La semFYC publica un monográfico con todo el material realizado durante el primer brote de COVID-19

Durante el primer brote de la COVID-19, la semFYC no solo no paró de publicar, sino que aumentó su producción científica. Porque, como dicen, el presidente de la sociedad, Salvador Tranche, y la Secretaria, Remedios Martín, “no podíamos esperar a que la información llegase solo de las administraciones”.

Gracias al gran potencial del que dispone la sociedad científica, los grupos de trabajo y los programas, numerosos especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria se pusieron a trabajar a contrarreloj. Y consiguieron sacar adelante una serie de documentos y material que ahora se reúne en un monográfico bajo el título “La semFYC en tiempos de Coronavirus. Mayo- marzo 2020”.

Aquellas fueron semanas difíciles, en las que “era necesario aunar fuerzas, las pocas que quedaban después de los intensos días de consulta, para elaborar, consensuar y difundir documentos que facilitasen el conocimiento de la nueva situación clínica y su manejo en la práctica diaria”, comentan Tranche y Martín en la introducción de la publicación.

A lo largo de más de 140 páginas se reúne un material de “incalculable valor para los médicos de familia y los equipos de Atención Primaria en aquellos momentos de incertidumbre y desorientación que generaron sentimientos de inquietud y desconcierto entre los profesionales”.

En un total de 12 apartados se tratan todos los temas que en ese momento se hicieron imprescindibles. Desde los Criterios de atención clínica y de derivación hospitalaria de pacientes diagnosticados
como casos probables de infección por SARS-CoV-2; a Continuidad asistencial al alta en pacientes con diagnóstico de neumonía por SARS-CoV-2; pasando por el Algoritmo de manejo mediante ecografía del paciente con síntomas sugerentes de infección por COVID-19 en Atención Primaria; hasta COVID-19. Hacia un nuevo escenario. Detección y manejo de casos.

Cada uno de estos apartados van documentados con infografías, textos y la bibliografía pertinente. Y todo ello gracias a la generosidad y al compromiso de los autores y autoras de los documentos con la Medicina Familiar, con el sistema sanitario público y con la salud de la ciudadanía.