La creación de nuevas especialidades, un error que dificultaría la respuesta ante futuras crisis sanitarias

Las principales sociedades científicas y médicas han firmado un comunicado conjunto ante las últimas manifestaciones realizadas por el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, sobre la creación de nuevas especialidades MIR, entre las que se incluirían Urgencias y Emergencias y Enfermedades Infecciosas. Estas nuevas especialidades se crearían, en teoría, mediante un nuevo Real Decreto de Formación Sanitaria Especializada (FSE) en el que las autoridades sanitarias estarían trabajando en este momento.

Ante este anuncio del Ministerio de Sanidad, las sociedades científicas y médicas del país que han firmado el comunicado quieren manifestar que los médicos y las médicas de familia, internistas, intensivistas y los neumólogos han sido los profesionales sanitarios que han atendido a la inmensa mayoría de los pacientes con COVID-19, dando una respuesta ejemplar en unas condiciones muy adversas y complejas.

Si algo ha demostrado la COVID-19 -afirman estas sociedades, entre las que se encuentra la semFYC – es que contar con médicos especialistas polivalentes ha sido fundamental. El trabajo que los especialistas en medicina de familia, internistas, intensivistas y neumólogos han hecho en equipos profesionales multidisciplinares y totalmente centrados en las necesidades del paciente, ha sido efectivo para frenar y abordar los efectos devastadores de la pandemia

En ese sentido, la semFYC y el resto de sociedades defienden que el modelo de atención integradora y transversal será cada vez más necesario y dará una respuesta adecuada y de primer nivel a otras pandemias como las de la cronicidad o la pluripatología, que desde hace tiempo afectan a nuestro sistema sanitario. 

Para reconocer profesionalmente el trabajo hecho desde ámbitos como Urgencias, se proponen formas más efectivas a la hora de mejorar las condiciones de los médicos y las médicas de familia, como sería la creación de nuevas áreas de conocimiento médico gracias a las Áreas de Capacitación Específicas (ACE).

Esto evitaría una mayor fragmentación de la estructura organizativa y funcional del sistema sanitario, que, sin duda, dificultaría la respuesta sanitaria ante futuras crisis.

 

Puedes leer el comunicado completo aquí [+]