Enlaces

Guia de práctica clínica de la sociedad americana de medicina que evalúa las evidencias disponibles sobre los beneficios y riesgo del tratamiento farmacológico de la HTA , así como los objetivos de control en los pacientes de más de 60 años.
3 de las recomendaciones son.

1) Iniciar tratamiento farmacológico si la PAS está por encima de 150 mmHg de forma peristente con el objetivo de mantenerla por debajo de este punto de corte (recomendación fuerte a favor, con nivel de evidencia alta).

2) Iniciar tratamiento farmacológico si la PAS está por encima de 140 mmHg de forma peristente con el objetivo de mantenerla por debajo de este punto de corte, si hay antecedentes de AVC o TIA para prevenir episodios recurrentes (recomendación débil a favor, con evidencia de calidad moderada).

3) Intensificar el tratamiento farmacológico para conseguir una PAS < 140 mmHg con un RCV alto o muy alto para reducir el riesgo de eventos. (recomendación débil a favor con evidencia de baja calidad). Qaseem A, Wilt TJ, Rich R, Humphrey LL, Frost J, Forciea MA et al. Pharmacologic Treatment of Hypertension in Adults Aged 60 Years or Older to Higher Versus Lower Blood Pressure Targets: A Clinical Practice Guideline From the American College of Physicians and the American Academy of Family Physicians. Ann Intern Med. 2017 Jan 17. doi: 10.7326/M16-1785

Visitar sitio web

Zhou L, Liu H, Wen X, Peng Y, Tian Y, Zhao L. Effects of metformin on blood pressure in nondiabetic patients: a meta-analysis of randomized controlled trials. J Hypertens 2017; 35: 18-26.

Evalúan mediante un metanálisis los efectos de la metformina sobre la PAS y la PAD en los pacientes no diabéticos.
Los resultados combinados mostraron que la metformina tuvo un efecto significativo sobre la PAS (diferencia de media -1,98 mmHg, intervalo de confianza del 95% -3,61, -0,35, P = 0,02), pero no en la PAD (diferencia de medias -0,67 mmHg, intervalo de confianza del 95% -1,74 , 0,41, P = 0,22).

En el análisis de subgrupos, se encontró que el efecto de la metformina sobre la PAS fue significativo en pacientes con intolerancia a la glucosa u obesidad, concluyendo que la metformina podría efectivamente disminuir la PAS en estos subgrupos de pacientes.

Visitar sitio web

Wang J, Shi X, Ma Ch, Zheng H, Xiao J, Bian H et al. Visit-to-visit blood pressure variability is a risk factor for all-cause mortality and cardiovascular disease: a systematic review and meta-analysis. J Hypertens 2017; 35: 10-7.

Diversos estudios de cohorte han apuntado que la variabilidad visita a visita (VVV) de la PA se asocia con enfermedad cardiovascular (ECV) o mortalidad. Revisión sistemática y metanálisis

Se encontró asociación entre VVV de la PAS y mortalidad por todas las causas, incidencia ECV, mortalidad por enfermedad coronaria e incidencia de accidente cerebrovascular.
Los hallazgos sugieren la importancia de tener en cuenta la monitorización de la VVV de la PA sobre todo en pacientes de alto riesgo, pero debido a la heterogeneidad de los estudios recomiendan diseñar un estudio clínico prospectivo para confirmar tal hecho.

Visitar sitio web

Revisión sistemática Cochrane que tiene por objetivo evaluar los beneficios cardiovasculares de los beta-bloqueantes como primera línea de tratamiento en pacientes hipertensos sin enfermedad cardiovascular.

Incluyó 13 ensayos clínicos de almenos 1 año de duración. En cuatro hay datos de la comparación con placebo, en cinco se comparan con diuréticos, en 5 con calcio antagonistas y en 3 con inhibidores del sistema renina angiotensina.
Los autores concluyen, que con un riesgo de sesgo importante, los beta-bloqueantes muestran un leve beneficio en la reducción del riesgo de eventos y ningún efecto sobre la mortalidad. Comparados con otros fármacos, se muestran inferiores en términos de reducción de morbi-mortalidad. Aún así, estos resultados deberían ser comprobados con estudios de mayor calidad

Wiysonge CS, Bradley HA, Volmink J, Mayosi BM, Opie LH.Beta-blockers for hypertension. Cochrane Database Syst Rev. 2017 Jan 20;1:CD002003. doi: 10.1002/14651858.CD002003.pub5.

Rev. 2017 Jan 20;1:CD002003. doi: 10.1002/14651858.CD002003.pub5.

Visitar sitio web

Se lleva a cabo una revisión sistemática de los efectos de un control tensional más intenso frente a menos intenso en adultos mayores de 60 años. Seleccionan 21 ensayos clínicos aleatorizados y controlados comparando los objetivos de presión arterial o intensidad de tratamiento, y tres estudios observacionales que valoraron los daños.

Se llega a la conclusión de que el tratamiento hacia los objetivos tensionales de al menos el que marcan los estándares de las actuales guías de práctica clínica para la presión arterial (inferior a 150/90 mmHg) mejora sustancialmente los resultados en salud en pacientes adultos ancianos.

Existe menos evidencia consistente, en gran medida provenientes de un ensayo clínico con objetivo de PA < 120mmHg, de que objetivos tensionales inferiores sean beneficiosos para pacientes de alto riesgo. Objetivos tensionales inferiores no incrementaron las caídas ni deterioro cognitivo pero se asociaron con hipotensión, síncope, y un mayor aumento del costo farmacológico. Weiss J, Kerfoot A, Freeman M, Motu'apuaka M, Fu R, Low A Benefits and Harms of Intensive Blood Pressure Treatment in Adults Aged 60 Years or Older. A Systematic Review and Meta-analysis Annals Intern Med 2017 doi:10.7326/M16-1754

Visitar sitio web

Revisión sistemática que analiza las diferencias existentes en el aumento del riesgo cardiovascular (RCV) y de muerte por causa cardiovascular por el aumento de la presión arterial sistólica (PAS) según el sexo.
Los resultados de dicha revisión constatan que por cada 10 mmHg de aumento de la PAS el RCV en las mujeres aumenta un 25% y en los hombres un 15%. Después de ajustar por edad y las cifras basales de PAS, por cada 10 mmHg de aumento, el RCV en las mujeres aumenta un 1,1 (IC95% 1,04-1,17) más que en los hombres. Sin embargo no se observa diferencia en la mortalidad según el sexo.

Wei YC, George NI, Chang CW, Hicks KA. Assessing Sex Differences in the Risk of Cardiovascular Disease and Mortality per Increment in Systolic Blood Pressure: A Systematic Review and Meta-Analysis of Follow-Up Studies in the United States. PLoS One. 2017 ;12(1):e0170218

Visitar sitio web

Achieved Blood Pressure and Outcomes in the Secondary Prevention of Small Subcortical Strokes Trial.

Ensayo clínico para evaluar la reducción intensiva de la presión arterial en las personas tratadas con antihipertensivos.
Los autores del estudio destacan la necesidad de evaluar el impacto de la reducción excesiva de la PA en personas tratadas con antihipertensivos. Esto puede ser más importante en los pacientes mayores con enfermedad vascular preexistente o en aquellos que son vulnerables a los efectos adversos de la hipotensión

Visitar sitio web

• Antikainen R, Peters R, Beckett N, Fagard R, Wang J, Rajkumar Ch, Bulpitt C. Left ventricular hypertrophy is a predictor of cardiovascular events in elderly hypertensive patients: Hypertension in the Very Elderly Trial. J Hypertens 2016; 34: 2280-6.

Visitar sitio web

El hiperaldosteromnismo primario es la forma más frecuente de HTA secundaria, pero es muy infradiagnosticada. En 2008, la Sociedad de Endocrinología publicó directrices para el diagnóstico y manejo de esta patología, indicaciones que parecen no están siendo ampliamente seguidas.
El estudio investigó el nivel de conocimiento y aplicación de las directrices en una cohorte representativa de los médicos generales (MG) en Italia y Alemania, mediante un cuestionario web a 500 médicos (250 en Italia y 250 en Alemania), estratificados por área geográfica y tamaño de la ciudad.
La media de pacientes atendidos era de 1747 (Alemania) y 1388 (Italia). De estos, el 18% estaban diagnosticados como hipertensos en Italia y el 25% en Alemania.
Fueron realizadas mediciones de renina y aldosterona por el 7% de los médicos en Italia y el 8% en Alemania. El 8% de los MG de Italia consideran que los pacientes pueden beneficiarse de estas determinaciones, en comparación con el 13% de los médicos en Alemania.
En Italia, la prevalencia de hiperaldosteronismo primario fue del 1% entre los hipertensos; el 36% de los médicos no tenían ningún paciente con hiperaldosteronismo primario bajo su cuidado o diagnosticado previamente. En Alemania, la prevalencia de hiperaldosteronismo primario fue del 2% entre los hipertensos; y el 19% de los médicos no tenían pacientes con hiperaldosteronismo primario.
Conclusión: En Alemania y en Italia, el hiperaldosteronismo primario no es ampliamente reconocido por los médicos; las guías de la Sociedad de Endocrinología para su diagnóstico no son bien conocidos o se pueden aplicar, lo que resulta en la marcada falta de diagnóstico de la enfermedad.

