Constatando la evidencia del impacto de la Medicina de Familia – ¿cuál es nuestra situación?

El artículo de Fragmentos de Política del mes pasado estuvo dedicado a explicar lo que está pasando en diferentes países, y también al lanzamiento de una nueva web que permitirá a los miembros de WONCA compartir los datos de sus respectivos países. Se necesita otros tipos de evidencia para poder evaluar el impacto de las nuevas contribuciones en la Atención Primaria y los médicos de familia.

Uno de los retos más reales al que nos enfrentamos a la hora de investigar y evaluar es la propia complejidad de la vida real – un nuevo servicio en una clínica podría funcionar de forma totalmente distinta que en otra, y eso es gracias a (por ejemplo), que hay países que poseen unos profesionales sanitarios con más y mejor formación, así como a otra clase de pacientes dentro del global de la población, o a un equipo que prefiere colaborar antes que generar conflictos. A pesar del apoyo de la Organización Mundial de la Salud, el conjunto de informaciones sobre los países y sistemas es a menudo limitado, y no son de fácil comparación. Este artículo destaca los componentes que un sistema necesita para ser correctamente mapeado y clasificado para poder comprender porque algo nuevo funciona mejor o no, y hacemos una llamada para reforzar la evidencia de forma que podamos tener conocimiento desde el primer momento de los nuevos hallazgos en la defensa y prestigio de WONCA.

Las cuestiones que varían entre los sistemas sanitarios son:

  • Quiénes son los profesionales sanitarios y qué os lo que pueden hacer – médicos, enfermeras, profesionales sanitarios de la Atención Primaria, secundaria o incluso terciaria. Si aumentamos la cantidad de médicos de familia o los utilizamos de otra forma, eso podría generar la oportunidad para un estudio “previo y posterior”. De forma similar, un “micro estudio” sobre cada forma de asistencia (por ejemplo, cuántas preguntas se hacen en cada consulta, cuántas referencias se hacen y a quién) podría ofrecernos datos útiles acerca de cómo el médico de familia puede realizar más de una tarea dentro de las múltiples necesidades en salud y así reducir las visitas al hospital.
  • Lo que el servicio proporciona – se intenta llevar a cabo una extensión de un servicio clínico que incluye componentes preventivos y de escaneo, y una aproximación más sistemática en lo que respecta a la gestión de la enfermedad crónica con mejores resultados.
  • Cómo se financia la asistencia – más allá de la cobertura de toda la población, los servicios cubiertos, el equilibrio entre “el uso gratuito” y “el pago por servicio” pueden tener impactos muy distintos.
  • Cómo funciona el servicio – tanto a nivel de la gente como de la infraestructura – cómo se gestiona, se mantiene y se actualiza.
  • Quien forma parte y quien no del personal sanitario – teniendo en cuenta cuestiones sobre el estatus, la contratación, la fidelización del personal, así como su absoluta capacitación.
  • Qué se tiene en cuenta y es necesario coordinar – para ofrecer una asistencia de calidad, es necesario que los datos y los servicios estén bien conectados, de modo que los estándares y la aplicación de la asistencia puedan ser monitorizados durante el tiempo.

Todas estas cuestiones pueden variar en cada una de las investigaciones, así que las dos necesitamos garantizar que describimos y medimos las diferentes dimensiones, y también tener indicadores que puedan reflejar los beneficios en cuando estos diferentes componentes varían.

La Iniciativa para la Actuación en Atención Primaria (PHPCI) ha preparado una serie de “Señales Vitales” relevantes para la Atención Primaria, pero no todas esas cuestiones están relacionadas con los médicos de familia y sus equipos, y el trabajo se continúa haciendo conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud para explorar opciones más fuertes y para seguir los impactos de la asistencia.

¿Qué podemos hacer?

Con este fin hacemos un “llamamiento a la evidencia”. Estamos muy implicados para saber si alguien está trabajando haciendo algunas investigaciones que estén evaluando explícitamente el rol de los médicos de familia dentro del servicio. En el caso que estés a punto de publicar en el futuro próximo, por favor comparte tus descubrimientos con los líderes de WONCA para tu país / región / entorno global, para que podamos asegurarnos que podamos tener el máximo posible de evidencia actualizada disponible. Y si no eres un investigador, entonces ayuda a tus colegas académicos tanto como puedas – recogiendo datos, o darles a conocer nuevas oportunidades para evaluar el desarrollo de los servicios que tienen que ver con los médicos y las médicas de familia.

Juntos y juntas podemos crear una situación propicia para el cambio.

Profesoras:

Felicity Goodyear-Smith (Coordinadora del Grupo de Trabajo de WONCA Working Party en Investigación)

Amanda Howe (Presidenta de WONCA)