“Hemos representado bien los intereses de las médicas y médicos de familia”

Conversamos con Elena Polentinos que ha formado parte de las dos últimas Juntas de la semFYC como Vicesecretaria y que desde el último Congreso nacional de la semFYC que se celebró en Málaga en mayo de 2019 decidió apartarse de los órganos directivos de la organización. Nos comenta que han sido unos años muy intensos.

¡Buenos días Elena y, en primer lugar, muchas gracias por respondernos a nuestras preguntas! La primera pregunta es obligatoria. ¿Qué te llevas de todos estos años en la semFYC?

Buenos días. La verdad es que me llevo una experiencia muy enriquecedora, tanto a nivel profesional como a nivel personal. He tenido la gran suerte de poder realizar un trabajo muy intenso con gente maravillosa. Con mis compañeros, en la junta, hemos pasado por momentos muy bonitos y otros muy duros. Sobretodo, quiero recordar a los amigos fallecidos Josep Lluís Piñol y Rafael Martínez de la Eranueva. Estos han sido, sin ninguna duda, los dos momentos más complicado que recuerdo. A parte de eso, me quedo con lo mucho que he aprendido, con esa forma de trabajar en equipo tan participativa y con la satisfacción de haber orientado siempre nuestro trabajo con valores y ética, abriendo la participación a los socios y creciendo conjuntamente.

 

¿Cómo había sido anteriormente tu implicación con la semFYC?

Antes de entrar a formar parte de la Junta de la semFYC estuve trabajando en la SoMaMFyC. A nivel de mi Sociedad Federada pude conocer el funcionamiento de una organización tan compleja como lo son las sociedades científicas, aunque es cierto que la semFYC tiene una complejidad de gestión y actividad mucho mayor. Pero implicarte con tu federada para comenzar está muy bien. En mi caso, y he continuado formando parte del Grupo de Trabajo de la Mujer este tiempo.

 

 

¿Cómo ha sido el proceso que has vivido en la Junta de la semFYC en comparación con tu experiencia previa?

Ha sido muy estimulante. Estos años hemos visto muchos cambios en la organización, hemos apostado por el nuevo modelo de congreso, hemos avanzado en un modelo de gestión y creación más participativo, y desde el congreso de la Coruña he podido ver en primera persona cómo hemos repensado toda la estructura y diseño. Ya se había iniciado este proceso con otros congresos de la semFYC, como los del Grupo-Programa en Comunicación y Salud o el PACAP, que nos habían mostrado que otra manera de organizar congresos nacionales independientes y bien organizados con recursos propios era posible. En ese sentido, hemos apostado fuerte por el Código Ético de la semFYC, y últimamente con el proyecto Compliance y las iniciativas en Salud Planetaria. Creo que con nuestro trabajo participativo de estos últimos años, la semFYC se está convirtiendo en un referente. Por supuesto, también a nivel de Formación hemos apostado mucho, con temas novedosos como el sobrediagnóstico, el sobretratamiento o la actividad comunitaria. Creo que podemos decir que la semFYC está en la vanguardia.

 

¿Qué tipo de liderazgo necesita una organización tan grande como la semFYC?

Hay que tener siempre muy claro que lo primero son los socios. No se puede hacer nada sin ellas ni ellos. Eso significa que tenemos que estar en contacto constante con las Sociedades Federadas, con los Grupos de Trabajo, porque todos juntos somos mucho más fuertes. Por supuesto, cada Junta debe tener una estrategia, pero siempre hay que estar abierto a las aportaciones externas. Creo que este es el liderazgo que necesita una sociedad científica como la semFYC.

 

Dicen que prácticamente cualquier trabajo es como un iceberg. Al final solo es visible el 10% de todo el esfuerzo invertido y el 90% del trabajo hecho se queda escondido. ¿En qué dirías que ha ayudado el trabajo hecho por la semFYC en la mejora de la especialidad?

Pienso que la semFYC hace una labor, a nivel político, a nivel local y a nivel internacional que logra que la Medicina Familiar y Comunitaria y los intereses de los médicos y médicas de familia estén bien representados. En ese sentido, creo que en estos últimos tiempos hemos logrado – todavía más – seguir siendo una referencia para el Ministerio y a nivel de comunicación, ahora somos la gran referencia para la mayoría de medios de comunicación en Estado, incluso en los canales directos para pacientes. La semFYC ha ayudado a que la población y la sociedad en general reconozcan que la Medicina de Familiar y Comunitaria les aporta un gran valor, porque se encarga de su salud y bienestar. También pienso que la semFYC ha seguido mostrando que aporta conocimiento a tutores y residentes y fomenta nuestros valores entre los futuros especialistas. Ha sido un auténtico placer colaborar a poner esta semilla semFYC, que espero que continúe creciendo como en los últimos años.

 

 

¿Durante este tiempo, ¿ha habido algun momento en el que has llegado a una jornada o reunión y has tenido que pensar “dónde estoy”?

(Ríe) La verdad es que no hemos parado de movernos de un sitio para otro, pero no recuerdo estar súper confundida en ningún momento. Y si alguna vez he tenido dudas o me he sentido confundida, he tenido  la gran suerte de que a mi lado había mis compañeros y compañeras para asesorarme.

 

¿Cuál ha sido el momento más eufórico?

Creo que por reciente y porque fue la culminación de muchas cosas, el Congreso de Málaga fue un momento muy dulce, un momento de culminación de muchas cosas, muchos años de trabajo implementando el nuevo modelo de congreso. El éxito del Congreso de Málaga ha sido el resultado del esfuerzo de cientos de personas y un gran punto y a parte para poder seguir avanzando en esta línea.

 

Y… ¡tras el éxito te vas! ¿Querías dejar un buen recuerdo?

¡Son muchos años y hay gente que viene detrás con muchas ganas! Pienso que es bueno dejar que vengan nuevas personas y que aporten su visión y sus ganas de participar. Las renovaciones son buenas. Este era el momento perfecto para dejarlo.

 

¿Qué vas a hacer a partir de ahora?

Creo que volveré a involucrarme en SoMaMFyC y también disfrutaré de otras facetas de la semFYC que no había tenido tiempo de investigar, como el Grupo-Programa en Comunicación y Salud o el PACAP.  Y ahora se ha abierto una oportunidad al estar en la Comisión Nacional de la Especialidad que afronto con gran ilusión y ganas de participar, así seguiré estando de un modo u otro vinculada a la semFYC, de eso estoy segura. Nunca dejaré de estar de un modo u otro vinculada a la semFYC, de eso estoy segura.

 

¿Qué consejo les darías a esas personas que vienen detrás?

Les recomiendo que se impliquen, que participen, que ayuden a los Residentes a hacerlo también, a partir de sus Unidades Docentes, con sus tutores, les insistiría que forman parte de una gran organización, de una gran familia donde siempre van a encontrar a gente que les ayudará, desde sus Sociedades Federadas y sus vocales.

 

¿Tienes algo que decirles a los Grupos de Trabajo de la semFYC?

Quiero decirles que sigan apostando por el rigor, por la investigación, y que estén abiertos a nuevas ideas y a incorporar nuevos miembros con diversos puntos de vista. Ellos son el cerebro de la semFYC, les pido que sigan pensando y creando.

 

¿Un mensaje final?

Quiero dar las gracias a todo el mundo por la confianza depositada en mí y por haberme dado la oportunidad de trabajar en la semFYC.

 

 

Elena Polentinos

Vicesecretaria de la semFYC (entre 2013-2019)