Visitar sitio web

• Mulatero P, Monticone S, Burrello J, Veglio F, Williams T, Funder J. Guidelines for primary aldosteronism: uptake by primary care physicians in Europe. J Hypertens 2016; 34: 2253-7.

El hiperaldosteromnismo primario es la forma más frecuente de HTA secundaria, pero es muy infradiagnosticada. En 2008, la Sociedad de Endocrinología publicó directrices para el diagnóstico y manejo de esta patología, indicaciones que parecen no están siendo ampliamente seguidas.
El estudio investigó el nivel de conocimiento y aplicación de las directrices en una cohorte representativa de los médicos generales (MG) en Italia y Alemania, mediante un cuestionario web a 500 médicos (250 en Italia y 250 en Alemania), estratificados por área geográfica y tamaño de la ciudad.
La media de pacientes atendidos era de 1747 (Alemania) y 1388 (Italia). De estos, el 18% estaban diagnosticados como hipertensos en Italia y el 25% en Alemania.
Fueron realizadas mediciones de renina y aldosterona por el 7% de los médicos en Italia y el 8% en Alemania. El 8% de los MG de Italia consideran que los pacientes pueden beneficiarse de estas determinaciones, en comparación con el 13% de los médicos en Alemania.
En Italia, la prevalencia de hiperaldosteronismo primario fue del 1% entre los hipertensos; el 36% de los médicos no tenían ningún paciente con hiperaldosteronismo primario bajo su cuidado o diagnosticado previamente. En Alemania, la prevalencia de hiperaldosteronismo primario fue del 2% entre los hipertensos; y el 19% de los médicos no tenían pacientes con hiperaldosteronismo primario.
Conclusión: En Alemania y en Italia, el hiperaldosteronismo primario no es ampliamente reconocido por los médicos; las guías de la Sociedad de Endocrinología para su diagnóstico no son bien conocidos o se pueden aplicar, lo que resulta en la marcada falta de diagnóstico de la enfermedad.

Visitar sitio web

La PA de la consulta sigue siendo la recomendada para diagnosticar la HTA. El objetivo del presente estudio fue determinar un umbral de PA ambulatoria (AMPA) que correspondieran a los valores de 140/90 mmHg de la consulta.
Métodos: En 2145 participantes (edad media 47,3 ± 11,3 años) seleccionados aleatoriamente de una población de Brno (República Checa) de 25 a 64 años. Medición manual e la PA en la consulta (esfingomanómetro manual de mercurio en consulta) y AMPA automatizados.
Conclusión: La PA por AMPA de 131/85 mmHg corresponde a la PA manual de 140/90 mmHg. Este valor puede usarse como umbral para diagnosticar la HTA por AMPA.
Se requieren más estudios y uniformizados en los resultados para confirmar este umbral. Así mismo en diferentes situaciones (edades distintas, factores de riesgo asociados, patología concomitante…).

Visitar sitio web

Con los pacientes del registro CLARIFY ( registro de pacientes hipertensos tratados procedentes de 45 países) se estudió la asociación entre presión arterial alcanzada y resultados cardiovasculares en pacientes hipertensos con enfermedad arterial coronaria. El resultado primario era el compuesto por muerte cardiovascular, infarto de miocardio, o ictus.
En pacientes hipertensos con enfermedad arterial coronaria en la práctica clínica diaria, una presión arterial sistólica inferior a 120 mmHg y una presión arterial díastólica inferior a 70 mmHg se asociaron con un aumento del riesgo para la presentación de la variable primaria y con mayor riesgo de muerte.

Visitar sitio web

Romundstad S, Hatlen G, Hallan SI. Long-term changes in albuminuria: underlying causes and future mortality risk in a 20-year prospective cohort: the Nord-Trøndelag Health (HUNT) Study. J Hypertens 2016, 34: 2081-9.
Se evaluaron los cambios de la albuminuria en 6282 individuos no diabéticos del estudio noruego Nord-Trondelag Salud (población general).El aumento y disminución de la albuminuria son importantes predictores independientes de mortalidad en individuos no diabéticos. Los puntos de corte y la utilidad clínica de los participantes del estudio no diabéticos deben investigarse más a fondo.

Visitar sitio web

Rostand S, McClure L A, Kent ST, Judd SE, Gutiérrez OM. Associations of blood pressure, sunlight, and vitamin D in community-dwelling adults. J Hypertens 2016, 34: 1704-10.

La deficiencia de vitamina D / insuficiencia se asocia con la HTA. La presión arterial (PA) y las concentraciones circulantes de vitamina D varían con las estaciones y la distancia desde el ecuador sugiriendo que la PA varía inversamente con la luz del sol disponible (insolación) y la síntesis cutánea de vitamina por el sol.

Los resultados del artículo muestran que a pesar de que la concentración de 25 (OH) D se asocia inversamente con la PAS, no se explicó por una distinta exposición a la luz solar.

Visitar sitio web

Sanchez-Martínez M, López-García E, Guallar-Castillón P, Cruz J, Orozco E, García-Esquinas E et al. Social support and ambulatory blood pressure in older people. J Hypertens 2016, 34: 2045-52.

El soporte social se ha asociado con un mayor descenso nocturno (dipping) de la PA en individuos más jóvenes y de mediana edad, sin embargo no se sabe que sucede con la PA ambulatoria en los adultos mayores, donde la PAS más elevada es más frecuente.

1047 personas españolas de 60 o más años. Se realizó MAPA y evaluación social con un cuestionario de 7 preguntas: estado civil, la convivencia, la frecuencia de contacto con los familiares o con sus amigos y vecinos, apoyo emocional, apoyo instrumental y acompañamiento al aire libre.

En los adultos mayores, el apoyo social se asoció independientemente con una menor PAS nocturna y un mayor descenso de la PAS. Se necesita más investigación en estudios prospectivos para confirmar estos resultados.

Visitar sitio web

Thomopoulos C, Parati G, Zanchetti A. Effects of blood-pressure-lowering treatment in hypertension: 9. Discontinuations for adverse events attributed to different classes of antihypertensive drugs: meta-analyses of randomized trials. J Hypertens 2016, 34: 1921-32.

La elección del tratamiento antihipertensivo debe considerar entre múltiples factores la posible interrupción del tratamiento debido a la posible aparición de efectos adversos (EA).

Metanálisis que compara este aspecto, en ensayos clínicos aleatorizados (ECA), en los distintos antihipertensivos entre ellos y cuando era posible con placebo.
Todas las clases de fármacos aumentaron significativamente las interrupciones por EA más de los que se producen en el grupo placebo: diuréticos razón de riesgo de 2,23 (1,32-3,76), bloqueadores beta de 2,88 (1,58-5,28), antagonistas del calcio 2,03 (1,17-3,56), inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina 2,78 (1,37-5,47), agentes centrales 1,74 (1,24-2,45), con la única excepción de los bloqueadores de los receptores de angiotensina, que no aumentó significativamente los EA sobre el placebo [riesgo relativo 1,13 (0,78-1,62)].
Del mismo modo, en los ECA de comparación fármaco a fármaco, los bloqueadores del receptor de angiotensina eran la única clase asociada con un riesgo significativamente menor de EA [cociente de riesgos 0,71 (0,58 a 0,87)].
El análisis de regresión también mostró que la incidencia de interrupciones para los EA era proporcional al número de fármacos cardiovasculares antihipertensivos
Los autores afirman en su conclusión: La reducción de eventos cardiovasculares por todas las clases de drogas antihipertensivas se acompaña de un aumento de interrupciones del tratamiento por eventos adversos, excepto cuando se utilizan bloqueadores de los receptores de la angiotensina. Las interrupciones del tratamiento también se relacionan con el número de fármacos y otros tratamientos que a menudo acompañan a los agentes antihipertensivos.

Visitar sitio web

Lurbe E, Agabiti-Rosei E, Cruickshank JK, Dominiczak A, Erdine S Hirth A et al. 2016 European Society of Hypertension guidelines for the management of high blood pressure in children and adolescents. J Hypertens 2016, 34: 1887-920.
http://journals.lww.com/jhypertension/Abstract/2016/10000/2016_European_Society_of_Hypertension_guidelines.2.aspx?sessionEnd=true
Guía que incluye los avances en la definición de la HTA en persona de 16 o más años, la importancia clínica de la HTA sistólica en la juventud, la HTA clínica aislada, la medición de la PA central, los nuevos factores de riesgo de HTA, los métodos para evaluar fenotipos vasculares, la agrupación de factores de riesgo cardiovascular y estrategias de tratamiento, entre otros. Todas las recomendaciones del documento sintetizan los datos científicos actuales y la experiencia clínica.
El aumento de la prevalencia de la hipertensión (HTA) en niños y adolescentes se ha convertido en un problema importante de salud pública y debería estimular a los responsables de la política sanitaria para el desarrollo de esfuerzo globales para mejorar la identificación y el tratamiento de la hipertensión arterial entre niños y adolescentes.

