Entrevista a Javier Bris – Coordinador del Grupo de Trabajo

Entrevista a Javier Bris, coordinador del Grupo de Trabajo de Salud Basada en Emociones

El Grupo de Trabajo de Salud basada en las Emociones es de reciente creación por lo que su coordinador, Javier Bris Pertíñez, nos explicará cómo ha nacido este GdT de la semFYC y con qué objetivos. En esta entrevista, también le preguntamos por la importancia de este aspecto para los especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria.

¿Cómo surge la creación del Grupo de Trabajo de Salud Basada en las Emociones?

La creación de un grupo de estas características surgió hace más cuatro años con algunos compañeros de la Sociedad Madrileña de Medicina familiar y Comunitaria (SoMaMFyC) que acudieron a un curso de Inteligencia Emocional que impartí allí. Entonces consideramos la importancia del cuidado de las emociones para la salud de las personas y también para la salud de los profesionales sanitarios en sus centros de trabajo.

Como resultado de aquello formamos un grupo en la SoMaMFyC del que puedo afirmar que me siento más que orgulloso. Por él han pasado y aún permanecen grandes profesionales con una sensibilidad muy particular hacia la relación que existe entre nuestra salud y el entorno emocional en el que se desenvuelve. Siempre desde un enfoque científico y humanista, como médicos a los que nos preocupa ante todo la salud de nuestra población y también nuestro propio bienestar en el trabajo, es decir, la salud emocional de nuestro entorno laboral.

Desde el GdT Salud Basado en Emociones de Madrid hemos impartido repetidas ediciones de cursos sobre habilidades en Inteligencia Emocional, Coaching, PNL (programación Neurolingüística) a nivel personal y también aplicados al trabajo del médico de familia en general. También trabajamos con estas materias en aspectos concretos como el cambio de hábitos en diabetes o en tabaquismo. E igualmente hemos trabajado en la aplicación de recursos de estas disciplinas para directivos de Centros de salud donde hemos abordado otras cuestiones como motivación, liderazgo, gestión del cambio, etc.

Después de varios años trabajando en estas materias, de aprender y disfrutar mucho con mis compañeros en Madrid, es el momento de seguir creciendo y sumar fuerzas con más compañeros en el resto de España a través de la semFYC

¿Cómo es de importante la salud basada en las emociones para los especialistas en Medicina de Familia y Comunitaria?

Este grupo surge ante la necesidad de responder a cuestiones a las que nosotros nos enfrentamos a diario en nuestras consultas, muchas de las cuales no pueden ser demostradas fácilmente en investigaciones clásicas basados en la evidencia.

Aunque cada vez son más los estudios que consideran la repercusión que tiene el cuidado de los estados emocionales sobre la salud de las personas, soy consciente de que no resulta fácil considerar este hecho porque es muy difícil de medir. Por ejemplo, a casi nadie le parecería extraño tener en cuenta que un exceso de estrés, preocupación o un mal control de la ira pueda ser grave sobre la salud cardiovascular pero sin embargo esto no está incluido oficialmente en ninguna escala de riesgo cardiovascular. Lógicamente la mala gestión de las emociones no se puede cuantificar en los mismos términos que la tensión arterial o el colesterol pero esto no quiere decir que no esté ahí y por tanto es materia de trabajo para los médicos de familia.

Nuestro colectivo profesional se caracteriza por acompañar al paciente a lo largo de todas las etapas de su vida desde que nace hasta que muere. Trabaja paralelamente al transcurso de la vida de sus pacientes y sabe muy bien como todas sus emociones repercuten en su salud. El médico de familia siempre se muestra sensible y receptivo ante la aparición de herramientas que puedan resultarle útiles en estas cuestiones.

¿Qué puede aportar en la práctica asistencial? ¿y en otros ámbitos?

Para responder a esta pregunta me gustaría empezar explicando cuáles son nuestras áreas de contenidos, éstas están recogidas en disciplinas como el Coaching, la Inteligencia Emocional y la PNL (Programación neurolingüística):

El Coaching supone un conjunto de actividades destinadas a instruir, entrenar y acompañar a una persona o un grupo con el objetivo de lograr una meta. El coaching aporta herramientas que cubren el espacio de cambio entre la situación actual y la situación deseada. Su aparición es relativamente reciente y se aplica fundamentalmente en el mundo de la empresa. Apenas se conoce en sector sanitario y sin embargo despierta gran interés entre los profesionales de la salud. El coaching cuenta con herramientas que pueden aplicarse en el mundo de la salud así como en los centros sanitarios considerados como órganos de gestión en las que es preciso utilizar estrategias de liderazgo y motivación.

