“Los países que más defienden los Derechos Humanos son los que apuestan más por la Atención Primaria”

Durante el Congreso de la semFYC que celebramos en Málaga entre los días 9 y 11 de mayo tuvimos la suerte e poder entrevistar al Vicepresidente de la Associaçao Potuguesa de Medicina Geral e Familiar, Nelson Rodrigues. 

 

¿Qué te parece el Congreso de la semFYC?

En primer lugar, tengo que decir que los Congresos de la semFYC tiene mucha fama, no solamente en España, si no también fuera de ella. En Portugal todo lo que hace la semFYC tiene un gran reconocimiento. Por ejemplo, las publicaciones semFYC son muy consultadas y seguimos con mucho interés las actualizaciones que se van haciendo.

 

¿En qué publicación piensas?

Estoy pensando en la Guía Práctica de la Salud. Es un libro que consultamos a menudo, porque lo tenemos en el ordenador y la imprimimos cuando dudamos ante lo que le puede estar ocurriendo al paciente. Tenemos esta Guía de la semFYC traducida al portugués y es muy útil para utilizarla en la consulta.

 

¿Qué más te interesa de la Congresos semFYC?

Me gusta mucho la diversidad que ofrece la semFYC. Nunca había estado en Málaga y me está pareciendo una ciudad muy atractiva. Por otro lado, el modelo de Congreso de este año me ha parecido muy interesante. Un congreso totalmente organizado con recursos propios es un hito en la historia que me encargaré personalmente de compartir con mis colegas portugueses y en el ámbito mundial de la WONCA, creo que es maravilloso. Conseguir un congreso tan grande con recursos propios es una apuesta muy fuerte.

 

 

¿Cómo está la situación del Medicina de Familia en Portugal?

La situación de la MFyC en términos científicos es buena, y a nivel de formación también. El problema tal vez se encuentre en la gestión que se hace desde la política de los recursos. Digamos que los políticos quieren un tipo de contrataciones y gestión de recursos humanos que no es eficiente. Hay unidades que no tienen profesionales de enfermería desde 2017. Es importante que los políticos reflexionen acerca del modelo sanitario de Portugal y realicen una reforma profunda del sistema. Tendríamos que apostar más por la Atención Primaria, una reforma que diese más poder a las USF que pueden dar respuesta al 90% de problemas de salud de la población.

 

¿Qué es una USF?

Una USF es una Unidade de Saúde Familiar (Unidad de Salud Familiar), está compuesta por médicos de familia, profesionales en enfermería y secretarios clínicos. En Portugal, se reparten por todas las zonas del país y tienen un contacto directo con la población. Son profesionales sanitarios que se juntan, diríamos que de forma no obligatoria, son personas que se juntan para formar la USF porqué así lo desean, y se unen para formarse, dar asistencia y trabajar en equipo. Deberíamos de tener más USF porque es un modelo que funciona, y deberíamos financiar mejor a las USF para que tengan más tiempo para poder dedicar a los pacientes y para dar músculo al primer nivel asistencial. Es un modelo que funciona, que es coste-efectivo y que ayuda a la salud de la población. El sistema de retribuciones tiene bastante sentido. Cada uno cobra un salario base y después un extra en función de indicadores de desempeño que tienen relación con la calidad de la práctica médica. Esto en USF modelo B. En las USF modelo A no tiene este modelo de salario relacionado con la calidad

 

¿Cómo se reparten?

Hay mucha disparidad. Hay zonas del país que tienen muchos médicos de familia, y otras que mucho menos. En la región de Lisboa las USF pueden ofrecer cobertura a unas 600.000 personas que en estos momentos no tienen médico de familia, aproximadamente. En total, en Portugal, hay unas 750.000 personas sin médico de familia, de una población de casi 10 millones y medio. En el norte de Portugal hay prácticamente una cobertura total, estamos en una situación de plena universalidad de la asistencia sanitaria. A lo mejor hay alrededor de un 7.5% de la población del norte con más dificultades a la hora de obtener asistencia, por una cuestión de recursos, o falta de sustituciones, pero es una realidad casi anecdótica. Tenemos un proyecto llamado Beta, como la letra griega, que quiere fomentar la creación de más USF y la implementación del modelo USF con una reforma política del sistema basada en la Atención Primaria, partiendo de la premisa que lo importante del primer nivel asistencial son las personas que trabajan en él. Tenemos otro proyecto que también es muy interesante enfocado al tiempo del que dispone un médico de familia para ver al paciente.