Todo ello debe considerarse desde un punto de vista integral: estilos de vida saludables: alimentación, ejercicio…

Visitar sitio web

• Oude Griep LM, Seferidi P, Stamler J, Van Horn L, Chan Q, Tzoulaki I et al for the INTERMAP Research Group. Relation of unprocessed, processed red meat and poultry consumption to blood pressure in East Asian and Western adults. J Hypertens 2016, 34: 1721-9.
http://journals.lww.com/jhypertension/Fulltext/2016/09000/Relation_of_unprocessed,_processed_red_meat_and.9.aspx
Los datos epidemiológicos sugieren que las relaciones de consumo de carne roja y el riesgo de enfermedades cardiovasculares depende de si la carne se procesa o no, incluyendo la adición de conservantes, pero la evidencia es limitada para la PA.
Estudio Internacional sobre macro / micro nutrientes y la PA (4680 hombres y mujeres de entre 40-59 años a partir de 17 muestras de población en Japón, China, Reino Unido y EEUU)
El consumo promedio diario total de carne no procesada / carne procesada (g/1000 kcal) fue de 20/5 en el Este de Asia y 38/21 en los participantes occidentales.
La ingesta de carne sin procesar fue: carne roja para el 75% en Asia Oriental y el 50% de los participantes occidentales. En los occidentales, la regresión lineal múltiple mostró diferencias de PAS / PAD para el consumo de carne roja no procesada total mayor de 25 g / 1000 kcal + 0,74 / + 0,57 mmHg (p = 0,03 / 0,01) y las aves de corral sin transformar de + 0,79 / + 0,16 mmHg ( P = 0,02 / 0,50).
La carne roja no procesada no estaba relacionada con la PA en los participantes de Asia oriental. En los occidentales, las diferencias de PAS / PAD para la carne roja procesada más alta de 12,5 g / 1000 kcal eran + 1,20 / + 0,24 mmHg (p <0,01 / 0,24), debido al consumo de fiambres y embutidos (+ 1,59 / + 0,32 mmHg, P <0,001 / 0,27). Conclusión y comentario: Los resultados son coincidentes con las recomendaciones existentes en el sentido de limitar el consumo de carne, sobre todo roja (processada y no procesada) para mantener y mejorar la salud cardiovascular.

Visitar sitio web

• Rostand S, McClure L A, Kent ST, Judd SE, Gutiérrez OM. Associations of blood pressure, sunlight, and vitamin D in community-dwelling adults. J Hypertens 2016, 34: 1704-10.

La deficiencia de vitamina D / insuficiencia se asocia con la HTA. La presión arterial (PA) y las concentraciones circulantes de vitamina D varían con las estaciones y la distancia desde el ecuador sugiriendo que la PA varía inversamente con la luz del sol disponible (insolación) y la síntesis cutánea de vitamina por el sol.
Los resultados del artículo muestran que a pesar de que la concentración de 25 (OH) D se asocia inversamente con la PAS, no se explicó por una distinta exposición a la luz solar.

Visitar sitio web

Oliveras A, Armario P, Clarà A, Sans-Atxer L, Vázquez S, Pascual J, De la Sierra A.Spironolactone versus sympathetic renal denervation to treat true resistant hypertension: results from the DENERVHTA study – a randomized controlled trial. J Hypertens 2016; 34: 1893-71.

Una parte importante de la bibliografía atribuye a la retención de líquidos persistente como una causa importante de la resistencia al tratamiento antihipertensivo y en consecuencia las recomendaciones para el tratamiento de la HTA resistente se basan en gran medida en la intensificación de la terapia diurética. Así la espironolactona está actualmente en la vanguardia de las opciones de tratamiento complementario.
Los resultados de Oliveras y cols están en la línea con las recomendaciones en los informes que la espironolactona es superior a la denervación renal simpática (DRS) para el tratamiento de la HTA. Tal superioridad es consistente con la hipótesis de que la HTA resistente es en general un problema de exceso de volumen en comparación con el exceso de la actividad simpática.
Sin duda, los dos mecanismos no son mutuamente excluyentes en que el exceso de aldosterona puede estimular la actividad simpática y esta hiperactividad simpática probable promueve la retención de sodio y de líquidos.
Sin embargo, suponiendo que los efectos predominantes de la espironolactona y la DRS están relacionados con sus principales mecanismos de acción, es decir, los efectos natriuréticos y diuréticos en comparación con la inhibición de la actividad simpática, los hallazgos del estudio actuales sugieren que la intensificación del tratamiento diurético, específicamente con el uso preferente de antagonistas de la aldosterona, todavía puede ser la manera más eficaz para tratar la HTA resistente incontrolada.
Sin embargo, puede ser que la falta de control de la PA con combinaciones de tiazida / espironolactona identifique a pacientes cuya resistencia al tratamiento es menos dependiente del volumen y en los que es más probable la causa neurogénica.
Por tanto la de control de la PA con espironolactona ante HTA resistente puede predecir un aumento de la probabilidad de una respuesta favorable a las terapias simpaticolíticas, como la DRS.

Visitar sitio web

• Calhoun DA. Spironolactone versus renal nerve denervation for treatment of uncontrolled resistant hipertensión. J Hypertens 2016, 34: 1701-3.
http://journals.lww.com/jhypertension/Fulltext/2016/09000/Spironolactone_versus_renal_nerve_denervation_for.6.aspx (acceso libre)

Visitar sitio web

• Jordan J, Toplak H, Grassi G, Yumuk V, Kotsis V, Engeli S et al. Joint statement of the European Association for the Study of Obesity and the European Society of Hypertension: obesity and heart failure. J Hypertens 2016, 34: 1678-88.
http://journals.lww.com/jhypertension/Fulltext/2016/09000/Joint_statement_of_the_European_Association_for.3.aspx
Documento de consenso
Las personas obesas están más predispuestas a desarrollar insuficiencia cardiaca (IC). Una vez que se establece la IC, el impacto del sobrepeso – obesidad en el pronóstico y la supervivencia es poco claro.
El propósito del documento entre la Asociación Europea para el Estudio de la Obesidad y la Sociedad Europea de Hipertensión es proporcionar, y así lo hace, una visión general de la literatura científica actual sobre la obesidad y la IC en términos de pronóstico, mecanismos e implicaciones en la práctica clínica.
El documento identifica las preguntas que deben ser abordadas-estudiadas, la importancia del control del peso, seguir las recomendaciones en el tratamiento de la IC y la necesidad de distinguir entre la enfermedad primaria y la prevención de las complicaciones.
En la prevención primaria de la insuficiencia cardiaca, se recomienda, como no, en las personas con obesidad una reducción de la misma o lograr un peso corporal saludable, especialmente en aquellas con factores como HTA o DM tipo 2.
Sin embargo remarca el documento que no hay ensayos clínicos específicamente diseñados en este sentido en los pacientes con obesidad e IC establecida.

Visitar sitio web

• Viazzi F, Muiesan ML, Schillaci G, Salvetti M, Pucci G, Bonino B et al. Changes in albuminuria and cardiovascular risk under antihypertensive treatment: a systematic review and meta-regression analysis. J Hypertens 2016, 34: 1689-97.
http://journals.lww.com/jhypertension/Fulltext/2016/09000/Changes_in_albuminuria_and_cardiovascular_risk.4.aspx
El incremento de la excreción urinaria de albúmina (EUA) es un predictor conocido de eventos cardiovasculares (ECV) en pacientes con HTA esencial. No estaba del todo establecido si una reducción de la EUA se asocia a una mejora en el riesgo cardiovascular
Revisión y meta-análisis de ensayos clínicos (EC) disponibles para determinar si los cambios inducidos por el tratamiento en la EUA están relacionados con resultados cardiovasculares.
Métodos: Se realizaron búsquedas en MEDLINE, ISIWeb de Ciencia, Base de Datos Cochrane y Scopus para los estudios que incluyen pacientes hipertensos, que informaran de los ECV y EUA al inicio y al final del seguimiento.
Resultados obtenidos
En los EC que informaron de comparaciones por parejas entre el tratamiento antihipertensivo de los resultados cardiovasculares (16 EC controlados aleatorios y 48580 pacientes, seguimiento medio de 45 meses, 5867 ECV) después del ajuste por diferencias en la PA lograda, una relación entre los cambios en la albuminuria y riesgo era evidente en la presencia de una mejora de la albuminuria -[RR 0,45; IC 95% 0,23-0,85], pero no cuando se encontró ninguna mejora en la EUA (RR agrupado 1,04; IC 95%: 0,86 a 1,26; p para la diferencia entre los subgrupos <0,001). El análisis de meta-regresión mostró una relación entre los cambios en la albuminuria y el riesgo después del ajuste para la variación de la PA en tratamiento (adj. Coef. 0,005; IC del 95%: 0,0005 hasta 0,0096, p = 0,033, R2 34,8%). En los estudios que informaron de cambios en los ECV en función de las variaciones de la EUA (6 EC y 36.325 pacientes, con una media de seguimiento de 60 meses, 3.741 ECV), el RR ajustado global de ECV totales fue de 0,51 IC95%: 0,38-0,59 para la regresión-estabilidad de la EUA frente el incremento Los autores evidencian un menor riesgo de eventos cardiovasculares clínicos, sugiriendo que, en caso de HTA esencial o primaria, los cambios en la EUA pueden representar ya, un valioso punto final intermedio ya que nos indicarían una disminución en la presentación de eventos cardiovasculares.

