Declaración de Seúl de la Organización Mundial de Médicos de Familia WONCA acerca del Fortalecimiento de la Atención Primaria

La Declaración de Seúl de la Organización Mundial de Médicos de Familia acerca del Fortalecimiento de la Atención Primaria fue lanzada durante el 22º Congreso Mundial de Médicos de Familia que tuvo lugar en Corea del Sur, entre los días 17 y 21 de octubre y confirma la importancia global y el compromiso internacional para fortalecer la Atención Primaria de salud y conseguir así la universalidad – tal y como quedó expresada en la Declaración de Astaná de la Organización Mundial de la Salud en 2018.

Una Atención Primaria Fuerte (Strong Primary Care, PHC), es considerada un elemento esencial a la hora de conseguir la equidad en salud. Solicitamos expresamente se incluya el término “Médico de Familia” en la Declaración de Astaná (a pesar de que finalmente no se ha podido conseguir), y esperamos que mediante esta Declaración se consigan beneficios duraderos para toda la población mundial.

Instamos a todos los gobiernos y a todos los sistemas de salud que prioricen las necesidades sanitarias de la personas más vulnerables – especialmente, garantizando el acceso a una asistencia sanitaria asequible y efectiva para la población que vive en las áreas rurales, para las mujeres, para los niños y niñas, la gente mayor, las personas discapacitadas, las minorías étnicas, los migrantes, y todos aquellos que a menudo padecen desventajas en el sistema de salud.

El Congreso de Seúl de la WONCA quiere recordar al mundo la importancia de los médicos de familia, porque son los profesionales sanitarios que tienen la formación adecuada para ofrecer una asistencia global centrada en la persona durante toda su vida. Nuestra especialidad es coste-efectiva porque los médicos de familia gestionan las necesidades emergentes de las poblaciones en sus procesos de envejecimiento y el aumento de las enfermedades no-contagiosas a nivel de la cobertura de una Atención Primaria Fuerte.

En ese sentido, la Medicina de Familia también puede llevar y guiar a los otros miembros de los equipos de Atención Primaria con sus habilidades para el diagnóstico y con sus capacidades para la gestión.

Como médicos nos comprometemos a jugar nuestro papel con un compromiso total para hacer que la Atención Primaria de salud sea efectiva, competente, asequible y personalizada. Somos un elemento central para conseguir los objetivos descritos en la Declaración de Astaná.

La WONCA exhorta a los países a invertir en la formación de médicos de familia cualificados a través del desarrollo de la capacidad académica a partir de la facultad de medicina, de las políticas de reclutamiento y retención efectivas, de los programas de capacitación de posgrado y del desarrollo profesional continuo.

 

Esta inversión deberá ir acompañada del:

a. apoyo para la capacitación de todos los miembros de la fuerza laboral de atención primaria de salud;

b. reforma de la atención primaria de salud para lograr servicios clínicos seguros y de alta calidad;c. investigación relevante y nuevas tecnologías que sustentarán la atención clínica de alta calidad.

Las condiciones de trabajo, incluida la remuneración, también deben ser atractivas para los médicos de familia y sus equipos.

Basándonos en la evidencia, la WONCA reafirma que la inversión en los recursos en el sector de la asistencia en Atención Primaria permitirá implementar una asistencia sanitaria que trate al paciente en su globalidad con una Atención Primaria global y que responda con efectividad a las necesidades de la población en todas las comunidades del mundo.