Comunicado de la Sociedad Valenciana de Medicina Familiar y Comunitaria (SoVaMFiC) ante la convocatoria de huelga de médicos de familia y pediatras de Atención Primaria en la Comunidad Valenciana

La SoVaMFiC es una sociedad científica comprometida con la Medicina Familiar y Comunitaria y con la Atención Primaria. Nuestro objetivo es el avance de los conocimientos científicos basados en la evidencia que permitan a la ciudadanía alcanzar el mayor grado de bienestar.

Así mismo, tanto la Junta Directiva como la inmensa mayoría de socios, somos médicos y médicas asistenciales, por lo que la situación vivida día a día no está alejada de la realidad, sino que somos buenos conocedores de cómo la crisis de la Atención Primaria está impactando en las familias y barrios.

Es por esto que, ante la convocatoria de huelga de los facultativos de Atención Primaria (ver puntos de negociación aquí) para los días 17 y 18 de enero de 2023, formulada por el Sindicato Médico CESM-CV (actualmente en proceso de negociación con la Consellería de Sanitat), desde SoVaMFiC queremos apuntar algunos aspectos que consideramos fundamentales se tengan en cuenta para garantizar la calidad asistencial de excelencia que los valencianos merecen.

Si bien con reivindicaciones laborales, CESM-CV da un paso adelante convocando, legítimamente, una huelga de los facultativos de Atención Primaria de la Conselleria de Sanitat Pública y Universal de la Comunidad Valenciana, SoVaMFiC quiere poner el acento en otras cuestiones que atañen más al concepto de nuestra especialidad como protagonista indiscutible del primer nivel asistencial.

Numerosas plataformas y organizaciones sanitarias, incluida la SoVaMFiC, hemos diagnosticado la situación del sistema sanitario tanto antes como durante la Pandemia por SARS-CoV-2, y hemos hecho llegar propuestas de transformación y modernización del sistema sanitario.

Varios informes instan al refuerzo de la Atención Primaria, no solo desde un punto de vista conceptual como eje del sistema de salud, sino como el elemento primordial (junto a Salud Pública) de respuesta ante posibles futuras pandemias.

La falta de criterio en la planificación en recursos humanos de años anteriores ha conducido a una profunda crisis del conjunto de la Atención Primaria mediante la devaluación de su figura central: el/la especialista en Medicina Familiar y Comunitaria.

Validando las reivindicaciones sindicales anteriormente mencionadas, el auténtico cambio pasa por acciones de transformación sistémica (también legislativa y normativa) que permitan abordar el núcleo del problema: profesionales, organizaciones y prestigio.

Entre estas acciones SoVaMFiC propone prioritariamente:

  1. Priorizar la tenencia de la especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria en cualquier proceso de concurso o contratación pública, anteponiéndola por delante de cualquier otro facultativo sin título oficial y que sea tenido en cuenta como mérito en las OPE. Éste es uno de los elementos que permitirán a corto y medio plazo prestigiar la especialidad, garantizar la calidad del servicio y la seguridad en la atención a las personas.
  2. Incrementar de forma muy sustancial (hasta un 40% del total de las plazas MiR) las plazas de Medicina Familiar y Comunitaria de acuerdo con los criterios objetivos emitidos por informes independientes y del propio Ministerio. Paralelamente, instan a la mejora de las condiciones laborales de los profesionales en período de formación sanitaria especializada. Dotar de medios y recursos a las Unidades Docentes para emprender tan importante misión.
  3. Ofrecer un plan de estabilidad profesional, que ayude a vincular la actividad profesional de los nuevos especialistas vía MIR en la Atención Primaria de la Comunidad Valenciana. Acreditar más centros docentes (aprovechando el nuevo Programa de la especialidad previsto de implantar en 2023)
  4. Implantación de la asignatura en Medicina Familiar y Comunitaria en todas las facultades de medicina de las universidades valencianas, siendo reconocida como área de conocimiento específica y, por tanto, dotada del profesorado académico necesario capaz de trasladar los valores de la profesión al estudiante de Grado
  5. Promover nuevos modelos de organización profesional que otorguen mayor autonomía en la toma de decisiones de los centros de atención primaria. En un escenario de falta de profesionales se necesitarán nuevos modelos de organización aplicando principios de autogestión, más allá de necesariamente limitar nuestra agenda. Reconocer periódicamente a los centros con mejores resultados en los indicadores de evaluación de la Atención Primaria.
  6. Redefinir las Carreras Profesionales de los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria, para hacerlas deseables, para enderezar el desequilibrio existente en los ratios de 3º y 4º nivel de carrera entre ámbitos hospitalarios y ámbitos de Atención Primaria.

Por último, abogamos por la elaboración de una Ley de Atención Primaria y Salud Comunitaria, siguiendo el ejemplo de Salud Pública (con ley propia). Una ley garantista por el ciudadano, con ejes fundamentales: (Eje 1) Universalidad de la atención; (Eje 2) garantía de desarrollo y evaluación de las dimensiones de la AP (accesibilidad, coordinación, eficiencia, capacidad de resolución, etc); (Eje 3) garantía de cartera de servicios y de la provisión de financiación para cumplir con los ejes anteriores. Una financiación que tal como se ha solicitado hasta la extenuación y siguiendo las recomendaciones internacionales, ha de ascender al 25% del presupuesto de sanidad.

 

Junta Directiva SoVaMFiC

10 enero de 2023