Visitar sitio web

Vidal-Petiot E, Ford I, Greenlaw N, Ferrari R, Fox KM, Tardif JC et al. Cardiovascular event rates and mortality according to achieved systolic and diastolic blood pressure in patients with stable coronary artery disease: an international cohort study. Lancet 2016; 388: 2142-2152

Con los pacientes del registro CLARIFY ( registro de pacientes hipertensos tratados procedentes de 45 países) se estudió la asociación entre presión arterial alcanzada y resultados cardiovasculares en pacientes hipertensos con enfermedad arterial coronaria. El resultado primario era el compuesto por muerte cardiovascular, infarto de miocardio, o ictus.
En pacientes hipertensos con enfermedad arterial coronaria en la práctica clínica diaria, una presión arterial sistólica inferior a 120 mmHg y una presión arterial díastólica inferior a 70 mmHg se asociaron con un aumento del riesgo para la presentación de la variable primaria y con mayor riesgo de muerte.

Visitar sitio web

O’Donnell MJ , Chin SL , Rangarajan S, Xavier D, Liu L, Zhang H et al. Global and regional eff ects of potentially modifi able risk factors associated with acute stroke in 32 countries (INTERSTROKE): a case-control study. Lancet 2016; 388: 761-75.

Estudio de casos y controles que trata de cuantificar la importancia de los factores de riesgo potencialmente modificables de accidente cerebro vascular en diferentes regiones del mundo, y en poblaciones claves así como los subtipos patológicos primarios de accidente cerebro vascular.
10 factores de riesgo potencialmente modificables se han asociado en conjunto con la alrededor del 90% del Riesgo Poblacional Atribuible de accidente cerebrovascular, con variaciones regionales en la importancia relativa de la mayoría de los factores de riesgo individuales.

Visitar sitio web

Alshaarawy O, Elbaz HA. Cannabis use and blood pressure levels: United States National Health and Nutrition Examination Survey, 2005–2012. J Hypertens 2016, 34: 1507-12.

Estudios preclínicos han evidenciado efectos cardiovasculares agudos del cannabis, incluyendo un aumento que es dosis dependiente de la PA, mientras que la hipotensión ortostática puede también aparecer como resultado de la disminución de la resistencia vascular. En series de casos, la evidencia vincula el cannabis con eventos cardiovasculares agudos en adultos jóvenes y de mediana edad.

Se ofrecen estimaciones epidemiológicos sobre el consumo de cannabis y PA a partir de la Encuesta Nacional de EE.UU. de Salud y Nutrición 2005-2012 (n = 12.426).
Mediante autoentrevistas asistidas por computadora evaluaron el consumo de cannabis. La PA se determinó en un promedio de cuatro únicas mediciones.

El consumo de cannabis activo se asoció con un aumento de la PAS (0.6, 2.7). No se detectó ninguna asociación entre el consumo de cannabis y la PAD.
Concluyen los autores: Una modesta asociación entre el consumo de cannabis y PAS. Con la legalización del cannabis, hay necesidad de mayor investigación (pre-clinica, clínica y prospectiva) sobre los efectos cardiovasculares del consumo de cannabis

Visitar sitio web

Redon J, Mouradb JJ , Schmiederc RE, Volped M, Weiss TW. Why in 2016 are patients with hypertension not 100% controlled? A call to action . J Hypertens 2016; 34: 1480-1488. Editorial que comenta: A pesar de la disponibilidad de múltiples guías de tratamiento y una amplia gama de terapias, el control de la PA es subóptima en muchos países. Sólo alrededor del 40% de los pacientes logran alcanzar un nivel adecuado de control de la PA.
En 2015, un grupo de trabajo de investigadores identificó los principales desafíos que afectan a la mejora del control de la PA hoy y sugiere cinco acciones clave:
1. Identificar el objetivo del tratamiento de la PA < 140/90 mmHg para la mayoría de los pacientes 2. Simplificar las estrategias de tratamiento y alentar la reducción de número de píldoras 3. Disminuir la inercia terapéutica. 4. Mejorar la capacitación de los pacientes 5. Involucrar a los sistemas de salud, reduciendo el enfoque predominante en el costo de los medicamentos La implementación de estas acciones clave identificadas puede ayudar a mejorar el logro de un mejor control de la PA en toda Europa.

Visitar sitio web

Hypertension. Xi Zhang, Yufeng Li, Liana C. Del Gobbo, Andrea Rosanoff, Jiawei Wang, Wen Zhang, Yiqing Song. Effects of Magnesium Supplementation on Blood Pressure A Meta-Analysis of Randomized Double-Blind Placebo-Controlled Trials. Hypertension. 2016;68:324-333.
Metaanálisis que incluye 34 ensayos clínicos aleatorizados y doble ciego, que incluyen 2028 pacientes. Sus resultados apoyan que suplementos de magnesio producen un moderado descenso de la presión arterial en adultos normotensos e hipertensos (PAS 2.00 mm Hg (95% IC, 0.43–3.58) y PAD 1.78 mm Hg (95% IC, 0.73–2.82); estas reducciones fueron aconpañadas de 0.05 mmol/L (95% IC, 0.03, 0.07) de elevación del Mg sérico en comparación con placebo).

Visitar sitio web

Thomopoulos C, Parati G, Zanchetti A. Effects of blood pressure lowering treatment in hypertension: 8. Outcome reductions vs. discontinuations because of adverse drug events – meta-analyses of randomized trials. J Hypertens 2016, 34: 1451-3.

Los ensayos controlados aleatorios (ECA) del tratamiento de la PA demuestran de forma inequívoca el beneficio del tratamiento de la HTA en términos de reducción de eventos cardiovasculares. Sin embargo, los eventos adversos (EA) asociados con el tratamiento antihipertensivo nunca se habían estudiado de forma sistemática.
Conclusión de los resultados: El “peso” de los EA asociados al tratamiento antihipertensivo debe tenerse en cuenta no tanto en el sentido de no dejar de tratar (debido al enorme beneficio demostrado) sino de considerar por un lado las características individuales del paciente y por otro las cifras de reducción a obtener. Valores más bajos solo serían aceptables en determinadas situaciones, ya que se asocian a mayores EA.

Visitar sitio web

Brent M. Egan, Jiexiang Li, C. Shaun Wagner. Systolic Blood Pressure Intervention Trial (SPRINT) and Target Systolic Blood Pressure in Future Hypertension Guidelines. Hypertension. 2016;68:318-
323.

Es un estudio de la administración americana NHANES (US National Health and Nutrition Examination Survey), que analiza sus datos de 2009 a 2012 y clasifica a los hipertensos con trtamiento antihipertensivo en 2 grupos. Grupo 1 pacientes similares a los del estudio SPRINT (mayores de 50 años y con los mismos criterios de inclusión y exclusión). Grupo 2 participantes mayores de 18 años. Grupo 3 mayores de 18 años, que serian excluidos del SPRINT, manteniendo la exclusión de diabetes, filtrado glomerular <20 e THA resistente. Los autores concluyen que los hipertensos estadounidenses tratados presentan mejores cifras tensiónales que los del estudio SPRINT y que un alto porcentaje de estos tienen sistólicas inferiores de 130, y deberían modificarse las guías para que no fuera retirado.

Visitar sitio web

Wilby Williamson, Charlie Foster, Hamish Reid, Paul Kelly, Adam James Lewandowski, Henry Boardman, Nia Roberts, David McCartney, Odaro Huckstep, Julia Newton, Helen Dawes, Stephen Gerry, Paul Leeson. Will Exercise Advice Be Sufficient for Treatment of Young Adults With Prehypertension and Hypertension? A Systematic Review and Meta-Analysis. Hypertension. 2016;68:78-87.

Metaanálisis que incluye 14 estudios aleatorizados, con 3614 participantes. Concluyen que la prescripción de ejercicio no tiene influencia significativa en la PA ni en el peso

Visitar sitio web

Zhijun Wu, Cheng Jin, Anand Vaidya, Wei Jin, Zhe Huang, Shouling Wu, Xiang Gao. Longitudinal Patterns of Blood Pressure, IncidentCardiovascular Events, and All-Cause Mortality in Normotensive Diabetic People. Hypertension. 2016;68:71-772016;67:1150-1156.
Estudio de cohortes de 3159 diabéticos, de los cuales 831 tenían una PA<120/80 mm Hg y 2328 de 120 a 139/80 a 89 mm Hg. En un seguimiento de 7 años se documentaron 247 muertes y 177 eventos cardiovasculares. El presentar una PA < 120/80 durante el seguimiento se asocio a un incremento significativo de la mortalidad por todas las causas. No hubo diferencias significativas en la incidencia de eventos cardiovasculares Editorial de este estudio en este mismo número

Visitar sitio web

Estudio de casos y controles que trata de cuantificar la importancia de los factores de riesgo potencialmente modificables de accidente cerebro vascular en diferentes regiones del mundo, y en poblaciones claves así como los subtipos patológicos primarios de accidente cerebro vascular.
10 factores de riesgo potencialmente modificables se han asociado en conjunto con la alrededor del 90% del Riesgo Poblacional Atribuible de accidente cerebrovascular, con variaciones regionales en la importancia relativa de la mayoría de los factores de riesgo individuales.