 

¿Cómo funciona?

Es muy interesante. Hemos analizado la cantidad de tiempo necesario para cada paciente. Tiene que existir un equilibrio razonable para rentabilizar el recurso humano que es el médico de familia, pero tampoco puede ser un tiempo excesivo.

 

¿Demasiado tiempo disponible puede ser un problema?

Si el médico de familia tiene que ver a 2.000 pacientes (exagerando), evidentemente es rentable que los vea en el mínimo tiempo posible, pero sin perder calidad. En todos los países esto dependerá de diferentes variables, de las patologías, del centro de salud donde está, de los índices económicos etc. En total, estamos hablando de 15 variables que pueden influenciar el número de personas de las que un médico de familia puede hacerse cargo. ¿Cuál es el valor aceptable de tiempo que podemos conceder? Puede ser diferente entre países y, también, dentro de los países. Este proyecto que te comento analizaba estas cuestiones. Ya está concluido y es muy importante porque va a lograr no que los médicos tengan más tiempo de forma genérica, si no que tengan el tiempo que necesitan. Esta cuantificación del tiempo que propone el proyecto en mayo 2019 puede que no sea la misma en mayo 2021, uno de los objetivos del proyecto es que haya un listado de tiempos sugeridos para el médico de familia pueda ir adaptándose. Es bastante normal que sea así, la ciencia siempre se mueve, cambia, se adapta…

 

Parecen problemáticas parecidas a las que se enfrenta España…

Sí, pienso que son parecidas. Aquí en España he preguntado y me comentaron que el tiempo del que disponen los médicos de familia es de unos 5 o 6 minutos por paciente. En Portugal, pronto vamos a tener una serie de recomendaciones hechas de forma oficial con respecto al tiempo necesario en cada caso, especialidad, problemática… etc. En este tema diferenciamos primeras y segundas consultas y tenemos en cuenta que, a lo mejor para un paciente, 5 minutos es una eternidad, y para otro, media hora es insuficiente. Si esta normativa temporal se acaba aprobando, personalmente pienso que los tiempos que utilizarán finalmente acabarán incluso siendo menores de lo previsto…

 

¿Menores?

Sí, creo que los tiempos recomendados, si se hacen bien, son siempre superiores a los que, como médicos de familia, acabamos necesitando. Creo que vamos bien, hay que seguir por ese camino.

 

La semFYC y la Asociación Portuguesa de Medicina Familiar son las únicas organizaciones científicas de Medicina de Familia y Comunitaria que están simultáneamente en dos regiones mundiales de la WONCA, en Europa y en Iberoamérica, ¿cuál tiene que ser nuestro papel en Europa?

Yo pienso que nuestro papel tiene que ser parecido en Europa y en Iberoamérica. Creo que como somos médicos de familia, somos científicos, y nuestro rol tiene que ser parecido, tenemos que demostrar que toda la evidencia científica demuestra, de forma clara, que apostar por la Atención Primaria y la Medicina de Familia y Comunitaria mejora la salud de la sociedad, mejora su bienestar y su progreso económico. Creo que nuestro papel tiene que ser el de demostrar y dejar claro que esto es así. Hay figuras que ya lo han hecho, como Verónica Casado, que ha defendido en todo el mundo que la inversión en Medicina de Familiar aumenta la esperanza de vida. Tenemos que tener una fuerza de influencia clara, en la sociedad, pero también entre los políticos. Para los gestores es mucho más fácil decir que invertien en equipos tecnológicos y mostrar que inauguran edificios, complejos hospitalarios y equipos. Tenemos que explicarles que el médico de familia es low tech y high touch, y ¡además somos más baratos! Creo que los países que más defienden los Derechos Humanos son los que apuestan más por la Atención Primaria.

En el caso de Portugal, particularmente, por cuestiones históricas, también tenemos un papel importante en África, en países como Angola, Mozambique, Cabo Verde… creo que sería muy importante hacer un proyecto conjunto entre WONCA Europa y WONCA CIMF para reunir todo el poder político y de influencia necesario para apostar intensamente por los sistemas liderados por los médicos de familia.

 

¿Crees que la relación con WONCA África debería de pasar por la península ibérica?