La inteligencia emocional busca la comprensión y el trabajo de las emociones propias y las de los demás con el fin de obtener resultados positivos. Incluye herramientas destinadas al descubrimiento del propio talento en las habilidades relacionadas con las competencias personales (autoconocimiento, autorregulación, motivación, autoestima) y el desarrollo de las habilidades sociales.

La PNL es una disciplina que estudia la relación de los comportamientos con los pensamientos y las experiencias subjetivas. A partir de ahí tiene la finalidad de encontrar estrategias que faciliten el cambio positivo.

El trabajo de este grupo se ha de centrar en adaptar estos contenidos a las necesidades del médico de familia en su práctica asistencial con el paciente, a su relación laboral en el Centro de Salud y también a su bienestar personal.

¿Cuáles son los objetivos del GdT? y ¿Cuáles van a ser las primeras acciones del grupo?

Este GdT surge con tres objetivos principales:

1. Estudiar la repercusión del cuidado de las emociones sobre la salud de los pacientes

2. Potenciar el talento y las habilidades del médico de familia como experto en gestión emocional de manera que esto también repercuta sobre su propia salud y la de su entorno laboral.

3. También tenemos por objetivo ocuparnos de potenciar el talento del médico de familia en otras áreas necesarias para su desarrollo profesional en el centro de trabajo como por ejemplo la motivación, el liderazgo o la oratoria.

El grupo de trabajo en la semFYC es muy reciente, de hecho a fecha de hoy sólo nos conocemos por mail. Pronto tendremos nuestra primera reunión presencial y podremos establecer un cronograma de trabajo. De todas maneras en el congreso de Gijón ya tenemos un taller de “Coaching en la consulta del médico de familia” que estamos preparando con mucha ilusión

¿Qué espera del GdT, cómo coordinador, durante esta primera fase? O dicho de otra manera, ¿cómo ve al GdT en un año?

Yo creo que hemos de comenzar por un trabajo de formación que sea escalonado y adaptado a las personas que muestren interés por nuestras áreas de conocimiento.

Para ello es muy importante reunir información de calidad. Como antes comenté, en el estudio de la relación entre emociones y salud es más difícil encontrar evidencias científicas que en otras áreas de nuestra profesión por lo que nosotros debemos ser muy cuidadosos con la información con la que trabajamos. Ten en cuenta que no existen guías clínicas ni protocolos que nos avalen. A mí esto me produce un sentimiento de responsabilidad que da un poco de vértigo pero he de reconocer que también me parece apasionante.

A medio plazo apuesto por un programa de formación desde las herramientas que nos brinda semFYC y con toda la extensión necesaria puesta a disposición del perfil profesional del médico de familia. Formación diseñada e impartida desde la perspectiva de los propios profesionales que viven y sienten en su propia carne cuales son las circunstancias en las que se mueve un médico de familia.

A partir de aquí creo que el GdT Salud Basada en Emociones debe aportar lo mismo que el resto de grupos de semFYC: investigación, elaboración de documentos técnicos y las labores participativas o representativas que sean necesarias.

¿Desea añadir algo más?

Me gustaría dar las gracias en primer lugar a la SoMamFyC por darme la oportunidad de formar este GdT hace, como digo, casi cuatro años y también a la semFYC por apoyarnos para dar un alcance nacional a este proyecto tan ilusionante de estudiar la relación entre el ser humano y su salud desde el punto de vista emocional.

Estoy seguro de que las cosas van a ir muy bien. Por mi experiencia, siempre que he trabajado con mis compañeros en estas cuestiones, así ha sido. Quizá sea un sesgo de selección, pero todos los que se interesan por este tipo de cuestiones suelen ser personas entrañables y con un perfil humanista muy profundo.

A mí me gustaría mucho y estoy convencido de que a mis compañeros también, contribuir con nuestro trabajo al crecimiento de nuestra especialidad desde todos los aspectos que afectan a nuestra labor, tanto en el día a día en la consulta como en nuestro entorno personal y profesional.