Visitar sitio web

Resumen: estudio transversal multicéntrico. A pesar de un alto grado de conciencia y el uso frecuente de combinaciones de dosis fija, sólo el 41% de los diagnosticados, tratados, y cumplidores tenían la PA controlada.

Rohla M, Haberfeld H, Tscharre MK, Huber K, Thomas W. Awareness, treatment, and control of hypertension in Austria: a multicentre cross-sectional study. J Hypertens 2016, 34: 1432-40.

Visitar sitio web

La angioplastia transluminal percutánea (ATP) es uno de los tratamientos estándar para la estenosis de la arteria renal (EAR). Se investigó la frecuencia y los factores de riesgo de reestenosis y su impacto sobre el control de la PA;
175 hipertensos con EAR [Edad media de 60 años; 34% de mujeres; 30,3% displasia fibromuscular (DFM)] con 207 arterias renales tratadas fueron incluidos.
Durante el seguimiento (media, 5,1 años) el 32% desarrollaron reestenosis. En el análisis multivariante, la DFM fue un predictor independiente de reestenosis (RR; 2,65, p <0,05). Si se consideraban dos grupos: DFM o estenosis ateroesclerótica (EA), la presencia de enfermedad cardiovascular previa (RR: 2,84), así como EAR grave (> 90%) (RR: 3.95) en EA fueron predictores independientes de reestenosis (P <0,05, respectivamente). Al año de la ATP el 20% había desarrollado reestenosis. Cuando se dividió en cuatro grupos en función de si se trataba de DFM o EA, y la ausencia o presencia de reestenosis al año, el número de fármacos antihipertensivos fue significativamente inferior tanto para la DFM como la EA sin reestenosis (P <0,01, respectivamente). Sin embargo, una diferencia significativa en la disminución en la PAS (-31 ± 19 vs. -12 ± 25 mmHg, p <0,05), así como control de la HTA (36,4 vs. 5,0%, p <0,01) entre la ausencia / presencia de reestenosis se encontró sólo en DFM. En conclusión: La frecuencia de reestenosis después de la ATP renal es significativo, y la presencia de reestenosis disminuye el beneficio de su tratamiento • Iwashima Y, Fukuda T, Fumiki F, Kusunoki H, Kishida M, Hayashi S et al. Incidence and risk factors for restenosis, and its impact on blood pressure control after percutaneous transluminal renal angioplasty in hypertensive patients with renal artery stenosis. J Hypertens 2016, 34: 1407-15.

Visitar sitio web

Clásicamente se consideraba que la práctica totalidad de la ingesta diaria de sodio es excretada en la orina y la variabilidad individual observada se atribuía a la variabilidad en la ingesta de sodio en la dieta y a errores en la recogida de orina. El objetivo del estudio fue analizar la variabilidad en la excreción urinaria de sodio (EUS) en 35 niñas (11-15 años) con un consumo de sodio fijo. Estudio con diseño cruzado aleatorizado con dietas controladas ya fueran bajas (57 mmol / día) o altas (167 mmol /día) de sodio. Duración 3 semanas.
Se encontró una alta variabilidad intraindividual en la EUS teniendo en cuenta la dieta fija en sodio. Serian preciso más estudios para entender las causes de tal variación. De momento es recomendable utilizar más de una determinación para evaluar la EUS.

Weaver CM, Martin BR, McCabe GP, McCabe LD, Woodward M, Anderson CAM and Appel LJ. Individual variation in urinary sodium excretion among adolescent girls on a fixed intake. J Hypertens 2016, 34: 1290-7.

Visitar sitio web

Satoshi Hoshide, Yuichiro Yano, Hajime Haimoto, Kayo Yamagiwa, Kiyoshi Uchiba, Shoichiro Nagasaka, Yoshio Matsui, Akira Nakamura, Motoki Fukutomi, Kazuo Eguchi, Joji Ishikawa, Kazuomi Kario; on behalf of the J-HOP Study Group. Morning and Evening Home Blood Pressure and Risks of Incident Stroke and Coronary Artery Disease in the Japanese General Practice Population The Japan Morning Surge-Home Blood Pressure Study. Hypertension. 2016;68:54-61.

Estudio japonés en práctica clínica, en el que siguieron a 4310 pacientes con enfermedad y/o riesgo cardiovascular durante una media de 4 años (media de 65 años y el 79% con tratamiento antihipertensivo). Basalmente se realizo medida de presión en clínica y AMPA, 2 mediciones por la mañana, al levantarse y 2 antes de acostarse. Se registraron 74 ictus y 77 eventos coronarios.
La medida de PA por la mañana con AMPA predice el riesgo de Ictus mejor que la media de mañana y noche. En este estudio los valores de AMPA no se asocian con la incidencia de eventos coronarios

Visitar sitio web

Estudio de cohortes, con 1003 pacientes hipertensos incluidos. El objetivo del estudio fue evaluar el papel dela escala CHADS2VASC2 como predictor de mortalidad en los pacientes hipertensos ancianos, independientemente de la presencia de fibrilación auricular.

El estudio llega a la conclusión que en los pacientes de 65 años o más una mayor puntuación en la escala de CHADS2VASC2 implica un mayor riesgo de muerte.

Como curiosidad destacar la relación encontrada en este estudio entre la hipercolesterolemia y menor riesgo CV en personas “mayores”, especialmente mujeres.

Visitar sitio web

Subanàlisis del estudio SPRINT comparando en el subgrupo de pacientes mayores de 75 años el control estricto de la PA (PAS < 120 mmHg) vs control estándar (PA <140 mmHg). El control estricto se acompañó de un menor riesgo de eventos cardiovasculares (variable compuesta) y de una menor mortalidad; Se observa también un aumento de los efectos adversos, aunque las diferencias no llegan a la significación estadística.

Visitar sitio web

Los resultados ponen de manifiesto, una vez más, la relevancia de la HTA como factor de riesgo principal para la mortalidad y los eventos cardiovasculares en un entorno real. Así mismo apoyan la necesidad permanente de prevención de los factores de riesgo cardiovascular, la intensificación de las acciones para la prevención primaria de la HTA mostrarían el papel potencial para reducir en gran medida la carga de la enfermedad cardiovascular.

Redon J, Tellez-Plaza MK, Orozco-Beltran D, Gil-Guillen V, Pita S, Navarro-Pérez J et al on behalf of the ESCARVAL Study Group. Impact of hypertension on mortality and cardiovascular disease burden in patients with cardiovascular risk factors from a general practice setting: the ESCARVAL-risk study. J Hypertens 2016, 34: 1075-83.

Visitar sitio web

Estudio prospectivo que sugiere que una mayor concentración de zinc en suero está relacionado de forma positiva e independiente a la HTA en hombres. Son precisos más estudios en población general y a gran escala para sustentar estos resultados y si se confirma evaluar los mecanismos responsables.

Kunutsor SK, Laukkanen JA. Serum zinc concentrations and incident hypertension: new findings from a population-based cohort study. J Hypertens 2016, 34: 1055-61.

Visitar sitio web

Estudio prospectivo que sugiere que una mayor concentración de zinc en suero está relacionado de forma positiva e independiente a la HTA en hombres. Son precisos más estudios en población general y a gran escala para sustentar estos resultados y si se confirma evaluar los mecanismos responsables.

Visitar sitio web

Eva M. Lonn, M.D., Jackie Bosch, Ph.D., Patricio Lopez Jaramillo, M.D., Ph.D., Jun Zhu, M.D., Lisheng Liu, M.D., Prem Pais, M.D. Blood-Pressure Lowering in Intermediate-Risk Persons without Cardiovascular Disease New Engl J Med 2016; 374: 2009-20.

Ensayo clínico randomizado comparativo 2×2 factorial, con pacientes con riesgo cardiovascular intermedio y sin enfermedad cardiovascular que fueron randomizados a recibir tratamiento antihipertensivo combinado vs placebo con el objetivo primario de evaluar la reducción de eventos cardiovasculares.

En este estudio se observó que el tratamiento activo no se asociaba a una tasa menor de eventos cardiovasculares mayores en personas con riesgo intermedio que no han tenido enfermedad cardiovascular.

Visitar sitio web

Estudio de cohortes cuyo objetivo fue evaluar la asociación entre la excreción urinaria de sodio y el riesgo de eventos cardiovasculares en los pacientes con enfermedad renal crónica (variable combinada).
En este estudio observan una asociación positiva entre la excreción urinaria de sodio y el riesgo de eventos cardiovasculares, de manera que a mayor excreción, mayor riesgo.

