“Nuestra voz está siendo escuchada al más alto nivel” – Donald Li, Presidente de WONCA Mundial

Desde #noticiassemFYC, nos reunimos con el Presidente de WONCA Mundial, Donald Li, en su clínica de Hong Kong. Nos recibe tras haber visitado a la última paciente de la mañana, en su consulta situada en la calle Queen’s Road del centro de la capital isleña. Tras irse la paciente, Donald nos saluda afablemente y nos invita a sentarnos con él para empezar la entrevista.

 

Hola Donald, y muchas gracias por haber aceptado esta entrevista. ¿Podrías explicarnos un poco de dónde proviene tu amor por la Medicina de Familia y Comunitaria?

Buenos días, y muchas gracias a vosotros. Mi amor por la Medicina de Familia, de algún modo, es un tema familiar. Generación tras generación, en mi familia nos hemos involucrado con la Medicina y la asistencia sanitaria. Mi padre era médico, creo que puedo decir que él era un auténtico médico generalista. En aquel momento, en Hong Kong, no había muchos médicos, y él tuvo que hacer frente a varias situaciones difíciles, incluso asistir partos o hacer cesáreas. Así que yo, desde niño, crecí con estas ideas en la cabeza, las de ofrecer una buena asistencia a lo largo del tiempo, y me hice mayor con los valores de la Medicina de Familia incorporados a mi forma de pensar.

 

¿Así que, de algún modo, se trata de una herencia familiar? 

De algún modo sí, pero lo que más me impresiona, y creo que mi pasión por la Medicina de Familia reside en este punto, es la parte más propia de las relaciones, el contacto con los pacientes, con estas personas que creen en ti. Cuando los pacientes se convierten en tus amigos, es algo increíble. Tengo mucha suerte de poder ver a estos pacientes agradecidos, que a menudo me traen regalos como un pollo, verduras o fruta y que se sientan conmigo y comparten sus miedos, su enojo y su felicidad, y puedo asegurarte que esto es lo más gratificante de nuestro trabajo, el poder entrar en el universo interior del paciente. Creo que cuando un paciente comparte tantas cosas contigo, es porque eres un buen médico de familia. Siempre me río un poco de otros especialistas. Si yo fuera un paciente y tú fueras mi cirujano, te estaría muy agradecido por todo lo que has hecho por mí, abriéndome y arreglándome, pero espero no verte nunca más en mi vida. En cambio, si tú eres mi médico de familia, espero que nos podamos ver pronto y poder seguir hablando de vez en cuando.

 

Es un privilegio… 

Exactamente. Es un regalo de la Medicina de Familia que proviene directamente de sus valores.

 

¿Cómo ves la evolución de los sistemas basados en la Atención Primaria y en la Medicina de Familia desde que lideraste la Academia de Medicina de Hong Kong en 2012?

Han ocurrido muchas cosas en Hong Kong y en China desde entonces. He estado ayudando al desarrollo chino de la Medicina de Familia desde hace, por lo menos, 20 años, y seguimos avanzando. Antes de 2012, había muchas dificultades, nos faltaban muchos especialistas, teníamos médicos no lo suficientemente formados que tenían que enfrentarse a situaciones para las que no estaban lo suficientemente formados. La mayoría de nuestros médicos chinos tenían trabajo y estaban ejerciendo, pero poseían unas carencias notables.

 

¿Qué es lo que se ha conseguido? 

Hace unos 6 años, el Gobierno de China se dio cuenta de que tenía que invertir más recursos en Atención Primaria, porque el sistema sanitario, sin una fuerte base de Medicina de Familia, no podía sostenerse. Así que el Gobierno empezó a poner muchos recursos, cambiando la política y garantizando que todos los hospitales de un cierto tamaño dispusieran de un departamento de Medicina de Familia y Comunitaria. En ese sentido, y de forma gradual, el Gobierno permitió que otros médicos internacionales se unieran al sistema chino de Atención Primaria, e invitaron a muchos especialistas de todo mundo para que viajaran a China y se dedicaran a la docencia.

