Cambio climático: una amenaza a la salud humana y a la Salud del Planeta

A finales de febrero, el IPCC (siglas en inglés del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, el organismo de Naciones Unidas encargado de evaluar la parte científica relacionada con el cambio climático) emitía su sexto informe sobre los impactos del cambio climático en los ecosistemas, la biodiversidad y las comunidades humanas a nivel regional y global (IPCC Sixth Assessment Report: Impacts, Adaptation and Vulnerability).

A nivel europeo, el documento identifica 4 riesgos principales:

  • Morbimortalidad humana y cambios en los ecosistemas debido al calor: la mortalidad y el número de personas en riesgo de estrés por calor incrementará entre 2 y 3 veces si el nivel de calentamiento global pasa de 1,5o Cº a 3o Cº. El incremento de la temperatura, comporta cambios en los ecosistemas terrestre y marino. También se prevé que incrementen las zonas de riesgo de incendio.
  • Sequías y alteraciones de los cultivos: que generarán importantes pérdidas agrícolas.
    El riego estará cada vez más limitado, sobre todo si el nivel de calentamiento global supera los 3o Cº.
  • Escasez de agua: más de un tercio de la población del sur de Europa sufrirá escasez de agua si el calentamiento global supera los 2o Cº, siendo el doble si se superan los 3o Cº. La escasez de agua también supondrá importantes pérdidas económicas en los sectores que dependen del agua y la energía.
  • Inundaciones e incremento del nivel del mar: por encima de los 30 Cº de nivel de calentamiento global, se doblará el número de personas afectadas por las precipitaciones y los desbordamientos de los ríos. Los daños por inundaciones en la costa incrementarán por 10 a final del S. XXI. El incremento del nivel del mar será una amenaza para las comunidades que viven en la costa.
  • El aumento de las olas de calor, las sequías, las inundaciones… alteran la flora y la fauna, exponiendo a los seres humanos a una inseguridad alimentaria y de calidad del agua, que afecta en mayor medida a las poblaciones más vulnerables. El cambio climático incrementa las inequidades en salud.

Este informe publicado por IPCC tiene la intención de dar a conocer la amenaza que supone el cambio climático para la salud humana y la salud del planeta. Y también alertar sobre los riesgos de no hacer nada, por lo que propone pasar a la acción:

  • Cambiar la planificación urbanística: hacer cambios en los edificios, evitar las islas de calor… Las cuidades más afectadas por el cambio climático y el incremento de la urbanización, serán aquellas que ya ahora presentan un plan urbanístico más pobre, con altos niveles de pobreza y desempleo, y falta de servicios básicos.
  • Proteger los ecosistemas.
  • Modificar las prácticas agrícolas y ganaderas.
  • Hacer cambios en el uso de la tierra.
  • Mejorar los sistemas de agua: almacenamiento, reutilización…
  • Mejorar los sistemas de aviso.

Las principales barreras al cambio que identifican son:

  • Los recursos limitados
  • La baja sensación de urgencia
  • La falta de compromiso de los ciudadanos
  • La ausencia de liderazgo político.

Es fundamental que como médicas de familia y comunitaria conozcamos la repercusiones del cambio climático sobre la salud de los ciudadanos y pasemos a la acción: motivando al cambio, siendo líderes, asesorando a nivel político, etc.

Anna Fernández

Coordinadora del Grupo de Trabajo en Salud Planetaria de la semFYC