“La Medicina de Familia tiene el poder de cambiar la vida de personas y sociedades”

Introducción del presidente Donald Li:

Para gran parte de los médicos y las médicas de familia de todo el mundo ofrecer una Atención Primaria con visión global de la persona es hoy en día una aspiración, porque los sistemas sanitarios no están centrados en el ofrecer asistencia fuera de los contextos hospitalarios. Este mes, la Profesora Ruth Wilson nos ofrece una inmersión en el amplio papel de los médicos de familia en un gran abanico de ámbitos. Puede que esta función más amplia del médico de familia se olvide fácilmente en los debates globales acerca de cómo conseguir el objetivo compartido de la Cobertura Universal de Salud.

 

 

Medicina de Familia – Más que Atención Primaria

Los médicos de familia, de forma muy acertada, reclaman ocupar una posición central a la hora de proveer la Atención Primaria con los recursos necesarios, puesto que somos los únicos médicos con una formación suficiente para ocupar esta posición. Así como recientemente ya indicó Jan de Maeseneer en esta misma columna (1), hay mucho trabajo por hacer en muchos países para conseguir este objetivo. Todos y todas tenemos este reto por delante para demostrar que tenemos la capacidad de gestionar los ámbitos de la asistencia sanitaria en los que se da por sentado que otros proveedores de la salud, como por ejemplo los profesionales comunitarios, gozan de una mejor posición para tener un primer contacto con la asistencia.

Sabemos de primera mano cual es el valor de una buena Atención Primaria. Vemos los beneficios de los que gozan nuestros pacientes gracias a nuestro trabajo, constatamos su satisfacción con la continuidad asistencial que les brindamos, vemos cómo van siendo más receptivos ante las medidas preventivas y la gestión de su situación crónica mientras nos vamos conociendo más en profundidad. Somos conscientes de que confían en nosotros lo suficiente como para revelarnos sus preocupaciones psicosociales. Además, la evidencia apoya esta clase de asistencia – una reciente revisión sistemática muestra que la continuidad en la asistencia reduce la mortalidad. (2) Tener un médico o una médica de familia asignado alarga la vida.

Sin embargo, ¿pueden los médicos de familia ofrecer algo más que Asistencia en el nivel de Primaria? Por supuesto que sí. Desde Nepal hasta Australia, los médicos y las médicas de familia trabajan en ámbitos en los que existe asistencia secundaria. En mi propio país, Canadá, los médicos de familia son los encargados de subministrar anestesia, obstetricia intraparto e incluso trabajan en los servicios de Urgencias. (3)

Este trabajo en los ámbitos de asistencia secundaria, como por ejemplo los hospitales, ofrece varias ventajas a los pacientes, sus comunidades y a los médicos de familia en general. Si los médicos de familia trabajan tanto en la asistencia primaria como en la secundaria, entonces es más factible que vean los mismos pacientes tanto en el contexto clínico como en el de los servicios de urgencias. Esto mejora la continuidad asistencial y da al paciente la seguridad y el confort de ver una cara familiar.

Para las comunidades, especialmente en las áreas rurales, un médico de familia con una buena formación puede ser el mejor aliado a la hora de proveer una asistencia coste efectiva. Precisamente en estas comunidades no existe un volumen de casos suficientes como para justificar la contratación de equipos sanitarios de especialistas que trabajen a jornada completa, por ejemplo, en obstetricia. Pero los médicos de familia con múltiples habilidades pueden alumbrar muchos sitios y brindar una excelente Atención Primaria.

Para los propios médicos de familia, la oportunidad de trabajar en una variedad de entornos en la misma comunidad mejora las habilidades clínicas. Ver pacientes con presentaciones de enfermedades más agudas les recuerda que una afección diagnosticada temprano en un entorno de Atención Primaria determinado puede salvar al paciente del resultado de una enfermedad que, si hubiera sido tratada antes, habría causado menos morbilidad.

El sistema de atención médica de cada país está organizado de manera diferente y las necesidades de la población difieren, según su riqueza, sus patrones de morbilidad y mortalidad y los determinantes sociales de la salud. En ese sentido, el papel del médico de familia probablemente variará mucho de un país a otro. Ciertamente, la mayor fortaleza de la Medicina de Familia está en ofrecer una Atención Primaria de calidad. Necesitamos continuar luchando por lograr ser la mejor especialidad médica y formar una parte clave en el equipo de Atención Primaria.

A pesar de eso, no es correcto suponer que medicina familiar y Atención Primaria son siempre sinónimos. En países con una población muy dispersada, los médicos llamados “generalistas” con una buena formación son un eje importante de los sistemas hospitalarios rurales y de distrito. En el otro extremo del espectro de la Atención Primaria, el enfoque de la salud poblacional que los médicos de familia pueden aportar también nos conviene en los roles de salud pública. Y, por supuesto, nuestras habilidades en comunicación, nuestra amplia experiencia en la comprensión de la condición humana y nuestra habilidad para resolver problemas también nos sirven para los roles del liderazgo médico.

La Medicina de Familia tiene el poder de cambiar la vida de las personas y las sociedades, no solo a través de nuestras contribuciones centrales como profesionales en Atención Primaria, sino también con nuestras capacidades como médicos capacitados de cualquiera de los eslabones del sistema de atención médica. Nuestros programas educativos y esfuerzos de investigación deben considerar la potencial pluripotencia de los médicos de familia. La Medicina de Familia considera que responder a las necesidades de una comunidad es uno de sus principios. (4) Como organización global de médicos de familia, desde WONCA, continuamos abogando por nuestro papel central en la provisión de una Atención Primaria potente, pero recordemos que la Medicina de Familia, como disciplina, abarca un abanico de habilidades mucho más amplias

 

 

Referencias


 

  1. Jan de Maeseneer Family Medicine, Primary Health Care and Universal Health Coverage: What is WONCA’s role? In my view September 2019 https://www.globalfamilydoctor.com/News/InmyviewJandeMaeseneer.aspx
  2. Pereira Gray DJ, Sidaway-Lee K, White E, et al Continuity of care with doctors—a matter of life and death? A systematic review of continuity of care and mortality BMJ Open 2018;8:e021161. doi: 10.1136/bmjopen-2017-021161
  3. College of Family Physicians of Canada. Family Medicine Professional Profile https://www.cfpc.ca/fmprofile/
  4. Rosser W. Sustaining the 4 principles of family medicine in Canada. Can Fam Physician. 2006;52(10):1191–1197.

 

Ruth Wilson es la ex presidenta de la región de América del Norte de WONCA. Es profesora emérita del Departamento de Medicina Familiar de la Universidad de Queen’s, Kingston, Ontario, Canadá. Actualmente practica la medicina familiar en los Territorios del Noroeste de Canadá.