 

Aprendiendo de los mejores… 

De algún modo, hemos utilizado lo que nos ha parecido mejor de otros sistemas, y hemos utilizado el conocimiento de otros para mejorar el nuestro y adaptarlo a la realidad de China, de esta forma hemos enseñado a los médicos chinos a trabajar mejor para nuestra sociedad. Por ejemplo, con el tema de la asistencia universal de salud, estamos desarrollando el sistema de contrato con el paciente, que persigue el objetivo de conseguir que la universalidad sea posible, al mismo tiempo que promociona el valor del médico de familia en la sociedad.

 

¿Cómo funciona el sistema de contrato con el paciente? 

Imaginemos que tú eres un paciente y estás buscando a un buen médico de familia. Con ese sistema puedes contratar a uno por un precio mensual muy bajo, como con una especie de tarifa plana, digamos. De esta forma, garantizamos que la gente esté buscando activamente al médico de familia más conveniente tanto para uno mismo como para sus familias y, al mismo tiempo, los médicos de familia están motivados a promocionarse dentro de las diversas comunidades para que trabajen con ellos.  De momento, este tipo de contrato no es más que una prueba, pero está dando sus frutos, y es una forma coste-efectiva de garantizar la cobertura universal de salud.

 

¿Cuáles son las mayores barreras para un médico de familia en China? 

Principalmente, el salario y la posición dentro de la sociedad, en comparación con otras especialidades. Pero es que China es demasiado grande para que todo lo que pasa ocurra al mismo tiempo. En aquellos lugares más desarrollados, como Shanghai o Pequín, todavía están aprendiendo mucho de otros países, y a lo mejor, y tal vez más importante, se quiere aprender más. Finalmente, veo diferentes niveles en el desarrollo chino que difieren notablemente dependiendo de las provincias, pero a nivel nacional, la Medicina de Familia va siendo más apreciada y reconocida.

 

¿A qué clase de enfermedades se enfrenta la población China hoy en día? 

De nuevo, pienso que los problemas sanitarios a los que nos enfrentamos son aquellos propios de las sociedades prósperas. Cada día vemos más y más casos de diabetesobesidadmalos hábitos de vida, hipertensiónenfermedades no contagiosas en su mayoría. También nos encontramos con toda clase de problemas de salud mental, y relacionados con el estrés. En China, esta clase de problemas mentales se ven todavía como un tabú. Mucha gente los percibe como algo negativo, o de lo que avergonzarse. Pero poco a poco estamos creando este marco de trabajo para cambiar ese punto de vista. Los médicos de familia son, en ese sentido, muy importantes.

 

¿Qué puedes decirme sobre la Medicina Tradicional China? 

Es una medicina complementaria. Hay muchos elementos para los que la llamada medicina occidental no puede ofrecer un marco confortable para el paciente. Me interesa mucho el poder complementar ambas prácticas médicas, siendo consciente de las limitaciones de la medicina tradicional. Creo que esta es la forma correcta de trabajar. Veremos más progreso en la asistencia sanitaria y en medicina holística cuando entendamos que podemos utilizar ambos conocimientos a un nivel equilibrado.

 

¿Hay suficientes médicos y médicas de familia en China en ese momento? 

En ese momento no. Estamos trabajando en ello. Nuestro objetivo es el de conseguir un personal de médicos de familia de medio millón en unos años, lo que no es fácil, pero lo haremos lo mejor que podamos.

 

¿Cómo te sientes siendo el presidente de WONCA Mundial? 

