Nuevo Tratado de Medicina de Familia y Comunitaria

Durante la presentación del texto, la Dra. Casado ha remarcado la importancia de establecer las áreas competenciales del médico de familia, que ha enumerado en competencias esenciales –comuniación, razonamiento clínico, bioética, y gestión de la atención-; competencias de atención al individuo, a la familia y a la comunidad; y competencias de docencia, formación e investigación.
Casado ha remarcado también la importancia de recuperar académicamente áreas competenciales y formativas propias del médico de familia, que han ido adquiriendo otros especialistas. ”Este libro pretende no sólo formarnos sino recordarnos qué somos, qué compromisos tenemos y, además, intenta hacer lo que otros textos llevan también tiempo intentando, que es recuperar académicamente áreas competenciales y formativas que nunca debimos perder”, ha destacado Casado.
En este sentido, la Dra. Verónica Casado insiste en que ”los especialistas en acné, síndrome agudo coronario, dispepsia, hipotiroidismo, depresión, medicina preventiva clínica, cuidados paliativos o urgencias son también los médicos de familia. Y añade: ”esos campos de actuación en sus definidos niveles de resolución son nuestros y nunca debieron dejar de serlo en el ámbito académico”.