El fomento del uso adecuado de antibióticos en los pacientes de AP ayudaría a frenar el aumento de las bacterias resistentes a los antibióticos

La resistencia a los antibióticos es la habilidad que adquiere una bacteria a la hora de combatir la acción de uno o más antibióticos. Los humanos y los animales, por si mismos, no son resistentes a los tratamientos antibióticos, sin embargo las bacterias de las que son portadores sí que pueden desarrollar esa resistencia. El consumo excesivo de antibióticos puede provocar que se vuelvan ineficacces. Es por eso que desde hace tiempo se han puesto en marcha diversas iniciativas médicas para concienciar de un lado a la población y, del otro, a los propios médicos que son los que prescriben los tratamientos.

Recientemente, la iniciativa del Día europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos recibió el Premio europeo a la Salud como mejor iniciativa sanitaria europea del año. Este premio es otorgado anualmente desde 2007 para  reconocer todas aquella iniciativas entre países del continente que buscan promocionar la cooperación, el trabajo entre países y el desarrollo sostenible. Este año la iniciativa fue escogida per parte de un jurado independiente de expertos sanitarios.

En ese sentido, el director de estos premios, Dr. Andrea Ammon, dijo que se trataba de “reconocer que el Día europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos ha contribuido de forma muy significativa al aumento del conocimiento del uso responsable de los antibióticos y su resistencia como parte prioritaria de las políticas gubernamentales de las autoridades sanitarias en toda Europa y en todo el mundo”, así como de reconocer que desde 2008 hasta 32 países del continente se han sumado a la iniciativa.

AMR

El próximo 18 de noviembre es el Día europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos

Dentro de dos semanas se celebrará en toda Europa el Día europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos. En España se han organizado diversas conferencias y actividades para difundir los buenos hábitos de consumo de estos medicamentos, como la emitida en streaming en 2015 y que puedes consultarse online:

También en la página web del www.ecdc.europa.eu se cuelgan contenidos actualizados de forma regular y, además, hay una sección dedicada especialmente a la Atención Primaria, con una serie de mensajes clave dirigidos a los médicos de familia, entre los cuales encontramos:

  • La resistencia a los antibióticos representa un grave problema de salud pública en Europa.
  • Pese a que el número de infecciones causadas por bacterias resistentes a los antibióticos es cada vez mayor, las perspectivas de contar con nuevos antibióticos son desalentadoras, por lo que se prevé un panorama sombrío en cuanto a la disponibilidad de tratamientos antibióticos eficaces en el futuro.
  • El fomento del uso limitado y adecuado de antibióticos en los pacientes de atención primaria ayudaría a poner freno al aumento de las bacterias resistentes a los antibióticos.
  • La exposición a los antibióticos está vinculada a la aparición de resistencia.
  • La experiencia adquirida en algunos países europeos muestra que la disminución de la prescripción de antibióticos a los pacientes ambulatorios se ha acompañado de una reducción simultánea de la resistencia.
  • Entre el 80% y el 90% de todas las recetas de antibióticos se extienden en las consultas de AP, sobre todo, a pacientes con infecciones respiratorias.
  • Hay datos que demuestran que en muchas infecciones respiratorias no se necesitan antibióticos [16-18] y que el sistema inmunitario del paciente tiene capacidad suficiente para combatir infecciones leves.
  • Algunos pacientes presentan ciertos factores de riesgo, por ejemplo, exacerbaciones graves de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) con aumento de la producción de esputos, que hacen necesaria la prescripción de antibióticos [19,20].
  • La prescripción innecesaria de antibióticos en la atención primaria constituye un fenómeno complejo, pero está relacionada principalmente con factores como una mala interpretación de los síntomas, un diagnóstico incierto y las expectativas del paciente [14, 21].

Consulta todos los contenidos en la página web ecdc.europa.eu.