El médico de familia Marcel Prats publica «Tinc el 78!»

El egarense Marcel Prats ha publicado un libro personal en el que recoge a modo de un aparente diario ficticio, la vida de un médico de familia y su relación con la Atención Primaria desde 1978 hasta un hipotético 2047.


La novela de Tinc el 78! tiene como escenario el barrio de El Raval de la Maurina, un barrio imaginario que el autor confiesa en el prólogo que es utilizado por él como ejemplo durante sus clases para hablar de la Atención Primaria. El barrio en cuestión se nos aparece como un barrio periférico de la gran ciudad, a menudo considerado como una zona de periferia dentro de la periferia, y asistimos a la evolución de sus familias y de sus infraestructuras durante toda una vida.

La novela se inicia en 1978 en un escenario de la época, con una descripción de este barrio arquetípico. Nos encontramos con las pequeñas tiendas de toda la vida, con la carnicería de la señora Marilú, la tienda de ropa de la señora Lucía o la tienda de golosinas de la señora Milagros. Es un barrio donde nadie tiene ascensor y en el que hay que ir a buscar el agua fuera de las casas puesto que el sistema de agua corriente aun no está operativo en las periferias urbanas. La foto de este barrio de finales de los setenta se completa con las procesiones de Semana Santa y con la inseguridad de sus calles. Se trata de la fotografía de un barrio trabajador, del cual la gente no sale si no es necesario para ir a los barrios céntricos, puesto que en sus ya tienen sus cines, sus plazas y sus fiestas.

En este barrio, pues, empieza la historia del protagonista cuando es un niño y tiene que ir al médico. Se trata de un médico llamado “del seguro” y describe el ambulatorio del barrio como un sitio con colas muy largas. Al llegar al centro le dan a la madre de nuestro protagonista el número de turno 78, un número que tendrá su importancia literaria en la construcción del relato.

La descripción del médico de familia es entrañable. Josep Maria Puigdellívol de Vallestrada i Gallofré es el nombre del profesional de la salud de Atención Primaria responsable de todas las familias del barrio. Su abuelo ya era médico y estaba disponible 24 horas al día durante todo el año para atender a las personas que lo necesitaban. Dedicado en cuerpo y alma a la medicina, la gente del pueblo del abuelo le tenían en mucha consideración. Juntamente con el cura y el notario, el médico era respetado y su importancia era vital para la cohesión social de las poblaciones rurales. De igual forma, el hijo del abuelo y padre de Josep Maria Puigdellívol de Vallestrada i Gallofré también fue médico, aunque, siguiendo la dinámica de migraciones de principios del siglo XX, fue a estudiar una carrera a la ciudad. Y, finalmente, como su padre y como su abuelo, el primer doctor que aparece en el libro, heredero de la tradición familiar, conoce a todas las generaciones de las familias de sus pacientes y todas las circunstancias que rodean a sus comunidades.

A partir de este primer 1978, el libro va saltando en el tiempo y va a ir describiendo los cambios progresivos que experimentan las instalaciones sanitarias públicas del barrio así como la evolución humana de sus habitantes.

En 1983 va a aparecer el nuevo doctor, el Doctor Pi, y en 1991 el antiguo Ambulatorio se convierte en un Centro de Atención Primaria (CAP). El libro describe muy bien en una fotografía social muy ilustrativa las conversaciones, reacciones y comentarios de la gente del barrio en los establecimientos que rodean el centro de salud. También asistimos a la evolución de las tiendas y negocios y describen algunas situaciones y vivencias tan curiosas como surrealistas, por ejemplo la aparición del nombre del médico de familia en la página de esquelas del periódico y el correspondiente envío de una corona de flores funeraria al CAP.

Al final del libro, el azar por el cual el número 78 se ha convertido en un importante símbolo que une literariamente la construcción del relato, merece una reflexión del autor. El 78 no solo es el número de espera que le dieron a su madre en al ambulatorio cuando el protagonista era niño, es también el año en que empieza el diario y el número con el que va a terminar el código que tendrá Anna, la nueva responsable de Medicina de Familia de un CAP del futuro en 2047.

Finalmente, en un guiño muy emotivo, el autor nos indica que la fecha de inicio de Tinc el 78!, 6 de septiembre de 1978, es también la fecha en que la UNICEF y la OMS/OPF emplazaron en la Conferencia Mundial de Kazahstan a 134 gobiernos del mundo y a 67 organizaciones mundiales a que reconocieran el derecho a la salud como un derecho básico.

El autor

Marcel Prats nació en Terrassa en 1963. Licenciado en Medicina y Cirugía General por la Universidad Autónoma de Barcelona, es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria y realizó un máster en Dirección de servicios Sanitarios Integrados de ESADE. Durante más de 25 años ha ejercido en la sanidad pública, como médico asistencial en AP y como gestor clínico.

Actualmente es profesor de Medicina de la Universidad Internacional de Catalunya y en el Máster de Gestión Clínica de la Universidad Oberta de Catalunya. También desarrolla tareas de consultoría internacional de proyectos en América Latina.

Dónde comprar el libro

El libro puede comprarse en la web de la CAMFiC y en Amazon.