“En el COVID persistente los síntomas iniciales de la fase aguda persisten más allá de cuatro semanas”, Ana Moragas

Ana Moragas, miembro del Grupo de Trabajo-CAMFiC Infecciosas puso punto y final a la webinar del pasado 16 de marzo con una charla titulada “Manifestaciones persistentes de la COVID-19. Guía práctica clínica”. En ella repasó lo que se sabe a día de hoy del COVID-19 persistente, aunque advirtió que “sabemos poco” porque hay pocos estudios y los que hay son heterogéneos.

Lo que sí se sabe es la definición del long covid: “Aquellos casos en los que los síntomas iniciales de la fase aguda persisten más allá de cuatro semanas”. El problema es que para diagnosticarlo es necesario que tengan PCR o antígenos positivos. “Y en la primera ola, en Atención Primaria no había test, por lo que ahora es complicado diagnosticarlo. Ese es nuestro primer handicap”, recordó Moragas.

La médica de familia quiso aclarar que en covid persistente no se incluyen patologías previas a la enfermedad que hayan empeorado después de pasarlo; pero también los síntomas que han aparecido de manera posterior. Y las secuelas por lesión órgano específica por parte del SARS-CoV2”.

Respecto a las causas de este problema, Moragas afirmó que en la actualidad se desconocen, aunque sí se sabe que “es multifactorial y depende de la predisposición genética; la carga viral persistente, la respuesta inflamatoria; y presentación fase aguda. Se sabe también que es más frecuente en mujeres, con masa corporal alta y de una media de edad de 39 a 57 años”, comentó la médico de familia.

La epidemiología varía, de modo que los estudios sugieren que “está entre el 5% y el 20% más allá de las cuatro primeras semanas, aunque la proporción va bajando” según avanza el tiempo.

Entre los síntomas más frecuentes se encuentran fatiga, dolor torácico descrito como quemazón, dolor articular y muscular, disnia, falta de olor y gusto, alteraciones digestivas como diarrea y vómito, dificultad para concentrarse, pérdida de cabello…. Quienes presentan estos síntomas se encuentran con “dificultad para volver al trabajo y/o a su vida normal. Por lo que se les debe tratar con un abordaje multidisciplinario, que se pueda diagnosticar, acompañar y tratar desde AP”.

Moragas afirmó que aún faltan estudios para saber más de la covid persistente. Y que, al ser una enfermedad tan reciente, aún “no sabemos si van a permanecer en el tiempo, si van a atenuarse o si se van a cronificar”.

 

 

Descarga aquí la presentación completa que realizó Ana Moragas sobre Long COVID [+]

Vuelve a visualizar el WEBINAR en semFYC TV [+]