Es una tarea desafiante y motivadora a partes iguales. WONCA Mundial es una gran organización llena de gente apasionada, con jóvenes médicos, profesores, investigadoresmédicos y médicas de familia de centenares de países y que hablan miles de lenguas. Estoy aprendiendo tanto como puedo de todo ello. Por ejemplo, recientemente estuve en África, en el Congreso africano de WONCA, y estamos deseando poder trabajar más de cerca con nuestros colegas africanos. Los retos a los que se enfrentan ahí son enormes, con una población que se espera que crecerá como ninguna otra en el mundo durante del siglo XXI. Nuestros colegas africanos nos piden herramientas para formarse. Desde WONCA podemos intentar traer un mayor equilibrio, porque la medicina es solidaridad.

 

¿Cuál debería ser la posición de la Medicina de Familia en relación a la Salud Planetaria? 

Es una cuestión muy importante, y en WONCA somos muy afortunados de poder tener un Grupo de Trabajo en Medio Ambiente muy activo. El incremento de la temperatura y la contaminación son un gran desafío para el conjunto del planeta, y en China, debido a la gran población que tenemos, vamos a tener que hacer un esfuerzo tremendo para superarlo. Estamos invirtiendo más que ningún otro país en el mundo en energía verde, y luchamos para conseguir que nuestro desarrollo sea sostenible desde el punto de vista medioambiental. Los médicos de familia pueden ayudar a la ahora de aumentar la conciencia de la población con respecto a los efectos del cambio climático y el medio ambiente. Podemos, en ese sentido, guiar a nuestros gobiernos a través de este proceso.

 

¿El Memorándum de Entendimiento firmado con la Organización Mundial de la Salud, fue un gran logro para WONCA? 

Lo fue, y todavía lo es. Gracias a este acuerdo con la Organización Mundial de la Salud nos aseguramos que las palabras Medicina de Familia y médico de familia – que habían sido eliminadas de la Declaración de Astaná -, se están tomando en cuenta al más alto nivel. La Organización Mundial de la Salud ha reconocido y ha escuchado la voz de WONCA, este es un primer paso. En el mismo sentido, el hecho de que la opinión de WONCA Mundial esté siendo respetada y de que estemos hablando en los foros internacionales donde se toman las decisiones demuestra que somos útiles.

 

El Congreso de la Sociedad China de Medicina de Familia se celebrará a finales de septiembre, y habéis invitado a nuestra médica de familia de la semFYC, Pilar Astier, para que dé el discurso de inauguración. ¿La Medicina de Familia y Comunitaria de España interesa en China? 

La verdad es que no se conoce lo suficiente, aquí cuando se piensa en Europa se piensa en el NHS del Reino Unido. Yo estoy teniendo la suerte de conocer a médicos y médicas de la semFYC y por eso hago promoción del SNS de España a mis colegas. La verdad es que poco a poco voy detectando más interés en vuestro sistema, basado en una Atención Primaria fuerte y coordinado por una excelente Medicina de Familia y Comunitaria. Por eso invitamos a Pilar Astier, que también es la coordinadora del Grupo de Trabajo de WONCA Mundial en Seguridad del Paciente y una voz muy autorizada en ese ámbito. Pienso que tenemos mucho que aprender del modelo español y, para aprender, lo primero que hay que hacer es dar a conocer.

 

Pilar Astier hablará sobre la seguridad y la calidad asistencial. ¿Por qué es importante este tema en China? 

Pienso que es un tema importante en todo el mundo, y poder disponer de una de las mayores expertas en la materia es un lujo que desde el Congreso de Medicina de Familia de China queríamos permitirnos.

 

Una pregunta final, y muchas gracias de nuevo por tu tiempo. La música es una de tus grandes pasiones. ¿Crees que vas a tener tiempo de volver a tocar el celo y el clarinete antes de jubilarte? 

(Ríe). No lo creo. No pienso que vaya a tener tiempo libre hasta entonces. Voy a escuchar música, sin duda, pero no creo que pueda tener mucho tiempo para tocar. Ahora sí que paso un poco de tiempo cocinando. Me encanta. Es una muy buena forma para mantenerte creativo y para producir algo muy especial que después puedes compartir con alguien más.

 

Y asegurarte de que vas a comer un buen plato de comida. 

Sin duda. Y delicioso, también.