“La Medicina de Familia Rural es un patrimonio asistencial crucial para garantizar la cobertura sanitaria de toda la población”

La semFYC realizará este sábado 21 de octubre la II Jornada de Medicina Rural en Zaragoza en la que asistirán médicos y médicas de familia rurales de toda España. El programa de esta segunda edición se plantea como un espacio de “debate basado en planteamientos interactivos, flexibles, participativos y próximos por parte de los ponentes”, tal y como señala el Presidente del Comité Organizador y médico rural, Miguel Ángel María Tablado.

Entre los ejes principales del encuentro se halla el análisis de quiénes son los actores implicados y qué funciones asume cada uno de ellos en el cuidado de los pacientes ubicados en el mundo rural; la cuestión sobre el uso de las nuevas tecnologías aplicadas en beneficio tanto del paciente como del profesional y, por último, el análisis de la situación de los residentes y el recambio natural de los médicos de familia rurales.

Para el Presidente del Comité Organizador y coordinador del Grupo de Trabajo en Medicina Rural de la semFYC, Miguel Ángel María Tablado: “La medicina de familia rural es patrimonio asistencial crucial para garantizar de la cobertura sanitaria para toda la población y, en comunidades como la aragonesa, todavía es más importante, dada la importancia que tienen los consultorios y médicos rurales en este territorio”.

La elección de Zaragoza como sede

La realidad asistencial de Aragón es una de las razones por las que se ha elegido esta sede dado que, aunque la mayoría de los médicos especialistas se halla en la provincia de Zaragoza (900 médicos de familia repartidos en 65 Centros de Salud y 293 consultorios) la dispersión demográfica de la Comunidad Autónoma de Aragón en las otras dos provincias aragonesas de Huesca y Teruel hacen frente a los mayores retos para poder cubrir asistencialmente a toda la población: en Huesca hay 322 médicos de familia por 27 Centros de Salud y 312 consultorios; y en Teruel contamos con 261 médicos de familia por 26 Centros de Salud y 263 Consultorios. Esta realidad asistencial se ve reforzada por el hecho de que de los 29 hospitales que hay en la comunidad, 18 se hallen en Zaragoza, y Huesca cuenta con 7, y Teruel con 4.

En lo que a proporcionalidad de médicos especialistas en Medicina de Familia sobre población se refiere, la Comunidad de Aragón cuenta con una media de 8,8 médicos de familia por cada 10.000 habitantes, 1,2 puntos por encima de la media española (7,6 MF por 10.000), aunque lejos de los 9,7, en qué se sitúa la media europea.

En alerta por la jubilaciones

De hecho, la Comunidad de Aragón es exponente de una realidad bastante propia y singular de la España interior: “en las comunidades con población rural existe una gran dispersión de consultorios y, por tanto se requiere de un importante contingente de médicos rurales”, señala Miguel Ángel María Tablado, que añade que “se da el agravante de que nos hallamos frente a una ola de jubilaciones de médicos especialistas en Medicina de Familia que, sí o sí, va a afectar el quién y el cómo se dispensan los servicios asistenciales en el territorio y en igualdad.”

Por este motivo, señala el Presidente del Comité Organizador, “es necesario defender la medicina rural también desde la defensa de una Atención Primaria de calidad dentro del Sistema Público de Salud”, al tiempo que debemos preguntarnos si “la asistencia sanitaria que reciben los habitantes del medio rural es, realmente, la mejor que se les puede brindar”.

Zaragoza: Renovar la “Declaración de Ávila”

En la primera jornada de Medicina Rural de la semFYC, celebrada el año pasado en Ávila, se presentó un decálogo entendiendo una realidad asistencial rural que viene marcada por el hecho de que la población rural en España se sitúa en torno al 20% del total del censo, aunque cubre hasta el 90% del territorio, lo que condiciona la existencia de un conjunto de características especiales, con un perfil profesional propio de médico de familia y de la práctica médica.

Dicho documento, del que se hará una relectura y análisis del nivel de progreso durante la sesión de Zaragoza, defiende que se reconozca a los médicos y médicas rurales como “representantes de una medicina transversal que se reconozcan, sin olvidar la prevención y promoción de la salud, también como un motor en la formación de los propios y futuros profesionales”.

Miguel Ángel Tablado