Prioridades rurales y progresos – una lección del desarrollo en Australia

Desde hace muchos años, WONCA tiene un Grupo de Trabajo en Medicina Rural, y este es muy activo – cada año organiza un Congreso mundial, mantiene intensas comunicaciones y presencia en las redes sociales, también tiene una relación muy especial con los Movimientos de Jóvenes Médicos de Familia (Rural Seeds), y ofrece recursos como los recogidos en la Guía Educacional de Medicina Rural. Su lema es el de “salud para la población de los medios rurales en todo el mundo”, y, para WONCA, como organización global, una de las voluntades clave de su defensa es la de garantizar que los gobiernos reconozcan la importancia de la Medicina de Familia y de su personal sanitario a nivel rural. Es por esa razón que debemos celebrar el hecho de que el Profesor Paul Worley, miembro del Grupo de Trabajo en Medicina Rural, haya sido elegido como el Primer Comisario de Salud Rural de Australia. Paul es reconocido por su carrera en la práctica rural como médico y académico, así como en la práctica rural en general: fue Decano de la Universidad de Flinders entre los años 2007 y 2017, anteriormente fue el Presidente de la Asociación de Médicos Rurales (Sud de Australia), uno de los miembros fundadores de la Facultad de Medinca Rural RACGP y Vicepresidente de la ACRRM y, más recientemente, también fue propuesto como Director Ejecutivo de Servicios Médicos de la Red de salud de Australia del Sur.

Yo, como Presidenta de WONCA, visité el programa de Paul en Flinders en el año 2000 para entender la forma en que éste estaba mejorando el aprendizaje tanto para los estudios teóricos como para las comunidades que los estaban recibiendo, y encontré inspiración para un trabajo que después tuvo lugar en un programa parecido en el Reino Unido. A Paul le apasionaba la importancia de sacar a los estudiantes y residentes y llevarlos a las comunidades rurales para ayudarles a aprender una forma llena de significado ante las necesidades de los pacientes y los valores del servicio rural.

Entre los puntos principales que fueron introducidos en su discurso inaugural también se incluyó su intención para seguir mejorando los itinerarios formativos para la práctica rural generalista, diseñados tras muchos años de experiencia intentando creando la necesidad de formarse en la práctica de la Atención Primaria en el ámbito rural desde el inicio de la formación médica. Él también reconoció activamente la experiencia de las poblaciones indígenas, diciendo “Me gustaría admitir que aquí estamos construyendo sobre miles de años de formación y tradición médica, una tradición que, sin duda alguna, ha sido construida por nuestros pueblos aborígenes, y nosotros tenemos que reconocer que lo que hemos hecho ha sido construir encima de su cultura de curación, su cultura comunitaria, y su cultura familiar, que existe de forma tan arraigada en la Australia rural. Reconozco que esta cultura existe todavía hoy, y que respeto a toda su gente…”. Paul seguirá priorizando esta población en su trabajo, ya que su salud se mantiene en niveles muy inferiores en comparación con la de la mayoría de otros australianos.

Paul también reconoció el estrés y la ansiedad que una falta importante de servicios sanitarios en las áreas rurales puede provocar a cualquier persona que viva allí, y la necesidad de sentir que la ayuda está a su alcance. “La asistencia sanitaria que ofrecemos es la base para la esperanza en nuestra en nuestras comunidades rurales y espero que como campeones de la Medicina Rural de Australia podamos seguir hacer crecer esta esperanza en vuestro nombre – porque la salud es un derecho humano”.

Uno de sus argumentos para enfrentarse a las inequidades en la asistencia sanitaria en el ámbito rural es la relación entre la preservación del bienestar y la productividad social. La salud puede ser, efectivamente, vista como una inversión económica – Paul dijo que “sabemos que a nivel mundial hay una ventaja de 9 respecto a 1 por cada dólar que ha sido invertido en la contratación del personal sanitario y también sabemos que las inversiones en este personal sanitario son protagonistas del aumento de la esperanza de vida – por cada aumento de la esperanza de vida de 1 año, hay un aumento del PIB del 4%, así que esta inversión es una inversión para todos nosotros y todas las sociedades que debe hacer el Gobierno Federal y también es una inversión para la prosperidad de las comunidades rurales – y la prosperidad de nuestras comunidades rurales tiene un gran impacto en la prosperidad de nuestro país. Así que esto no es una cuestión que concierne solamente a la Australia rural, sino que afecta a todo el global de Australia.”

El Grupo de Trabajo de WONCA Rural defiende excelentemente todas estas ideas – educación efectiva para la práctica de medicina de familia rural, una fuerte implicación con los marcos de trabajo rurales y los modelos de trabajo rurales durante la formación básica y de postgrado, y una necesidad clave para garantizar que los gobiernos mantienen su compromiso para contratar a un personal sanitario preparado en el ámbito rural así como en las áreas urbanas. Los últimos informes que fueron publicados en el último Congreso Rural que tuvo lugar en Cairns también enfatizaron los desafíos particulares que se producen los ámbitos rurales – físicamente, por los elementos naturales añadidos de desastres naturales y cambio climático, y fisiológicamente por los riesgos propios de burnout. Estos, sin duda, son desafíos a los que todos nosotros como ciudadanos y profesionales sanitarios deberíamos hacer frente, pero añadiendo las dimensiones propias del contexto rural. El modelo de constituir un Comisionado nacional para que actúe como líder y lleve a que el Gobierno se dé cuenta de la situación es todavía una propuesta nueva, y será interesante ver hasta qué punto suma a la estrategia sanitaria del Gobierno Australiano con respecto a la asistencia sanitaria rural. Ciertamente, tener a un médico de familia al mando es algo de lo que debemos sentirnos orgullosos.

¡Bien hecho Paul! ¡Tienes el apoyo de todos tus amigos de WONCA!

Amanda Howe

Presidenta de WONCA