“Teníamos una isla llamada semFYC donde nos encontrábamos de noche para trabajar en la Tesis”

Desde #noticiassemFYC conversamos con Nieves Barragán, Coordinadora del Grupo-Programa Comunicación y Salud de la semFYC y médica de familia del CAP Vallcarca de Barcelona, muy activa en el ámbito de la investigación y de la especialidad tanto a nivel estatal como internacional y que, tras ganar una Beca Isabel Fernández en 2012 por la tesis “Diseño y evaluación de un programa formativo en Entrevista Motivacional para médicos” nos explica el por qué de la importancia de la investigación en Entrevista Motivacional y en Comunicación y Salud dentro de la Atención Primaria, el cómo puede influir en la mejora de la salud de la sociedad y del trabajo de los profesionales sanitarios y la amplia gama de especialidades a las que puede ayudar.

Barragán, junto con un equipo de médicos y médicas de familia extenso entre los que destacan nombres como Remedios Martín (actual Secretaria de la semFYC) o Manuel Campíñez, entre muchos otros, y con la colaboración multicéntrica de Centros de Salud de Córdoba y Vigo y de CAPS de Barcelona, ha sido la cocreadora de un campo de trabajo novedoso, tanto en su contenido como en su forma. El análisis de la Entrevista Motivacional y el estudio de una formación específica han sido el objetivo de esta investigación. Nos explica que la gran cantidad de grabaciones y análisis realizados, tanto en ámbitos urbanos como rurales, en diversos puntos del Estado y con pacientes diversos, con tipos de dolencias, contextos comunitarios y realidades comunicativas muy dispares, han generado un gran interés en la Tesis por parte de otras disciplinas científicas, como la Psicología o la Enfermería. También hablamos con ella acerca de su participación en el VI Congreso Iberoamericano de Medicina Familiar que se celebró en Tijuana durante el mes de mayo y del próximo XXX Congreso del Grupo-Programa en Comunicación y Salud que tendrá lugar en Santander. 

 

Puedes consultar la Tesis doctoral premiada aquí [+].

 

 

Buenos días Nieves, y muchas gracias por dedicarnos un poco de tu tiempo para poder realizar esta entrevista. En tu tesis nos comentas que el origen de tu proyecto surge de la constatación de que muchos médicos y médicas de familia se pueden llegar a sentir frustrados ante la comunicación con pacientes y te planteas una serie de interrogantes al respecto, como, por ejemplo, ¿quién es el responsable?

Buenos días, ¡muchas gracias a vosotros! Así es, el proyecto surgió, entre otras muchas cuestiones, ante la constatación que muchos compañeros invertimos mucha energía en intentar convencer a los pacientes para que cambien sus estilos de vida y sean más conscientes de su salud. El hecho de fallar en más de un ocasión nos crea, tal vez yo no utilizaría la palabra frustración, pero sí un cierto estrés y una posible sensación de falta de validez.

 

 

¿Hay culpabilidad por parte del médico?

En cierto modo podríamos decir que sí. Cuando ves que un paciente hipertenso tiene una recaída o un infarto, tras haberle insistido durante años sobre sus malos hábitos, te preguntas qué has hecho mal, o qué podrías haber hecho de forma diferente. Y ahí es donde entra el campo de la Entrevista Motivacional. Al formar en comunicación y salud y con una correcta entrevista, lo que queremos mostrar es que nadie es culpable y que, desde luego, yo, como médico de familia, no soy responsable de los malos hábitos que mi paciente ha escogido libremente. Lo que intentamos hacer con la Entrevista Motivacional es acompañar al paciente a través de la conversación para ir abriéndole puertas e ir “bailando” con él, sin que lo note.

 

¿Cómo has cambiado tú, como médica de familia, desde que eres consciente de la importancia de la Entrevista Motivacional?

