Médicos de familia debaten en Santiago la demanda creciente de la píldora postcoital

El médico de familia considera que es preciso aprovechar estas consultas para iniciar una anticoncepción reglada y concienciar a las más jóvenes de los riesgos de tener relaciones sexuales sin protección

Pese a que cada existen más métodos anticonceptivos en el mercado, la demanda de la píldora de emergencia sigue aumentando en nuestro país y cada vez es más frecuente en las consultas de los centros de salud. Actualmente, se dispensan al año más de 600.000 tratamientos de píldora postcoital y se estima que hay más de 800.000 mujeres en riesgo de embarazo no planificado. Por este motivo, las Jornadas de Actualización en Medicina de Familia, que durante estos días se celebran en Santiago de Compostela, dedican una mesa de debate a la anticoncepción en el ámbito de la Atención Primaria. Estas jornadas cuentan con la colaboración del Instituto de Formación Novartis y han sido organizadas por las Sociedades Española y Gallega de Medicina de Familia (semFYC y AGAMFEC).

Para el doctor Lorenzo Arribas, coordinador del taller y médico de familia del Centro de Salud La Chana en Sevilla, "en los últimos diez años han sucedido importantes novedades en el campo de la anticoncepción, ya que se han comercialización nuevos métodos y se cuenta con más información sobre métodos ya clásicos. Pero a pesar de todas las posibilidades que existen, y del mayor conocimiento e información que se tiene hoy en día, el uso de la píldora del día después sigue aumentando en nuestro país".

El médico de familia considera que es preciso aprovechar estas consultas para iniciar una anticoncepción reglada y concienciar a las más jóvenes de los riesgos de tener relaciones sexuales sin protección. "El cambio en las costumbres y hábitos de la población y el inicio cada vez más temprano en las relaciones sexuales hacen que sea imprescindible la puesta en marcha de campañas de educación sanitaria para evitar los embarazos no deseados en adolescentes. En este sentido es clave el papel del médico de familia, ya que es el profesional más cercano al paciente y a su entorno. Es importante informar a los adolescentes de que existen centros de planificación familiar y facilitar su acceso a los mismos", afirma el doctor Arribas.

Consumo de drogas

Otro de los temas abordados durante esta reunión ha sido el uso de sustancias con fines recreativos (cannabis, éxtasis, cocaína…) entre personas jóvenes, sanas y socialmente normalizadas, lo que es un fenómeno en auge. Uno de los aspectos que más preocupan a los médicos de familia es la escasa percepción del riesgo entre los consumidores de estas sustancias, debido a que el inicio del consumo sigue siendo a edades muy precoces. "La situación es muy preocupante en la medida que hay una falta de percepción del riesgo y una gran accesibilidad a las mismas", afirma el doctor José Zarco, director Académico de las jornadas y coordinador del Grupo de Intervención en Drogas (GID) de semFYC.

Para este experto, la intervención del profesional de atención primaria debe centrarse en ofrecer orientación a aquellas familias que viven en circunstancias que puedan favorecer el desarrollo de una drogodependencia procurando lograr una detección precoz del problema. "Las administraciones -añade- deberían utilizar tanto los recursos disponibles en los centros de salud como el conocimiento y habilidades de los médicos de familia en el abordaje de estas situaciones de riesgo, sobre todo entre los más jóvenes. Los médicos de familia debemos aprovechar cualquier oportunidad para captarlo y así poder investigar posibles consumos y adecuar el consejo a la situación detectada".