La semFYC publica la guía “No Hacer y Hacer en el anciano”, con 15 puntos indispensables sobre la atención al mayor

El grupo de mayor demanda en la atención sociosanitaria en nuestro país —y los de nuestro entorno— es, sin duda, la población de mayor edad. Una población que se caracteriza por su progresiva vulnerabilidad. Teniendo en cuenta este hecho y el dato de que España será en 2060 el tercer país de la Unión Europea con mayor proporción de personas octogenarias, el Grupo de Trabajo de Atención al Mayor de la semFYC ha publicado una guía práctica que incluye 10 recomendaciones de qué no hacer en el anciano y otras cinco de qué hacer.

El objetivo de esta publicación es, según la coordinadora el Grupo de Atención al Mayor de la semFYC, Pilar Regato Pajares, “aumentar la esperanza de vida en buena salud, retrasar la dependencia y favorecer al máximo la autonomía y la calidad de vida en los ancianos”. Porque se trata de un grupo poblacional que genera en la actualidad “más de
un tercio de las consultas de Atención Primaria, con una cada vez mayor demanda de necesidades y complejidad de manejo, en el que los médicos de familia se revelan como uno de los actores principales en el escenario de su atención”, afirma Regato.

Entre las Recomendaciones No Hacer, destaca el consejo de no prescribir de manera sistemática medicaciones o suplementos como el acetilsalicílico, la vitamina D, suplementos orales nutricionales; o antipsicóticos como primera línea en el tratamiento de los síntomas psicológicos y conductuales
asociados a la demencia en el anciano.

En cuanto a las recomendaciones sobre qué Hacer, destacan los aspectos sociales y de su entorno. Por ejemplo, colaborar en la consecución del envejecimiento activo; prescribir ejercicio; o realizar detección y abordaje del aislamiento social y la soledad no deseada en el anciano.

 

La descarga de este documento es gratuito para los socios de la semFYC en este link.