la campaña española va dirigida a jóvenes con un mensaje innovador, cercano al lenguaje que emplean los jóvenes. Muy acertado el considerar el abandono del tabaco como un reto social y personal. Aunque una campaña no debe basarse solo en un mensaje “bonito” y a una puesta en escena atractiva para su audiencia.
  • Cualquier mensaje para que un fumador deje de fumar debería estar unido a un sistema de ayuda para el que haga caso al mismo y quiera dejar de fumar. En el caso español no existe tal posibilidad.
  • Toda campaña tendría que tener un sistema de evaluación de resultados. Inexistente en la campaña española.

Para la próxima campaña el MSSSI tendría que tener en cuenta estas consideraciones y contar con la colaboración del movimiento de prevención y control del tabaquismo en España, que seguro que les podemos aportar muchas cosas y mejoramos entre todos el resultado.

 

 

Artículo publicado en el Blog del Programa de actividades preventivas

y de promoción de la salud