Visitar sitio web

Editorial (acceso libre) del siguiente artículo.
El trabajo de Lehtonen et al. confirma el valor pronóstico reconocido del ECG en la hipertrofia ventricular izquierda en pacientes hipertensos y aporta algunas novedades que será preciso confirmar en ulteriores trabajos.

Visitar sitio web

• Gosmanov AR, Lu JL, Sumida K, Potukuchi P, Rhee CM, Kalantar-Zadeh K et al. Synergistic association of combined glycemic and blood pressure level with risk of complications in US veterans with diabetes. J Hypertens 2016, 34: 907-13.

Visitar sitio web

Editorial de la revista al estudio de Gosmanov et al. Estudio observacional que muestra que una mal control de la DM i de la HTA es predictora de la enfermedad renal, coronaria y accidente cerebrovascular. Este hecho ya era conocido de hace 40 años. La importancia viene dada por el tamaño de la población del estudio y el ajuste a múltiples covariables, y el papel central de la enfermedad renal crónica como punto final. Se comenta el aspecto sorprendente en relación con el conocimiento de la HTA en pacientes con DM en que los estudios de intervención han sido insuficientes en el diseño y no se ha podido demostrar de manera convincente la prevención eficaz. Por lo tanto, las directrices todavía no son capaces de dar recomendaciones clínicas concluyentes para la reducción de la PA y un mejor control de la glucosa en pacientes con DM (¿). Como dicen los autores el estudio de Gosmanov et al. es en realidad una petición masiva para el diseño de un ensayo resultado más poderoso y concluyente en pacientes con DM e HTA.

Visitar sitio web

Documento de consenso para el paciente con frecuencia cardiaca (FC) elevada.
Ofrece el estado actual de la situación y la presencia de muchas dudas. Así la investigación de la medición de la FC de reposo deben reportar información sobre la duración del período de descanso antes de la medición, información sobre la temperatura y el medio ambiente, el método de medición, la duración de la medida, el número de lecturas, el intervalo de tiempo entre medidas, la posición del cuerpo y el tipo de observador. De acuerdo con los expertos hay pruebas convincentes de que los recursos humanos es un factor de riesgo importante para la enfermedad cardiovascular y se sugiere incluir de forma rutinaria medición de la FC en la evaluación del paciente hipertenso.
La definición para definir la taquicardia es arbitraria y a falta de estudios para el descenso en la HTA, no pueden hacerse sugerencias terapéuticas prácticas para el manejo de estos pacientes.
Sin embargo la ausencia de evidencia no significa evidencia en contra de la importancia de la taquicardia como factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular y que la exposición a largo plazo a un factor de riesgo potencialmente importante que puede afectar el pronóstico del paciente. Los principales objetivos del presente documento son alertar a los investigadores y médicos sobre la importancia de medir la FC en pacientes hipertensos, y para estimular la investigación para aclarar las cuestiones sin resolver.

• Palatini P, Rosei E A, Casiglia E, Chalmers J, Ferrari R, Grassi G et al.

Visitar sitio web

Estudio que evalÚa la relación entre la excreción de sodio y los eventos cardiovasculares en hipertensos y normotensos. El estudio llega a la conclusión de que una alta ingesta de sodio en comparación con una ingesta moderada se asocia con un incremento en el riesgo de eventos cardiovasculares y muerte en población hipertensa (sin asociación en población normotensa), mientras que la asociación entre una baja ingesta de sodio con un incremento en el riesgo de eventos cardiovasculares y de muertes se ha observado tanto en hipertensos como no hipertensos.

Lancet 2016;388: 465-75

Visitar sitio web

Subanàlisis del estudio SPRINT comparando en el subgrupo de pacientes mayores de 75 años el control estricto de la PA (PAS < 120 mmHg) vs control estándar (PA <140 mmHg). El control estricto se acompañó de un menor riesgo de eventos cardiovasculares (variable compuesta) y de una menor mortalidad; Se observa también un aumento de los efectos adversos, aunque las diferencias no llegan a la significación estadística.

Visitar sitio web

Gay, HC; Rao, SG; Vaccarino, V; Ali, MK. Effects of Different Dietary Interventions on Blood Pressure Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials. Hypertension. 2016;67:733-739.
Revisión sistemática del efecto de intervenciones dietéticas sobre la Presión Arterial (PA). El efecto total neto de la intervención dietética sobre PA sistólica y PA diastólica fue de -3.07 mm Hg (el intervalo de confianza del 95 %,-3.85 a-2.30) y -1.81 mm Hg (el intervalo de confianza del 95 %, -2.24 a-1.38), respectivamente. La dieta DASH tenían el efecto neto más grande (PA sistólica, -7.62 mm Hg [intervalo de confianza del 95 %,-9.95 a-5.29] y PA diastolica, -4.22 mm Hg [intervalo de confianza del 95 %, -5.87 a-2.57]). Dietas de Sodio bajo; sodio bajo, potasio alto; sodio bajo, de poca calorías; y dietas de poca calorías también condujeron a descensos signifivcativos de PA sistólica y PA diastólica, mientras que participantes de dieta mediterráneos experimentaron una reducción significativa de la P diastólica, pero no de la PA sistólica.

Visitar sitio web

Wallbach, M; Lehnig, L-Y, Schroer, C; Lüders, S; Böhning, E; Müller, GA; Wachter, R; Koziolek, MJ. Effects of Baroreflex Activation Therapy on Ambulatory Blood Pressure in Patients With Resistant Hypertension. Hypertension. 2016;67:701-709

Baroreflex activation therapy (BAT) representa una opción nueva en el tratamiento de hipertensión resistente y la insuficiencia cardiaca congestiva con la eyección reducida fraction3 por modulación el sistema autonómico nervioso. Se incluyeron en este estudio 51 pacientes. Despues de 6 meses de seguimiento, se redujo la PA sistolica por MAPA (de 148±17 mm Hg a 140±23 mm Hg, P<0.01), PA diastolica (de 82±13 mm Hg a 77±15 mm Hg, P<0.01), la PA sistólica y diastólica, en periodo de actividad y descanso, descendió significativamente (P≤0.01) mientras que el numero de fármacos antihipertensivos se redujo de 6.5±1.5 a 6.0±1.8 (P=0.03)

Visitar sitio web

Salles, GF; Reboldi, G; Fagard, RH; Cardoso, CR; et al; Hermida RC, for the ABC-H Investigators. Prognostic Effect of the Nocturnal Blood Pressure all in Hypertensive Patients. The Ambulatory Blood Pressure Collaboration in Patients With Hypertension (ABC-H) Meta-Analysis. Hypertension. 2016;67:693-700

Metaanálisis con 17312 pacientes hipertensos de 3 continentes. Los resultados confirman que el descenso nocturno de la PA es un predictor independiente de eventos cardiovasculares. Los risers (reverse dippers) presentan el peor pronóstico. Los no dippers (reduced dippers) presentan un 27% de exceso de riesgo en relación con los dippers. Con respecto a los dippers extremos, su pronóstico cardiovascular está influido significativamente por el tratamiento antihipertensivo, en la cohorte de pacientes tratados no incrementa el riesgo, mientras que en los no tratados incrementa el riesgo de forma similar a los risers, pero estas concusiones en esta situación deben ser interpretados con cautela debido a la gran heterogeneidad de los diversos estudios.

Visitar sitio web

Weidung B, Littbrand HK, Nordström P, Carlberg B and Gustafson

Visitar sitio web

Analiza la evidencia para el uso de intervenciones digitales interactivas (IDI) como apoyo a los pacientes para el automanejo de la HTA, y determinar su impacto en el control y reducción de la PA. Revisión sistemática y metanálisis, bases de datos: Medline, EMBASE, CINAHL, PsycINFO, ERIC, Cochrane Library, DoPHER, trofeo, Social Science Citation Index y Science Citation Index. Se estudiaron adultos (> 18 años) con HTA. La intervención fue una IDI (ordenador, tf u otros dispositivos) y la comparación fue con la atención habitual.
Las IDI producen un descenso de la PAS y la PAD comparado con la atención habitual. Los resultados sugieren que estos hallazgos podrían ser aplicados a una amplia gama de sistemas de asistencia sanitaria y en distintas poblaciones. Sin embargo, la sostenibilidad y la efectividad clínica a largo plazo de estas intervenciones es aún incierto

Visitar sitio web

Repasa, comparando con el estudio PAMELA la situación de la verdadera HBB (AMPA y MAPA) con un mejor pronóstico que la HBB parcial (solo AMPA o MAPA), pero con un ligero mayor riesgo que la NT.
¿Y qué actitud terapéutica realizar? La posible reducción de la PA no ha podido demostrarse (no hay estudios) que se traduzca en un ulterior beneficio en términos de morbimortalidad.
Nota del revisor: es preciso proceder a las pertinentes recomendaciones del estilo de vida y realizar un seguimiento periódico (preferiblemente con MAPA cada 12 meses y más frecuentemente en pacientes de alto riesgo)

Visitar sitio web

La HTA de bata blanca (HBB) es una situación frecuente sobre todo en niños y ancianos. La importancia pronóstica de la HBB es todavía motivo de debate. Se trata de una revisión sistemática y metanálisis de estudios de cohortes que evalúa los efectos de la HBB en comparación con la HTA sostenida (HTAs) y la normotension (NT) respecto los eventos cardiovasculares, muerte cardiovascular, AVC y mortalidad global. Bases de datos: MEDLINE, PubMed, EMBASE y Cochrane. Se analizó la PA en consulta, domicilio y por MAPA. Se incluyeron 14 estudios, 29.100 participantes (13.538 NT, 4.806 HBB y 10.756 con HTAs). Seguimiento medio de 8 años. Las personas con HBB tenían tasas más altas de morbilidad y mortalidad cardiovascular pero no de mortalidad global y AVC en comparación con los NT. La morbilidad-mortalidad cardiovascular, la mortalidad global y el AVC fue mayor en pacientes con HTN sostenida en comparación con HBB.
Conclusión: la morbilidad y la mortalidad cardiovascular asociado con HBB puede ser ligeramente mayor en comparación con NT, pero muy por debajo de la HTAs.

