European restart a heart day: Tus manos pueden salvar la vida de un ser querido

Por segundo año consecutivo el European Resuscitation Council (ERC) organiza el próximo 16 de octubre de 2014 el II  Día Europeo de Atención a la Parada Cardiaca. Bajo el lema Tus manos pueden salvar la vida de un ser querido, se pretende concienciar a la población general del papel esencial que juegan los testigos o primeros intervinientes en el pronóstico y recuperación de una parada cardíaca. En España es el Consejo Español de RCP ( CERCP) el elemento aglutinador de las sociedades, instituciones y grupos que, como la semFYC a través del Programa ESVAP, tienen actividad en RCP y SV en nuestro país.
• En Europa  cada año, alrededor de 350.000 europeos sufren una parada cardiaca fuera de los hospitales
• De estos, un pequeño porcentaje, que no llega al 20% reciben RCP por los testigos que lo presencian.
• Se calcula, que en caso de hacerlo, se podrían reducir hasta un 30% las muertes por paro cardíaco.
Es responsabilidad de todas las instituciones, asociaciones, sociedades científicas, entidades locales, centros docentes, entidades deportivas, etc… potenciar la enseñanza de las técnicas de RCP cada uno en su ámbito.
En este sentido, el Programa de Enseñanza de Soporte Vital en Atención Primaria (ESVAP) de la semFYC tiene como objetivo general primordial promover que los médicos de familia, entre sus tareas, incluyan la enseñanza de las técnicas de Resucitación Cardiopulmonar a la población general a la que prestan su atención y viene desde hace años organizando todo tipo de actividades para la difusión de estas técnicas. Este año el Programa ESVAP se suma, una vez más, a la celebración de II Día Europeo de Atención a la Parada Cardiaca organizando a través de los Grupos de Urgencias de sus sociedades federadas diferentes actividades por toda España para concienciar a la población.
Consejos a la ciudadanía 
Desde el Grupo de Trabajo de Urgencias y Atención Continuada de la semFYC, en un día como hoy, queremos recordar los pasos que debe llevar a cabo cualquier persona que presencie una parada cardiaca, tenga formación en reanimación o no:
1.- Llamar, lo primero es llamar al 112 y comunicar que hay una víctima que no respira, siempre que esto se haya comprobado antes y que no sea peligroso acercarse a la nombrada víctima. Si tienes alguien cerca pídele que vaya a buscar un DEA.
2.- Comprime: coloca el talón de una mano en el centro del pecho, coloca la otra mano encima y entrelaza los dedos. Una vez bien colocado empieza a comprimir fuerte, no te preocupes porque no puedes hacer ningún daño a la víctima y, si tienes la formación adecuada, da dos respiraciones de rescate cada 30 compresiones.
3.- Descarga: si traen un DEA enciéndelo y sigue sus instrucciones.
4.- Sonríe: cuando lleguen los servicios de emergencias continúa hasta que te indiquen que pares y sonríe porque siempre es mejor hacer algo que nada.
Díptico informativo para la población