El Observatorio de Salud Comunitaria y COVID-19 explica su trabajo y conclusiones en la revista Comunidad

Apenas hacía dos meses que había llegado lo peor de la pandemia por COVID cuando, en el seno de la Alianza de Salud Comunitaria, surgió el Observatorio de Salud Comunitaria y COVID-19 (OBSCOMCOVID), un espacio diverso y plural concebido para entender mejor los puntos clave de la salud comunitaria y lo que sucede en diferentes contextos para así desarrollar modelos de trabajo para el futuro. El trabajo y las conclusiones del trabajo de este observatorio se escribe en el Editorial del número de noviembre de la revista Comunidad.

A lo largo de este tiempo se han realizado reuniones periódicas en las que se ha buscado el enfoque comunitario de la enfermedad, en las que han participado profesionales de diversas ramas, así como activistas vecinales, de todo el territorio español, además de personas que ha vivido problemas en primera persona, como padres de niños y niñas con autismo para contar su experiencia durante el confinamiento.

Todo ello tuvo como fruto la publicación, en otoño de 2020, de un manifiesto con el que visibilizar la importancia de la visión comunitaria ante la crisis derivada del coronavirus desde una perspectiva científica. El texto está articulado con una mirada salutogénica y basada en el modelo de activos para la salud; un enfoque de equidad orientado a disminuir las desigualdades sociales en salud y a promover la participación comunitaria.

Tras año y medio de trabajo, el Observatorio ha sacado una serie de conclusiones, que se enumeran a continuación:

  • Incidir en las inequidades en salud y promover la participación social son algunos de los pilares clave en los que seguir trabajando.
  • Es necesario crear alianzas entre profesionales, ciudadanía e instituciones y buscar de manera conjunta como reforzar las redes comunitarias.
  • Para poder avanzar es importante reconocer y dialogar con otras experiencias y conocimientos, con la premisa de no dejar a nadie fuera. 
  • Debemos desarrollar estrategias que nos permitan abordar los problemas estructurales a pesar de la impotencia que nos generan en muchas ocasiones. 
  • Como profesionales debemos asumir labores de abogacía, entendida como intento organizado de cambiar las políticas, las prácticas y/o las actitudes, a través de evidencias y experiencias concretas. 

El artículo completo de la revista se pueden leer en la web de la revista COMUNIDAD.