Visitar sitio web

Tanaka F, Komi R, Makita S, Onoda T, Tanno K, Ohsawa M et al on behalf of Iwate-Kenco Study Group. Low-grade albuminuria and incidence of cardiovascular disease and all-cause mortality in nondiabetic and normotensive individuals.

En individuos aparentemente sanos, con PA óptima y sin DM, la excreción urinaria de albúmina por debajo del umbral de la microalbuminuria, predice de forma independiente la incidencia de acontecimientos cardiovasculares (CVS) y la mortalidad total a expensas sobre todo del aumento de CVS.

Visitar sitio web

Karatzi K, Georgiopoulos G, Yannakoulia M, Efthimiou E, Voidonikola P, Mitrakou A. Eating frequency predicts new onset hypertension and the rate of progression. J Hypertens 2016, 34: 429-434.

Visitar sitio web

Sonawane KB, Qian J, Garza KB, Wright BM, Zeng P, Ganduglia-Cazaban CM and Hansen RA. Patterns of treatment modifications among newly treated hypertensive patients: does choice of modification strategy affect likelihood of treatment discontinuation?

Estudio retrospectivo de cohortes en Tejas (EUA) 2008-2012. Estudia las distintas estrategias del tratamiento farmacológico. El tiempo medio para la adición de un fármaco fue de más de 100 días, y de 140 días para el cambio. La adición presenta la menor probabilidad de interrumpir el tratamiento.

Las modificaciones del tratamiento son habituales en la HTA, y más en un reciente diagnóstico. Las tasas de modificación del tratamiento varían significativamente entre los fármacos (menores con IECA o ARA-II). En la práctica, las modificaciones de tratamiento se producen mucho más tarde que las recomendaciones de las guías (habitualmente 30 días). La adición puede ser el enfoque preferido para intensificar el tratamiento en los pacientes con alto riesgo de interrupción del tratamiento.

Visitar sitio web

Linhart C, Tukana I, Lina S, Taylor R, Morrell S, Vatucawaqa PÑ et al. Continued increases in hypertension over three decades in Fiji, and the influence of obesity

A partir de encuestas de salud, evidencian un aumento de la prevalencia de la HTA, PAS o PAD en ambos géneros y en las distintas etnias de Fiji en el periodo 1980-2011, en relación en mayor o menor medida a un más elevado IMC, sin ninguna señal de que disminuya la situación, lo que contribuye de forma significativa a mortalidad prematura por enfermedad cardiovascular.

Los hallazgos indican que los enfoques preventivos en relación con la obesidad, ingesta de calorías, actividad física adecuada, reducción de la ingesta de sal, y la identificación y el tratamiento de los casos de la HTA aún no han comportado una disminución en la prevalencia de la HTA o la PAS y la PAD

Visitar sitio web

Saeki K, ObayashiK and Norio Kurumatani. Short-term effects of instruction in home heating on indoor temperature and blood pressure in elderly people: a randomized controlled trial.J Hypertens2015, 33:2338–2343

Ensayo clínico que demuestra el beneficio del aumento de la temperatura en el domicilio de los pacientes (dos grados) respecto el mayor descenso de la PA.

Visitar sitio web

Sandström YK, Ljunggren G, Wändell P, Wahlström L, Carlsson Ac. Psychiatric comorbidities in patients with hypertension – a study of registered diagnoses 2009–2013 in the total population in Stockholm County, Sweden.

Visitar sitio web

Andreadis EA, Agaliotis G, Kollias A, Kolyvas G, Achimastos A, Stergiou Gs. Night-time home versus ambulatory blood pressure in determining target organ damage. J Hypertens 2016, 34: 438-444

Visitar sitio web

Li W, Gu H, Teo K, Bo J, Wang Y, Yang Y et al. on behalf of the PURE China Investigators.Hypertension prevalence, awareness, treatment, and control in 115 rural and urban communities involving 47 000 people from China.J Hypertens2016, 34: 39-46

41,9% de los individuos eran hipertensos, conocían su situación el 41,6%, t ratados el 34,4% y controlados el 8,2%

Los porcentajes de control siguen siendo bajos en China. Se necesitan con urgencia programas nacionales eficaces en la prevención y control de la HTA.

Comentado en el editorial del mismo número: He J.Hypertension in China: a large and increasingpublichealthchallenge.J Hypertens2016, 34: 29-31.

Visitar sitio web

Sivén S, Niiranen T, Kantola I, Jula A.White-coat and masked hypertension as risk factors for progression to sustained hypertension: the Finn-Home study.J Hypertens2016, 34: 54-60

Seguimiento de una cohorte de pacientes hipertensos de bata blanca e hipertensos enmascarados. Presentan un riesgo de 3 a 4 veces superior de desarrollar HTA sostenida que los normotensos. Deberían por tanto de beneficiarse de un seguimiento activo y las pertinentes recomendaciones del estilo de vida

Visitar sitio web

Huerta A, López B, Ravassa S, Gorka J, Querejeta R, Beloqui O et al. Association of cystatin C with heart failure with preserved ejection fraction in elderly hypertensive patients: potential role of altered collagen metabolism. J Hypertens2016, 34: 130

Visitar sitio web

KunutsorSK ,Apekey TA and Cheung BMY. Gamma-glutamyltransferase and risk of hypertension: a systematic review and dose-response meta-analysis of prospective evidence.J Hypertens2015, 33:2373–2381

Revisión sistemática y metaanálisis de estudios de cohortes. Níveles basales de GGT se asocian (una relación lineal)con un mayor riesgo de HTA en la población general.
Comentario: Se precisan de más estudios para llegar a esta conclusión, pues aunque se intentó examinar el impacto de posibles factores de confusión (incluyendo el consumo de alcohol, entre otros) esto no fue completamente posible.

Visitar sitio web

Butler KR Jr, Penman AD, Minor DS and Thomas H. Mosley JrDeterminants of pulse pressure and annual rates of change in the Atherosclerosis Risk in Communities study. J Hypertens2015, 33: 2463–2470.

Se encontraron diferencias significativas tanto en la presión del pulso (PP) basal media como en la tasa media de variación interanual de PP entre hombres y mujeres y los afroamericanos y los blancos. La diabetes y la obesidad tuvieron fueron los factores que más se relacionaron con este hecho.
Leer más (editorial del mismo número) Aging and pulse pressure widening: the inseparable duo?

Visitar sitio web

Dena Ettehad, Connor A Emdin, Amit Kiran, Simon G Anderson, Thomas Callender, Jonathan Emberson, John Chalmers, Anthony Rodgers,Kazem Rahimi Blood pressure lowering for prevention of cardiovascular disease and death: a systematic review and meta-analysis. Lancet 2016; 387:957-967

Han buscado el grado de reducción del riesgo en función de la disminución de PA alcanzada, comorbilidades y tipo de fármaco utilizado.
Hallaron una disminución del RR proporcional a la disminución de la PAS cuantificando que por cada 10 mmHg de reducción de la PAS , se disminuía de manera significativa el riesgo de eventos CV mayores en un 20%, enf coronaria 17%, ictus en un 27%, e ins cardíaca en un 28% que condujo a un 13% de disminución significativa de mortalidad por todas las causas. Sin embargo el efecto sobre la ins renal no fue significativo
Encontraron asimismo las mismas reducciones proporcionales de riesgo por cada 10 mm Hg de disminución de PAS independientemente del punto de partida de PAS
Respecto a las enfermedades de base no encontraron diferencias significativas salvo en diabéticos y enf renal crónica en las que eran menores, pero significativas , reducciones de riesgo
En cuanto a los fármacos, los beta bloq se mostraron inferiores para la prev de eventos cv mayores, ictus e ins renal, losant del calcio superiores en prev de ictus mientras que para la prev de ins cardíaca los diuréticos se mostraron los superiores mientras que los calcio ant se mostraron inferiores.

