Salud digital y telemedicina, sus pros y sus contras, en un nuevo capítulo de El Fonendo, el podcast de la semFYC

El capítulo de El Fonendo, el podcast de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, la semFYC, dedicado a la salud digital y la telemedicina ya está disponible. Publicado hace apenas unos días, refiere cómo la tecnología ha entrado con fuerza en las consultas de los médicos de familia. Cuenta para ello con la intervención de las médicas de familia Carme Saperas y Sandra Robles, quienes ya ofrecieron una ponencia en este sentido en el pasado Congreso de la semFYC, celebrado en Sevilla entre el 30 de junio y el 2 de julio.

Servicios médicos a distancia, aplicaciones móviles que facilitan el control de los pacientes y el autocuidado, acceso online a las citas médicas… las ventajas son muy numerosas y muy abundantes. Pero no todo es bueno. La telemedicina también ha traído consigo una nueva desigualdad: la brecha digital como determinante social.

Afectados por la desigualdad digital

Las personas mayores, familias empobrecidas sin acceso a Internet y quienes habitan en entornos rurales con mal acceso a la red, las denominadas zonas blancas, son los sectores de la población más afectados por esta desigualdad que se ha convertido en un determinante de salud. Sandra Robles pone un ejemplo:

“El 43,2% de las solicitudes de citas en España se ha hecho vía telemática en el año 2020. Casi la mitad. Un dato apabullante. Pero mira, dentro de ese 43%, entre los mayores de 65 años, sólo uno de cada tres lo hace. A pesar de que son los que más lo usan”.

Tampoco ayuda la diferencia existente entre comunidades. Mientras algunas cuentan con un modelo de telemedicina bastante avanzado, en otras regiones apenas se están empezando a dar los primeros pasos. Carme Saperas:

“Deberíamos ir todas al mismo ritmo. No puede ser que en una comunidad autónoma el sistema permita diagnosticar un infarto o un ictus, esté donde esté el profesional sanitario; y en zonas rurales de otras comunidades autónomas no tengan este servicio”

Lo que sí tienen claro las médicas de familia es que la telemedicina tiene un gran futuro, pero que el trato con el paciente es insustituible: “No se puede hacer una exploración por vía telemática. Además, se pierde mucho en comunicación. No es lo mismo la presencialidad, el que estés ahí, el que cojas la mano…”

Puedes recuperar los episodios anteriores del podcast haciendo clic aquí.