La semFYC denuncia que el 50% de los locales de ocio no cuenta con barreras eficaces que separen la zona de fumadores

La investigación, presentada en el marco del VI Congreso Nacional de Prevención y Tratamiento del Tabaquismo celebrado en Logroño, muestra que el 57% de los bares y restaurantes están debidamente señalizados, pero que la mitad de ellos no cuenta con una separación física completa entre las zonas de fumadores y no fumadores. De hecho, sólo en un 21% de los locales existe una puerta entre ambas zonas; en un 11% las zonas se dividen por una simple cortina de aire y el 17% restante directamente no cuenta con zona de fumadores.

La encuesta, que se ha llevado a cabo en 12 comunidades autónomas durante la primera semana de octubre, revela igualmente que sólo en un 10% de los locales las zonas de fumadoras cuentan con carteles que anuncian que en su interior está “prohibida la entrada a menores de 16 años”; un 9% no dispone de esta información y el 8,5% no tiene zona de fumadores.
En opinión del doctor Asensio López, vicepresidente de semFYC, “esta ley tiene un largo y esperanzador futuro, especialmente si todas las administraciones sanitarias se comprometen a mejorar estas cifras y en consecuencia a garantizar su cumplimiento al cien por cien. Para empezar, es preciso subrayar la ineficacia de los espacios sin humo que tienen restricciones parciales”.

En el 85% de los 348 bares y restaurantes visitados no se observaron signos de haber fumado en las zonas en las que estaba prohibido y en un 89,5% de ellos no se ha observado nunca a nadie fumando. Pese a ello, en el 62,2% de los locales no se cumple la nueva ley.

Prohibición sin excepciones
Desde la aprobación de la Ley Antitabaco se ha discutido la eficacia de limitar las restricciones en lugares de ocio, como por ejemplo los bares. La postura de semFYC es de firme apoyo a espacios sin humo sin restricciones de ningún tipo. A este respecto, el doctor Francisco Camarelles, coordinador del GAT, recuerda que la implantación de estos espacios ha arrojado un éxito sin fisuras en países de nuestro entorno como Irlanda, Noruega e Italia, en los que el apoyo a la norma incluso ha aumentado tras su introducción. “La ley debe ser clara y no presentar ambigüedades, con señales visuales evidentes y responsabilidades claras y ampliamente reconocidas”.

Madrid, la comunidad que menos cumple la ley
Madrid se sitúa entre las comunidades autónomas que menos cumple la nueva Ley Antitabaco en los locales de hostelería. De hecho, sólo el 7,5% de los bares y restaurantes cuenta con una puerta que separa la zona de fumadores, frente al 22,1% de media del resto de España. Según la encuentra de la GAT, pese a que el 60,3% de los bares y restaurantes de Madrid están debidamente señalizados, en el 22,2% de ellos se han observado signos de haber fumado en las zonas libres de humo.