Visitar sitio web

Wu S , Deng F, Huang J, Wang X, Qin Y, ZhengCh et al. Does ambient temperature interact with air pollution to alter blood pressure? A repeated-measure study in healthy adults. J Hypertens2015, 33:2414–2421

Visitar sitio web

Vishram JKK, Dahlöf B, Devereux R, Hanse I, Kjeldsen SE, Lindholm, LH. Blood pressure variability predicts cardiovascular events independently of traditional cardiovascular risk factors and target organ damage: a LIFE substudy.J Hypertens 2015, 33:2422

Visitar sitio web

Eisenberg M, Windle SB, Roy N, Old W, Grondin FR, Bata Y et al; for the EVITA Investigators. Varenicline for Smoking Cessation in Hospitalized Patients With Acute Coronary Syndrome. Circulation. 2016;133:00-00. DOI: 10.1161/CIRCULATIONAHA.115.019634

Estudio aleatorizado controlado en el que se valoró la eficacia de vareniclina + intervención no farmacológica (INF) frente INF en la abstinencia tabáquica de 302 pacientes fumadores de > 10 cigarrrillos/d ingresados por SCA. La vareniclina fue mas eficaz que el grupo control (47,3% frente a 34,5% de abstinencias a las 24 semanas, P=0.012. NNT=6.8) Son necesarios estudios de seguridad a más largo plazo

Visitar sitio web

Long-Term Stroke Risk Due to Partial White-Coat or Masked Hypertension Based on Home and Ambulatory Blood Pressure Measurements: The Ohasama Study

Evaluar el riesgo de AVC que presentan los individuos diagnosticados de Hipertensión de Bata Blanca e Hpertensión enmascarada. El artículo pone en relieve la AMPA y la MAPA son necesarias para detectar HTA de bata blanca para evaluar el riesgo de ACV mas adecuadamente. Autores: Satoh, Michihiro; Asayama, Kei; Kikuya, Masahiro; Inoue, Ryusuke; Metoki, Hirohito; Hosaka, Miki; Tsubota-Utsugi, Megumi; Obara, Taku; Ishiguro, Aya; Murakami, Keiko; Matsuda, Ayako; Yasui, Daisaku; Murakami, Takahisa; Mano, Nariyasu; Imai, Yutaka; Ohkubo, Takayoshi

Visitar sitio web

Impact of Adiposity on Incident Hypertension Is Modified by Insulin Resistance in Adults: Longitudinal Observation From the Bogalusa Heart Study. Hypertension. 67(1):56-62, January 2016.

Visitar sitio web

Gidding SS, Rana JS, Prendergast Ch, Mc Gill H, Carr JJ, Liu K et al. Pathobiological Determinants of Atherosclerosis in Youth (PDAY) Risk Score in Young Adults Predicts Coronary Artery and Abdominal Aorta Calcium in Middle Age: The CARDIA Study. DOI: 1

Estudio CARDIA. 3008 jóvenes entre 18-35 años seguidos cada 5 años, hasta los 43-55 años. Valoración del Calcio intracoronario y en aorta abdominal durante 25 años. Como resultados finales: las imágenes de aterosclerosis subclínica proporcionan una fuerte predicción de aterosclerosis subclínica futura en los patrones de riesgo evaluados en jóvenes y seguidos hasta la edad adulta.

Visitar sitio web

Ding M, Satija A, Bhupathiraju S, Hu Y, Sun Q, Han J et al. Association of Coffee Consumption with Total and Cause-Specific Mortality in Three Large Prospective Cohorts. DOI: 10.1161/CIRCULATIONAHA.115.017341

Revisión de 3 cohortes de enfermeras estadounidenses incluidas en el Nurse’s Health Study (NHS) analizando el consumo de café con la mortalidad total (74,890 93,054 y 40,557 mujeres). El consumo de café, ya fuera cafeínado o descafeinado (1-5 tazas) se asoció con una menor tasa de mortalidad total.

Visitar sitio web

Saeki K, ObayashiK and Norio Kurumatani. Short-term effects of instruction in home heating on indoor temperature and blood pressure in elderly people: a randomized controlled trial.J Hypertens2015, 33:2338–2343

Ensayo clínico que demuestra el beneficio del aumento de la temperatura en el domicilio de los pacientes (dos grados) respecto el mayor descenso de la PA.

Visitar sitio web

Aissopoua EK, Papathanassioub M, Nasothimioua EF, KonstantonisaGD ,Tentolourisa N, Theodossiadisb PG et al. The Keith-Wagener-Barker and Mitchell-Wong grading systems for hypertensive retinopathy: association with target organ damage in individuals below

Por razones prácticas (más simple),para los primeros signos de retinopatía hipertensiva en personas jóvenes puede ser preferible la clasificación Mitchell-Wong frente la clásica de Keith–Wagener–Barke.
Leer más (editorial del mismo número): Updated classification of hypertensive retinopathy: which role for cardiovascular risk stratification?

Visitar sitio web

Adiyaman A, Aksoy I, DeinumJ ,Staessen JA, and Thien T.Influence of the hospital environment and presence of the physician on the white-coat effect. J Hypertens 2015, 33:2245–2249

Visitar sitio web

Lambert GW, Hering D, Marusic P, Thorp A, Sata Y, Leeb R. Health-related quality of life and blood pressure 12 months after renal denervation.J Hypertens 2015, 33:2350–8

Visitar sitio web

Howard J, Patel H, Shun-Shin MJ, Mourad JJ, Blacher J, Mahfoud F et al. Impact of number of prescribed medications on visitto-visit variability of blood pressure: implications for design of future trials of renal denervation.J Hypertens 2015, 33:2359–67

Visitar sitio web

XinfangXie, Emily Atkins, JichengLv, Alexander Bennett, Bruce Neal, Toshiharu Ninomiya, Mark Woodward, Stephen MacMahon, Fiona Turnbull,Graham S Hillis, John Chalmers, Jonathan Mant, Abdul Salam, KazemRahimi, VladoPerkovic, Anthony Rodgers
Effects of intensive blood pressure lowering on cardiovascular and renal outcomes: updated systematic review and meta-analysis. Lancet 2016; 387: 435–443.

Se plantean valorar la eficacia y seguridad de las estrategias de disminución intensiva de PA. La media de PA alcanzada en el tt. Intensivo fue de 133/76 frente a 140/81 mmHg del no intensivo encontrándose diferencias significativas en el grupo de tto intensivo en la reducción de eventos cv mayores 14%, IAM 13%, ictus 22%, albuminuria y progresión de la retinopatía (este último en ECA que incluyó diabéticos). Sin embargo el tto intensivo no tuvo claros efectos en insuficiencia cardíaca, muerte cv, mortalidad total ni ins renal terminal. El beneficio absoluto fue mayor en ensayos que incluía pacientes con enf vascular, ins renal o DM. Las hipotensiones severas se describieron más en el grupo de tto intensivo pero el exceso de riesgo fue pequeño, de o,3% frente a 0,1% persona/año seguimiento.

Visitar sitio web

Miedema M, Petrone A, Shikani J, Greenland P, Lewis CE, Pletcher MJ et al. The Association of Fruit and Vegetable Consumption During Early Adulthood With the Prevalence of Coronary Artery Calcium After 20 Years of Follow-Up: The CARDIA Study. DOI: 10.11

En el registro CARDIA se evaluó el consumo de F/V en una encuesta semicuantitativa. Se midió la dieta administrada y el calcio intracoronario (CAC) a los 20 años de iniciado el estudio(2005-2006). Una mayor ingesta de F/V durante la edad adulta se asoció con menor probabilidad de aumento en la medición de CAC tras 20 años de seguimiento.

Visitar sitio web

Sotos-Prieto M, Bhupathiraju SN, Mattei J, Fung TT, Li Y, Pan A et al. Changes in Diet Quality Scores and Risk of Cardiovascular Disease Among US Men and Women. DOI: 10.1161/CIRCULATIONAHA.115.017158

Se evalúan la adherencia a varios niveles de calidad en 3 dietas, Indice de alimentación saludable alternativa (AHEI), Indice de dieta mediterránea alternativa (AMED) y dieta DASH en dos cohortes, de hombres (29343 del Health Professionals Follow-up Study y 51,195 mujeres del Nurses’ Health Study (1986-2010), durante 20 años.
La mejora en la adherencia a las puntuaciones de calidad en la dieta con el tiempo se asocia con un menor riesgo de Enfermedad cardiovascular tanto a corto como largo plazo.

Visitar sitio web

Bryan Williams, Thomas M MacDonald, Steve Morant, David J Webb, Peter Sever, Gordon McInnes. Spironolactone versus placebo, bisoprolol, and doxazosin to determine the optimal treatment for drug-resistant hypertension (PATHWAY-2): a randomised, double-blind, crossover trial. Lancet 2015; 386: 2059-68

Espironolactona frente a Placebo, bisoprolol, y doxazosina para determinar el tratamiento óptimo en hipertensión resistente al tratamiento: estudio aleatorizado cruzado, a doble ciego. espironolactona ha sido el fármaco añadido más efectivo para el tratamiento de hipertensión resistente. La superioridad de espironolactona apoya el papel primario que tiene la retención de sodio en estas situaciones.

Visitar sitio web