250 Residentes y Tutores plantean los retos de los médicos y las médicas de familia del mañana

La semFYC reúne hoy y mañana a 250 tutores y residentes de Medicina Familiar y Comunitaria en la sede del Colegio de Médicos de Alicante para abordar los retos futuros de la especialidad que, conforme refleja el programa científico del encuentro, entrañan el aumento de la capacidad resolutiva en la primera consulta, el impulso de la investigación, el abordaje de la entrevista clínica o la preparación de los residentes de hoy para que se conviertan en los tutores del futuro. “Los Residentes son el futuro de una especialidad cuya fuerza viene el hecho que somos especialistas en personas, tanto en la consulta como en la comunidad, dado que somos la única especialidad que aborda el entorno psicosocial del paciente” afirman los miembros del Comité Organizador de las XXIII Jornadas de Residentes y V de Tutores de la semFYC que se celebran en Alicante, día 22 y 23.

A lo largo de estos dos días se tratarán aspectos claves en la formación de la Medicina de Familia y Comunitaria, incluyendo los nuevos retos a los que se deben enfrentar en un futuro próximo. Estos temas se abordarán en mesas y talleres en las que tutores y residentes trabajarán juntos para adquirir competencias y debatir sobre la actualidad en cuestiones docentes. “Nuestro objetivo será que podamos llevarnos las mejores experiencias y contribuir al futuro de nuestra especialidad”, aseguran los miembros del Comité Organizador.

 

Competencias clínicas

Con este objetivo se ha desarrollado un programa que aborda elementos que ahora son tendencia y que acabarán siendo indispensables a corto y medios plazo. Entre estos elementos se incluye el uso de dermatoscopio en la consulta del médico de familia como herramienta para aumentar la capacidad de resolución; cabe señalar, que actualmente se encuentra en fase de implantación el ecógrafo como herramienta de incremento potencial de la capacidad resolutiva de las consultas de Atención Primaria y Urgencias en la mayoría de las comunidades y se estima que el dermatoscopio permitirá reducir todavía más y de forma significativa las derivaciones hacia consultas hospitalarias.

Otro de los temas de actualidad social que incluye el programa es el abordaje de infecciones respiratorias en consulta. Este taller abordará técnicas para realizar un adecuado manejo de la patología infecciosa respiratoria, revisando las técnicas de diagnóstico rápido y de prescripción más adecuada. Cabe señalar que las infecciones respiratorias suponen uno de los principales motivos de consulta en Atención Primaria y que estas han llegado a suponer el 85% de las prescripciones de antibióticos.

Además de las ya señaladas, destacan otras citas del programa como, por ejemplo, las dedicadas al arte de escuchar o a la detección y abordaje de casos de violencia de género, entre otros. En cuanto a los talleres para tutores y residentes, algunos de ellos son “Art-attack en la consulta: mejorando la comunicación a través del dibujo”; o “Síndrome burn-out del residente”.

 

Mesas de trabajo

Por otra parte y como singularidad, en el congreso que reúne a más residentes y tutores de la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria, también se han planificado mesas de trabajo para tutores, que contarán con su propio espacio en el que se abordarán temas a tratar por los formadores de manera exclusiva.

Entre éstas se incluyen temas muy específicos como, por ejemplo, las bases para elaborar un proyecto docente del tutor de residentes, técnicas de tutorización en entrevista clínica (EC) a partir de incidentes críticos o el cribado de las patologías de acción tecnológica o a las apuestas online a través del taller “Abordaje del abuso de las nuevas tecnologías desde el ámbito sanitario. Apuestas online: ¿una epidemia emergente?”.

Por otra parte, se ha planteado una mesa de debate con el objetivo de analizar y buscar mejorar la calidad de la formación de los futuros y las futuras especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria. Este debate surge del abordaje que ahora inicia la Comisión Nacional de la Especialidad para reformar el programa formativo de la especialidad.

Otra de las citas que incluye el programa congresual es la mesa “¡Motívate, hazte tutor! Claves para la acreditación y reacreditación” que persigue debatir los principales aspectos de la formación y acreditación de tutores. El análisis se abordará desde diversos frentes: desde las cuestiones de orden legal sobre el procedimiento, hasta las necesidades de formación y adaptación a los cambios sociales del mundo actual, crisis económica, demográfica, inmigración. En palabras del comité, esta mesa se ha convocado “con el objetivo final de animar a los residentes de último año y jóvenes médicos de familia a convertirse en tutores y contribuir a la formación de las futuras generaciones de médicos de familia”.

La acreditación de tutores es un tema con alta trascendencia dado que debido a la realidad que pone sobre la mesa la pirámide demográfica de la especialidad, con un significativo contingente de médicos de familia por encima de los 50 años, “hay un riesgo alto para la formación de los futuros MF: nos podemos quedar sin tutores”, alerta la vicepresidenta de la semFYC, María Fernández.

 

Mayor demanda ante las jubilaciones

En el trasfondo del encuentro se halla la “realidad demográfica” de la especialidad: La inminente ola de jubilaciones que se espera para los próximos años supondrá un grave problema social si no se actúa. Según los datos del propio ministerio un 27% de los médicos y médicas de familia que ejercían en 2018 tenían más de 60 años.

En el traslado de este dato a la realidad de la Comunidad Valenciana, un 68,7% de los 3.176 médicos de familia en ejercicio en enero de 2018 tenían más de 50 años, según el informe “Estimación de la oferta y demanda de médicos especialistas. España 2018-2030”, promovido por el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y publicado a principios de este año. En la Comunidad Valenciana, se trata de la especialidad con un mayor contingente de médicos por encima de los 50 años por lo que la semFYC reclama medidas de discriminación positiva a favor de la misma, dado que es la especialidad de referencia en los centros de salud de Atención Primaria, así como en Urgencias Extrahospitalarias y en menor medida en las Urgencias Hospitalarias.