“Los tiempos en los que pensábamos que nuestras experiencias comunitarias no podían trasladarse al molde del artículo científico se han acabado”

Conversamos con la directora de la revista Comunidad, Blanca Botello, acerca de la celebrada noticia sobre la indexación en la base de datos IBECS de esta publicación de la semFYC dedicada a experiencias y estudios en actividad comunitaria. 

Buenos días Blanca, y muchas gracias por concedernos esta entrevista. En primer lugar, felicidades. ¿Podrías explicarnos un poco qué significa para vosotros esta noticia?

Buenos días y gracias a vosotros. Para el proyecto de Comunidad esta noticia significa haber conseguido uno de los objetivos que nos marcamos en el comité editorial, para conseguir más visibilidad entre las revistas científicas y para enriquecernos con más personas que se interesen en publicar en nuestra revista. Es muy importante porque este es un reconocimiento crucial en cualquier proyecto editorial científico. Nos están diciendo “vuestra estándares de calidad científica son muy elevados” y “merecéis más visibilidad”. Es un logro de toda la actividad comunitaria.

 

¿Cuándo tiempo hace que os habíais marcado este objetivo?

Hace años que luchábamos para que este día llegara. Nuestra revista comenzó siendo un espacio donde se publicaban las experiencias PACAP, de una forma podríamos decir que voluntariosa, focalizándose en un inicio en el componente personal. Tras una progresión muy trabajada hemos ido logrando grueso y publicando teniendo en cuenta criterios de calidad. Cristina Caldero y Asensio López hicieron de la indexación uno de los objetivos clave, para aparecer en bases datos, generar más interés y poner, en definitiva, la actividad comunitaria al mismo nivel que otras disciplinas científicas.

 

Ahora que sois una publicación científica indexada, ¿tenéis pensado cambiar alguna cuestión en la periodicidad de publicación (ahora publicáis con frecuencia cuatrotrimestral) o en el acceso abierto a los artículos online?

Creo que vamos a seguir como hasta ahora. Nuestra intención es seguir publicando los artículos de calidad que aportan evidencia y que son interesantes, desde lo local hasta lo global. No tenemos pensado cerrar nuestros contenidos en principio, queremos seguir con todos nuestros artículos en abierto.

 

¿Cómo ayudará la indexación de Comunidad en la investigación?

Pensamos que ayudará a dar visibilidad. No hay ninguna revista como la nuestra. Podemos ser una plataforma que anime y que dé viabilidad a las experiencias comunitarias. No hay duda de que se va a generar un renovado interés en la comunitaria a partir de ahora, también dada la situación epidemiológica en la que nos encontramos. En ese sentido estamos preparando un número especial Covid-19 de cara al próximo mes.

 

Parece que la Atención Primaria va a tener un papel central en la gestión de la pandemia…

Así es, y creemos que la comunitaria debe jugar su papel, tal vez sea la gran oportunidad de la comunitaria.

 

¿En qué va a consistir este número especial?

Nuestra idea es publicar en un tiempo exprés las primeras experiencias comunitarias que tenemos en la gestión de la Covid-19 esta es una oportunidad para que la comunidad lidere la lucha contra el virus, como te decía, desde el ámbito comunitario local. Si hablamos de los Centros de Salud, podemos ayudar a aquellos que tienen una orientación comunitaria a guiar sus acciones todavía más hacía ahí, y a los que no, a que tengan en cuenta todo lo que la comunitaria les puede aportar y que se están perdiendo.

 

¿Cómo ha cambiado la Comunitaria estos dos últimos meses de pandemia?

Estamos viendo todas las actividades que ya existían adaptarse rápidamente al nuevo contexto, y cuando la gestión pase directamente Atención Primaria, se verá mucha más. Estos últimos tiempos hemos estado mucho de puertas a dentro de la consulta, y a partir de ahora tendremos que retomar las redes comunitarias, las redes de apoyo a los mayores, a las instituciones, y empujar desde el territorio a que estas redes informales sigan activas y que sean reforzadas, puesto que en algunos casos hemos visto que las redes formales no han dado la respuesta que se esperaba de ellas.

 

¿Ha cambiado para siempre la forma de actuar de la comunitaria?

Creo que no. En esencia la comunitaria sigue y seguirá siendo igual, pero con otras herramientas.

 

¿Cuáles prevés que van a ser las próximas reivindicaciones tras la COVID-19?

Creo que seguiremos pidiendo más protagonismo. Ya desde el principio de la pandemia se hablaba de la importancia crucial de la comunitaria. Este virus es una oportunidad para gestionar mejor lo que nos llega a los centros y para dotarlos de los recursos necesarios.

¿Qué mensaje te gustaría mandar a la familia semFYC?

Quiero animar a la gente para que dé valor a sus experiencias. La escritura científica y el rigor pueden llevarte a publicar un texto interesante y que acabe impactando en la comunidad científica, tanto en tu gestión dentro de la Atención Primaria como en otros sectores. Tenemos experiencias muy buenas que durante tiempo hemos considerado que eran demasiado difíciles de enmarcar en el molde del “articulo científico”. Ahora tenemos la constatación de que es posible. Los tiempos en los que pensábamos que nuestras experiencias comunitarias no podían trasladarse al molde del artículo científico se han acabado, que podemos dar valor a esta experiencia y publicarla al mismo nivel científico que en cualquier otra disciplina.

 

Blanca Botello

Directora de la revista Comunidad