¿Por qué han aumentado las muertes relacionadas con la Hipertensión?

Las enfermedades del sistema circulatorio se han mantenido como la primera causa de muerte con una tasa de 267,6 fallecimientos por cada 100.000 habitantes (INE 2015); siendo de gran importancia su prevención. La prevención cardiovascular se define como un conjunto de acciones coordinadas dirigidas a la población o a la persona con el fin de disminuir su riesgo cardiovascular, minimizar el impacto de la enfermedad cardiovascular y las discapacidades asociadas; Para su manejo integral es necesaria una valoración global de paciente.

La Hipertensión arterial se define, esencialmente, por elevadas cifras de presión arterial (PA) estimadas de forma convencional. Estos valores se basan en la evidencia de ensayos clínicos aleatorizados que objetivaron una disminución de morbimortalidad cardiovascular mediante la reducción de unas cifras tensionales a partir de ciertos límites. Las cifras para el diagnóstico de la HTA difieren según los métodos de medida de la PA .

  1. 140/90 mmHg con la toma de la PA en la consulta.
  2. 135/85 mmHg si consideramos los valores de la automedida (AMPA), o los valores diurnos en la MAPA
  3. 130/80 mmHg con medias de 24 horas en la monitorización ambulatoria (MAPA),o  > 135/85 en el periodo actividad  o 120/70 mmHg en el periodo descanso.

Aunque es cierto que la HTA es uno de los factores de riesgo más asociados a la enfermedad cardiovascular, no hemos de olvidar que este factor de riesgo va íntimamente ligado a la edad. Con el envejecimiento de las personas y el aumento de la población mundial es también lógico predecir que el número de pacientes hipertensos ha aumentado desde 2005; y por tanto también el número de pacientes que sufren y mueren por alguna enfermedad relacionada con la HTA.

El control de dicho factor de riesgo es aún insuficiente pero a pesar de eso, hay que destacar que desde el año 2000, el número de pacientes controlados en nuestro país se ha duplicado.

Otro aspecto relevante, es que la HTA no se puede considerar como un factor aislado, sino que con frecuencia coexiste con otros factores, produciendo un efecto sumatorio en el desarrollo de enfermedad cardiovascular.

El cálculo del riesgo cardiovascular se valora a través de una herramienta  que predice la probabilidad de que un paciente concreto pueda padecer un evento de tipo aterosclerótico (coronario, cerebral o vascular periférico) en un determinado periodo que generalmente es de 5 a 10 años, y en la que se tiene en cuenta este efecto conjunto de los distintos factores de riesgo.  Estas herramientas son muy útiles y accesibles a los profesionales de Atención Primaria y permiten estratificar a los pacientes en función de su riesgo, establecer los criterios de tratamiento farmacológico o marcar objetivos de control convirtiéndose en una herramienta asistencial básica en las consultas de Atención Primaria.

Las guías europeas proponen la tabla SCORE para cuantificar el riesgo cardiovascular, que está calibrada para población española, existiendo otras herramientas de cálculo del riesgo como son: España hay  existen otras tablas diferentes tablas adaptadas: La tabla REGICOR, o las obtenidas del estudio el FRESCO y del  estudio ERICE.

Desde el año 1997 el grupo de expertos de prevención cardiovascular, del programa de actividades  preventivas y promoción de la salud de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (PAPPS) publica las  recomendaciones de cribado, control y tratamiento de las enfermedades cardiovasculares dirigidas a disminuir su morbimortalidad. Las últimas recomendaciones se realizaron el año 2016 donde se recomendó el calculo del riesgo cardiovascular a todos los adultos de más de 40 años  que no tengan una enfermedad cardiovascular mediante la tabla del SCORE o REGICOR.

El PAPPS recomienda la confirmación de la cifras elevadas de la PA tomada en la clínica por medio del MAPA, excepto en los casos en que es necesario el tratamiento farmacológico inmediato, también se admite el AMPA como alternativa cuando no hay disponibilidad de la MAPA.

Tanto las tablas como las guía  dan una información muy  útil para el tratamiento  mas adecuado. En ocasiones hay dificultades para el seguimiento de las recomendaciones en la práctica clínica,  siendo muy importante la difusión a los profesionales que las tienen que implementar. Gracias a la informatización de la historia clínica ha incrementado la utilización de las mismas.

La prevención cardiovascular debe realizarse en todos los niveles asistenciales del sistema sanitario, ocupando la Atención Primaria un lugar estratégico para la atención a los pacientes cardiovasculares tanto en la detección, tratamiento, adherencia y seguimiento.

Grupo de Trabajo en Hipertensión Arterial de la semFYC

Consulta la página web del GdT en HTA