#HemosLeído: Informe: El Limbo de la Frontera. Impactos de las condiciones de acogida en la Frontera sur española. Grupo de Acción Comunitaria

“El limbo de la Frontera”, un informe elaborado por el GAC y Centro Sir[a] y publicado en junio de 2022, concluye que las condiciones de acogida de las Islas Canarias y Melilla atentan contra la integridad psicológica de las personas migrantes que llegan a estos recursos.

 

La acogida, una responsabilidad legal y ética

La migración es en la actualidad una prioridad global y la frontera sur española, por su posición geográfica, al ser frontera Sur terrestre y marítima con África, es para la Unión Europea un enclave estratégico en el marco de las políticas de control migratorio europeas. Las personas que llegan a través de esta frontera han experimentado en múltiples casos graves vulneraciones de sus derechos (discriminación, persecución, esclavitud o explotación laboral, explotación sexual, detenciones sin procedimientos justos, malos tratos o tortura) tanto en sus países de origen como a lo largo del viaje migratorio. Por ello, presentan a su llegada a Europa un sufrimiento psíquico severo y situaciones de especial vulnerabilidad, lo que hace que la acogida en el territorio cobre una gran importancia para la reparación y rehabilitación, conllevando esto una gran responsabilidad ética y legal.

En España existen realidades fronterizas distintas a lo largo del territorio, pues se producen diferencias significativas entre las fronteras peninsulares y aquellas que están fuera del continente europeo: las Islas Canarias y las ciudades autónomas de Melilla y Ceuta. Todas, ubicadas en el norte de África y comúnmente conocidas como Frontera Sur. A lo largo de los últimos años, estos territorios han protagonizado movimientos migratorios descritos como hechos excepcionales, que, de forma generalizada han sido calificados como “crisis migratorias”, a pesar de que estos flujos en este punto siempre se han mantenido constantes.

A raíz de esto, a menudo la acogida se presenta como una respuesta meramente humanitaria de carácter emergencista. Por ello, en el año 2021, el GAC inicia una investigación cuyo objetivo es evaluar las condiciones de acogida de la Frontera Sur española, en la ciudad de Melilla e Islas Canarias, centrándose en el impacto que éstas provocan en las personas migrantes, desde una perspectiva psicosocial y transcultural.

 

El informe: “El limbo de la Frontera”

La investigación realizada se trata de un estudio de carácter médico-psicológico, con perspectiva psicosocial (considerando al ser humano en interacción con su contexto) y transcultural (integrando los elementos culturales en el análisis de la información), que pretende: (1) Analizar las condiciones de vida de las personas acogidas en la Frontera Sur española; (2) Evaluar el sufrimiento psicológico de las personas en el momento de la entrevista y ver la relación entre ese sufrimiento y las condiciones de la acogida; (3) Ver si dichas condiciones, de manera acumulada, podrían corresponder, parcial o completamente a un entorno de tortura, conforme al marco teórico que define este concepto.

El Informe se hizo en base a 110 entrevistas semi – estructuradas realizadas a población migrante alojada en distintos dispositivos de acogida. En Melilla, el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) y un dispositivo temporal ubicado en la Plaza de Toros. En Canarias se entrevistaron a personas que habitaban en diferentes campamentos de reciente implementación:  “Las Raíces”, “Las Canteras” y “Canarias -50”. Además, el informe también se sirvió de entrevistas en profundidad con informantes clave de la sociedad civil. 

 

A través de los resultados puede observarse que las condiciones de los puntos de alojamiento en de las personas migrantes son en muchos ámbitos insuficientes, cabiendo destacar: insuficiente a agua potable o acceso a la misma, alimentación insuficiente o inadecuada, hacinamiento y falta de privacidad, deficitario acceso a la higiene personal y falta de higiene en el entorno, dificultades para descansar, miedo derivado de la inseguridad en los centros. Así mismo existen situaciones de deshumanización por parte de diferentes instituciones, separación de miembros de la misma unidad familiar, y dificultades para la comunicación con el exterior. Se detecta también una ausencia de adecuadas salvaguardas jurídicas en base a la falta de información y recursos.

Todo lo anterior genera un entorno de malos tratos que conlleva impactos físicos e importante sufrimiento psicológico, con reacciones frecuentes de apatía y desmotivación, rabia, desesperanza, miedo y en al menos una de cada cuatro personas autoagresiones o ideas de suicidio, así como un deterioro en la identidad individual y colectiva.

 

El sentido de pérdida de control de la propia vida, es un claro factor de riesgo para desarrollar malestares tanto físicos como emocionales, siendo por tanto un importante determinante de la salud de las personas afectadas por este contexto. 

 

Tras la lectura de este informe, se vuelve imprescindible que desde los Equipos de Primaria brindemos una atención integral que tenga presente el contexto migratorio y las condiciones de acogida a las que han sido expuestas las personas migrantes que atendemos cada día en nuestras consultas, para así comprender y acompañar las vivencias y malestares de estos pacientes. 

 

Conoce el Grupo de Acción Comunitaria y descarga el Informe completo en psicosocial.net/investigacion/frontera-sur/

 

Conoce el Centro Sir[a] de atención a víctimas de malos tratos y tortura en psicosocial.net/sira

 

 

 

Paula de la Fuente García

Grupo de Inequidades en Salud

Programa de Actividades Comunitarias en Atención Primaria PACAP de Asturias