Sí, claro, sería muy interesante. Por ejemplo, nosotros ahora tenemos un proyecto conjunto con Cabo Verde vía nuestro Ministerio de Salud. En Cabo Verde hay un sistema sanitario frágil, con gran cantidad de médicos de familia que no tienen formación específica. El Gobierno de Cabo Verde, sin embargo, ha apostado fuertemente por una legislación sanitaria basada en la Atención Primaria, en cierto modo más avanzada que la de algunos países europeos. Han diseñado un plan curricular a modo de validación para acreditar a los médicos de familia sin especialidad del país, y han apostado muy fuerte por el primer nivel asistencial. En Cabo Verde, en unos años, veremos cómo lideran los países de su entorno en materia de sanidad. También pienso que nuestra función como sociedades científicas de Medicina de Familia tiene que ser la de acompañar y alertar ante la amenaza del hospitalcentrismo y de la gran cantidad de recursos que se destinan a la Atención Hospitalaria, incluyendo los que son aportados por grandes redes de intereses empresariales. La Atención Primaria no solamente es más barata, si no que es más efectiva y mejora la sociedad.

 

¿Cómo va vuestra relación con Brasil?

Tenemos una relación excelente. Nuestro Presidente irá dentro de poco al Congreso de la SBP.

 

En estos momentos en WONCA World, tenemos un presidente de Hong Kong, Donald Li. ¿Qué oportunidades existen para los europeos en relación a Asia?

Bien, no conozco mucho los modelos sanitarios en Asia, sin embargo, sí que creo que Asia, en general, es la gran apuesta del futuro para la humanidad, y creo que, dado que los modelos europeos son los que garantizan que Europa sea el continente del mundo con menos desigualdad, podemos aportar mucho para ayudar ante los retos a los que se enfrentan China o Japón, por poner un par de ejemplos. En Portugal tenemos muy buena relación con estos países y creo que ésta característica más política puede traducirse perfectamente en una colaboración en el ámbito sanitario. Somos un país que siempre ha estado en contacto con todo tipo de organizaciones en muchos sitios del mundo.

 

¿En Europa estamos enseñando al resto?

Creo que tenemos que enseñar lo que nos ha funcionado, pero probablemente lo más importante sea el cómo se aplica el sistema, siendo conscientes de que nuestras culturas, historias y sociedades son muy diferentes.

 

En muchos de estos países, la medicina tradicional se considera una de las facetas clave de la Medicina de Familia…

Sin duda, hay que respetar la forma de ser de cada país. Pero tenemos que tener claro que la medicina natural tiene que ser científica, si no, no es Medicina. En la cultura científica, pienso que cuando se mezcla de forma irresponsable lo que se entiende de forma errónea como “tradicional” o “natural” se entra en un terreno peligroso. Desde el momento en el que dices “medicina natural” ya estás hablando de medicina y, por tanto, de método científico. Me parece que, por lo que sé, en estos países la medicina tradicional es un complemento a la práctica médica que sí aplica el método cientfico. Este método es el que permitió los grandes avances a las civilizaciones como la ida a la Luna o el desarrollo tecnológico. La llamada medicina tradicional, si no es científica no debe llamarse medicina. Es una cuestión compleja, pero la Medicina es ciencia, y la ciencia es progreso. Yo suelo decir que “Castigat riendo mores”.

 

¿Qué significa?

Es una expresión latina que significa “enmendar costumbres riendo” y que utilizo para demostrar que no tiene sentido hablar de una medicina natural que en realidad no tiene nada de medicina y contraponerla a una Medicina Familiar supuestamente alejada del mundo natural. Esto es falso, la Medicina que practica el médico de familia también se encuentra en la naturaleza. Por ejemplo, en Portugal, nosotros diferenciamos entre el té y la infusión. Cuando la bebida tiene una connotación médica a la bebida, entonces hablamos de infusión.

 

¿Es una cuestión semántica?

