Redes de trabajo, oportunidades y priorización – ¿es necesario encontrar un punto de equilibrio entre entusiasmo y realismo?

Este mes he estado muy ocupada, y en el momento en que leeréis este artículo ya habré hecho al menos un par de viajes más allá del océano. Los viajes que debe realizar la Presidenta de WONCA durante su mandato quedan siempre comprimidos entre los dos grandes congresos mundiales, ¡hasta el punto que tengo nada más y nada menos que nueve viajes entre agosto y noviembre de 2017!

Es sin duda un placer y un privilegio el poder conocer tantos colegas en todo el mundo, aunque esto me esté llevando a pensar acerca del valor añadido que aporta la visita del Presidente de WONCA a un sitio. El ejemplo que voy exponer aquí es el de mi reciente viaje a Tanzania, donde fui en un primer momento invitada como ponente en el Congreso Mundial de la Federación Internacional de Asociaciones de Estudiantes (International Federation of Medical Student Associations, IFMSA). Creada en el año 1951, su agenda es particularmente admirable, sobretodo en lo que respecta a la gestión social y la necesidad de formar a médicos que respondan a las necesidades de la población (https://ifmsa.org/). La IFMSA y la WONCA trabajan juntas habitualmente, con un nuevo Memorándum de Colaboración actualizado, y tuve el honor de ser una entre los únicos ponentes externos que participaron en el Congreso en Arusha (Tanzania). Asistieron más de 900 estudiantes entusiastas de más de 100 países – ya os podéis imaginar que se trató de una auténtica fiesta, y que fue un auténtico placer compartir, con aquellos que quisieron charlar conmigo, conversaciones y puntos de vista acerca de la Medicina de Familia.

La última vez que había estado en Tanzania había sido en 1976, cuando yo no era más que una estudiante de tercer año de Medicina y ya entonces me di cuenta de la pasión de sus ciudadanos y de su interés a la hora de buscar complicidades en todo el mundo a través de las singularidades culturales y regionales. Muchas felicidades a toda la gente que ha participado en la organización, también a los estudiantes anfitriones de Tanzania, espero que podamos trabajar juntos para tener un mayor impacto en la educación médica a un nivel universitario.

También agradezco a Dar es Salaam, que siguiendo los pasos de nuestro Presidente de la región de WONCA África, el Doctor Henry Lawson, quien me permitió encontrar enlaces locales y conocer a los pioneros de la Medicina de Familia del país. Tanzania es un país grande, con altos niveles de pobreza, infraestructuras todavía precarias y donde se juntan muchos retos de futuro. La Asociación de Tanzania de Medicina de Familia tiene seis miembros fundadores, tres de los cuales son residentes, y solamente una sola universidad (Aga Khan) en el país que funciona siguiendo el sistema de Residencia. Tuve el gran honor de formar parte de un taller que duró todo el día en el que participaron los representantes del Ministerio, la Asociación Dean y el CEO de Ciencias de la Universidad Aga Khan, así como otros proveedores sanitarios que también tienen un papel muy importante en la asistencia sanitaria urbana. También visité tres clínicas y ayudé en el asesoramiento OSCE a residentes de segundo año.

El networking a todos los niveles fue muy destacable, y desde que he vuelto de Tanzania he estado leyendo mucho, colaborando con la oficina de la Organización Mundial de la Salud como enlace, y he enviado recursos e ideas sobre el currículum, como apoyar regionalmente, y más enlaces profesionales dentro del país. El propósito del título que he puesto al artículo es el de pensar en los elementos que forman parte de una visita como esta – y lo que sucede a continuación. Cada visita necesita de una gran preparación – decisiones estratégicas acerca de qué invitados conviene aceptar; elecciones prácticas sobre el viaje y la estancia; a veces la suerte en la obtención de visados y la necesidad de las vacunas; la comprensión de los temas de fondo, también la preparación de los puntos clave; después, por supuesto, el hecho de estar ahí, formando parte, ofreciendo; y finalmente intentando maximizar el después del congreso intentando poner a la gente en contacto – especialmente a los líderes profesionales e institucionales como los de la Organización Mundial de la Salud y los Ministerios.

¿Cómo valorarías tú un viaje como este?, ¿Cómo podemos priorizar quién asiste en un sitio o en otro en nombre de WONCA? Al final, confío en nuestros colegas regionales para que nos aconsejen acerca de donde ir y a quién conocer.

A un nivel nacional, acostumbro a priorizar antes aquellos miembros en sus primeros años de desarrollo, y se me indica que visitas como esta son enormemente alentadoras y que dan mucho que pensar a todos y todas aquellas personas que intentan llevar una antorcha para la Medicina de Familia. Tuvimos muchas conversaciones enriquecedoras, tanto entre los estudiantes como con los representantes de la Medicina de Familia de Dar es Salaam que también colaboran con otros colegas de Kenya, incluyendo a Joy Mugambi del Ejecutivo de la región de WONCA África.

Al final, el mismo acercamiento que ha demostrado su éxito y es muy apreciado por parte de los pacientes – una conversación focalizada con un experto que es tanto analítica como empática y que muestra su interés en lo que más te ayudará como persona – puede motivarnos y alentarnos a todos para seguir intentando mejorar, en contra las dificultades, y  ofrecer una clase de visión y de trabajo para ir a mejor.

Kila la kheri [1], Tanzania!  Continuemos con el debate regional en Pretoria a finales de agosto. Espero que podamos ver a muchos estudiantes de Medicina en todo el mundo que ahora ven a la Medicina de Familia como su futuro.

 

Amanda Howe

Presidenta de WONCA