La semFYC pide implantar medidas específicas en los Centros de Salud para hacer frente a la epidemia de gripe

El Grupo de Trabajo en Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria de la semFYC, alerta de que en 10-15 días se alcanzará el nivel de epidemia alta, después de que la tasa global de incidencia de gripe en la semana 52/2017 aumentara a 208, 3 casos por 100.000 habitantes — y supone mantener la fase creciente en la mayoría de de la red centinela nacional, según datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España. El conjunto de profesionales sanitarios están, en estos días haciendo frente a una epidemia de gripe caracterizada por la mutación del virus de la gripe “en esta temporada, el virus que predomina el de la Gripe B (responsable de tres de cada cuatro de los casos), frente a l virus de la gripe A (que está representando sólo uno de cada cuatro) que es el que se ha administrado en las vacunas”, coinciden Josep Mª Cots y Carles Llor, del Grupo de Infecciosas de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, semFYC.

Analizado al detalle, la situación vivida este año se explica por el hecho de que durante la campaña vacunal se administró la vacuna contra los tipos AH1N1 y AH3N2, una parte del virus B Victoria, que eran los previstos para esta temporada. Sin embargo, el predominio de la gripe B Yamagata ha hecho que la vacuna tenga una efectividad del 25%, aproximadamente.

En relación a la posibilidad de anticiparse a situaciones como la vivida en esta campaña, Carles Llor, miembro del Grupo de Infecciosas de la semFYC, señala que “con el nivel de desarrollo y conocimiento que tenemos a día de hoy no es posible anticiparse a situaciones como la que se vive. Se trata de una mutación que sucede cada ocho o diez años, que genera una situación en la que la vacuna tiene menor cobertura”.

A pesar de que este análisis puede hacer que muchas personas planteen la necesidad de vacunarse, por parte de los especialistas en Enfermedades Infecciosas de la semFYC la respuesta es clara: “si tenemos la oportunidad de conseguir reducir un 25% la afectación de la gripe entre aquellos que pertenecen a colectivos de riesgo como son ancianos con enfermedades crónicas, pacientes trasplantados, bebes, es aconsejable vacunarse”.

Cabe destacar desde el principio de la epidemia hasta final de año se han registrado 503 casos graves hospitalizados confirmados de gripe confirmados, según datos del Sistema de Vigilancia de la Gripe en España. Entre estos pacientes ingresados que también formaban parte de los colectivos de riesgo (a los que se recomienda la vacunación), el 63% no habían recibido la vacuna antigripal de esta temporada (la cifra asciende al 67% de los casos fatales).

Modificar los protocolos de atención a los pacientes

Durante estos días en los Centros de Salud se pueden adoptar medidas para atender mejor a los pacientes que presentan cuadros que pueden ser sospechosos de gripe.

“Sabemos que los pacientes acuden a servicios de urgencia de los Centros de Salud y es en las salas de espera un punto caliente para la transmisión de la enfermedad a pacientes que acuden por controles u otras enfermedades”, apunta Josep Mª Cots. De hecho, cabe destacar que según datos de la semFYC, los pacientes crónicos —por tanto susceptibles de padecer cuadros de gripe con complicaciones— suponen el 80% de las consultas en la Atención Primaria.

Para hacer frente a esta situación desde el Grupo de Trabajo en Enfermedades Infecciosas de la semFYC se propone a los Centros de Salud:

• Atender a estos pacientes en salas donde puedan será visitados en consultas específicas para esta situación en los periodos de epidemia

• Habilitar refuerzos de urgencias o demanda aguda sujetos a consultas que presentan cuadros con fiebre, tos, mocos, mal estar, dolor de garganta.

“Este tipo de medidas pueden contribuir a descongestionar parcialmente los otros servicios de urgencia y mejorar el desarrollo de las visitas programadas pero, sobre todo, a reducir la transmisión de la enfermedad a pacientes que no padecen la gripe”, señala Cots.

Prevención y tratamiento

Por parte de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, el Grupo de Trabajo en Enfermedades Infecciosas estima necesario recordar algunas medidas de actuación específicas dirigidas al conjunto de la sociedad para hacer frente a la epidemia de gripe:

1. Lavarse las manos con frecuencia con jabón o soluciones desinfectantes.

2. Taparse la boca y nariz al toser o estornudar con un pañuelo o con la parte interior del codo, en lugar de con las manos.

3. Evitar el contacto directo con un enfermo, y compartir sus utensilios.

4. Ventilar las estancias, y limpiar con más frecuencia las superficies de objetos en donde hayan podido quedar secreciones contaminadas (pomos de puertas, barandillas, botones de los ascensores, etc.)

5. Mantener una alimentación variada y realiza ejercicio físico frecuente o diario, por su relación con un mejor estado de salud e inmunidad.

6. No consumir antibióticos para tratar síntomas relacionados con el resfriado y la gripe, dado que no existen medicamentos específicos.

7. Ante una fiebre de 24-48h emplearemos antitérmicos (como por ejemplo el paracetamol) orientados a mejorar el mal estar y la fiebre.

8. En persones sin factores de riesgo o enfermedades crónicas , se recomienda no acudir a los servicios de urgencias si el estado general está conservado.