La mayor parte de los medicamentos vinieron del mundo vegetal, de las plantas. Y las infusiones tienen propiedades medicinales, claro, pero en cantidades mucho menores que los fármacos. Por ejemplo, una infusión de cáscara de ciruela fluidifica las secreciones respiratorias. Pero muchas veces esas plantas están en ferias medievales, a la venta, para hacer infusiones y el ciudadano común los compra. Pero lo que no sabe es de dónde viene esa planta. ¿Fue cogida en el campo?, ¿Un animal orinó encima?, ¿De qué forma han sido conservadas sus propiedades? ¿Qué credibilidad tiene la personas que las vende?, ¿Cuáles son sus intereses comerciales?. Cualquier medicamento tiene que pasar por una serie de controles establecidos de una forma concreta, y está bajo el control de una autoridad competenente, una Agencia del Medicamento, un Ministerio de Sanidad… etc. Y cada día hay más personas que creen que este vendedor sin títulos que le vende un producto en una feria medieval es experto en algo, y no creen el trabajo científico y objetiva que hacen las agencias oficiales de control de medicamentos. ¿Esto tiene sentido? Aquí debemos repetir “Castigat riendo mores”.

 

¿La medicina natural tiene que ser complementaria?

Como científicos que somos, tenemos que estar abiertos a todas las posibilidades, pero no debemos olvidar de donde venimos. Si la medicina moderna está tan extendida es porque funciona, y claro que hay cosas que se pueden corregir o que podemos reaprender, pero no deberíamos volver a los tiempos de antes de la ilustración en que se actuaba sin evidencia, y casi te diría que por instinto.

 

¿Te parece que este Congreso de la semFYC es un congreso plenamente comunitario?

Creo que hay de todo. La verdad es que no he podido estar en todas partes, hay muchas cosas que quería ver y no he tenido tiempo. Me ha gustado mucho la conferencia de inauguración de Verónica Casado, y me parece muy interesante el tema de los itinerarios, el dividir el programa científico en líneas. Por ejemplo, el itinerario de Sobrediagnóstico y Sobretratamiento es un elmento distintivo de la semFYC, en Portugal no tenemos itinerarios. Los temas científicos del programa me han parecido de gran actualidad, sobre todo los temas de la Bomba de protones, Cardiovascular y anticoagulantes, y las comunicaciones orales presentan una gran variedad, se nota que sois una sociedad muy diversa y rica, que viene de vuestro modelo federal. Finalmente, me ha parecido súper interesante la forma de presentar y enseñar Ecografía.

 

¿Cómo tenéis el tema de la Ecografía en Portugal?

En Atención Primaria está poco desenrollada. Que yo sepa, hay un médico de familia que la practica en Castelo Branco. El resto de los colegas que comienzan a utilizarla son especialistas en Medicina Interna, y la llaman “ecography point of care”.

 

¿Qué más podemos hacer para que vengan más portugueses?

¡Publicidad! A los portugueses y portuguesas nos encanta venir a España. Si explicas un poco los contenidos de calidad que tenéis, no será difícil que vuestros congresos se llenen de médicos portugueses. Y esta es una oportunidad para enriquecernos con vuestra cultura, tan diversa y variada. Aquí podríamos aplicar una frase de Abel Salazar. Él siempre decía que Abel Salazar, un gran médico, escritor, poeta y artista portugués. Él decía que Um médico que só sabe Medicina, nem a Medicina sabe (Un médico que solo sabe Medicina, ni siquiera Medicina sabe).

 

¿Quién era Abel Salazar?

Fue un gran médico portugués, activista político y artista. Utilizaba un estilo muy propio, es muy conocido por sus cartas “charadas”. Unas cartas en las que alternaba ilustración, símbolos e iconos con juegos sintácticos. Es muy recomendable visitar su casa museo en O Porto. Él fue un médico excepcional, porque para él la Medicina lo abarcaba todo, desde la dimensión científica hasta el ámbito cultural y político. Tuvo problemas por su actividad política, precisamente.

 

¿El médico de familia es un humanista?

Sin duda. La medicina y la política son una misma cosa, y las humanidades y la ciencia también. El objetivo de la política es que la gente viva mejor, que lo haga durante más años y que sea más feliz, ¿verdad?. La política es Medicina a grande escala.

La política de verdad, en teoría, sí…

La política persigue el mismo objetivo que la Medicina de Familia que es el de cuidar de las personas de modo que gocen del nivel de salud más alto posible. Entendiéndose salud como el “bienestar físico, psíquico y social”.

 

¿Es mejor?

¡Es mejor! Porque la cultura implica conocer más profundamente al ser humano, en toda su extensión y complejidad. El ejercicio de la Medicina es el ejercicio de la comprensión, no el del juicio.

 

¡Muchas gracias, Nelson!, esperamos volverte a ver pronto.