¡Practica SHARE! El arte de compartir decisiones en el encuentro clínico

Todos los días, durante el encuentro clínico, los profesionales de la salud y las personas y familiares que atendemos en la consulta, tomamos decisiones que tienen que ver con la salud.

Algunas veces, los pasos a seguir son claros. Sin embargo, es frecuente que nos encontramos con decisiones que conllevan una gran incertidumbre. Estas decisiones pueden estar presentes en diversos contextos/situaciones del encuentro clínico, desde solicitar una prueba de screening (como el PSA), tratar o no una enfermedad aguda (como una faringitis), decidir entre distintas alternativas terapéuticas en una enfermedad crónica, hasta decisiones de tipo social como el ingreso en una residencia, o de gran trascendencia, como decidir la forma en que se desea morir.

Por otra parte, los pacientes desean tener más información y participar más activamente en la toma de decisiones. En estos últimos años se ha extendido el concepto de Toma de Decisiones Compartidas. Existen múltiples definiciones. Una de ellas lo define como una conversación entre clínicos y pacientes en la que hay al menos dos partes involucradas que piensan, hablan y sienten juntas cómo resolver una situación para alcanzar una solución que tenga sentido intelectual, emocional, y práctico (Ver a Victor Montori en Aquí tomamos decisiones Aquas blog).

Las Herramientas de Ayuda para la Toma de Decisión (HATD) son instrumentos para pacientes que se han desarrollado para ayudar a comunicar la mejor evidencia científica disponible en ciertas situaciones. Su objetivo es proporcionar información equilibrada sobre las opciones disponibles y sus beneficios y riesgos para apoyar a la toma de decisión y mejorar su participación. Deben cumplir ciertos criterios de calidad que han sido estandarizados (1) . Aunque las HATD no lo garantizan, facilitan tener una conversación basada en la evidencia con nuestros pacientes. Han demostrado ser útiles en contextos de Atención Primaria, añadiendo poco tiempo a la consulta y aumentando la satisfacción de profesionales y pacientes (2).

Sin embargo, hay muchas situaciones en las que no disponemos de HADT en las que es posible y deseable aplicar la TDC. A partir de un modelo desarrollado por la AHRQ (Agency for Healthcare Research and Quality), hemos realizado una adaptación para guiar la conversación entre clínicos y pacientes y facilitar la toma de decisiones compartidas en la consulta.

El modelo SHARE consta de los siguientes pasos:

· Identifica Situaciones del encuentro clínico para invitar a compartir decisiones

· Habla claro sobre números y opciones. Haz de la incertidumbre una oportunidad de diálogo.

· Aclara sus valores y preferencias. Atiende sus emociones. Acompaña el proceso.

· Resume, recapitula. Respeta su ritmo. Si es posible alcanzad juntos una decisión.

· Empodérale para que pueda implementar su decisión. Evalúa si la solución encaja:

Ten en cuenta que se trata de un proceso dinámico y que las decisiones pueden cambiar.

En la tabla 1 encontrarás una guía/chuleta para ayudarte a poner en práctica una conversación‘SHARE’.

Bibliografía


1. Manual con criterios de evaluación y validación de las herramientas de ayuda para la toma de decisiones (basado en los criterios del International Patient Decision Aid Standards (IPDAS)

2. Resumen sobre Légaré F y Thompson-Leduc P(Twelve myths about shared decision making. Pat Edu Couns 2014;96:281-6) Algunos mitos sobre decisiones compartidas

Autoras

Valeria Pacheco Huergo y Ana Carvajal de la Torre

Médicas de Familia en Barcelona y Coruña

Miembros de Grupo Comunicación y Salud

Miembros de Shared @ Shared Decision Making Network