El ser consciente de los patrones comunicativos de los pacientes, de detectar sus debilidades y fortalezas, sus gesticulaciones y expresiones faciales, y el lograr entender aquella información que me está dando una persona más allá de lo que dice, me ha hecho sentir más cercana a mi paciente. Como te decía, los pacientes son responsables de su salud, y nuestra función es la de ser acompañantes y ayudar a que sea el propio paciente el que se comprometa con el cambio

 

¿Te refieres al concepto que mencionáis a menudo de “diálogo del cambio”?

Exacto. El diálogo del cambio es aquella conversación que, si logras dirigir la Entrevista Motivacional hacia donde quieres, el paciente acaba manteniendo consigo mismo. Es aquella reflexión que se hace al darse cuenta por sí mismo de que hay algo que tiene que modificar en su vida, o a la hora de afrontar un posible diagnóstico. Y lo mejor es que llega a este punto de forma autónoma, de modo que se siente satisfecho, al ser una idea que considera suya.

 

Parece difícil investigar y cuantificar en este ámbito…

Sí, y especialmente porque nuestro trabajo no es teórico. La tesis es totalmente práctica. Es una tesis que podríamos llamar vivencial al 100%, y no hay muchas tesis doctorales hechas de esa forma. Hacer investigación en Atención Primaria o en Medicina de Familia y Comunitaria es difícil, y hacerla en comunicación todavía lo es más, por lo que pusimos mucho esfuerzo en cuidar todos los detalles. Ahora, que somos capaces de ver el resultado y constatar el cambio que se produce en el paciente al aplicarse una buena comunicación, nos sentimos muy orgullosos de lo conseguido. El efecto de aplicar una buena comunicación en la salud de los pacientes es incuestionable.

 

¿Qué novedad presenta la Tesis a nivel metodológico?

El gran éxito es haber logrado sustentar nuestra investigación con videograbaciones de pacientes reales, con un conjunto multicéntrico, con hasta 50 médicos que se han dejado grabar y cerca de 400 vídeos, la mayoría con pacientes reales, pero también con profesionales haciendo el rol de pacientes, por ejemplo con actores.  Todo esto, cuantificado, con hasta 18 items y una escala motivacional que nos ha permitido generar una escala cuantitativa.

 

¿De qué estamos hablando exactamente cuando nos referimos al aprendizaje en Comunicación y Salud?

Nos referimos a aprender a cambiar hábitos en la consulta, nos referimos a adquirir la capacidad de entrar dentro del paciente y de hacerlo de un modo que no sea un mero automatismo. Si dominas la Comunicación y la Entrevista no solamente sabes preguntar, si no que también sabes provocar respuestas en el paciente, sabes hacer una lectura del subtexto en su lenguaje corporal y acabas consiguiendo ese diálogo de cambio que te comentaba.

 

 

En la tesis hablas del Ciclo de aprendizaje experiencial. ¿Las actividades congresuales del Grupo-Programa en Comunicación y Salud se hacen pensando en este ciclo?

Sí, aplicamos el aprendizaje experiencial a nuestras actividades. Tenemos una metodología muy basada en la experiencia, por ejemplo, compartimos una videograbación de un paciente real y la analizamos en grupo. Lo que llamamos PBI.

 

¿Qué es el PBI?

Es el Problem-based interviewing, una técnica de estudio de la entrevista clínica grupal difundida en España a través de nuestro GPCYS. Consiste en el análisis de videograbaciones cuyo objetivo es mejorar la comunicación médico-paciente. Lo definió el profesor Art Lesser como un método de aproximación al problema del paciente a través de un estilo de entrevista que sea aplicable en la consulta y enseñable a los residentes.

 

¿Ha sido muy difícil el proceso de confección de la Tesis?

Ha sido un proceso duro, pero el trabajo en equipo ha sido muy importante y hemos recibido ayuda por parte de mucha gente. Por ejemplo, de la Unidad Docente de Córdoba, que desde su secretaría nos facilitó mucho el trabajo, sobretodo en lo que respecta a la burocracia y la coordinación de las videograbaciones. Más allá de los viajes, y las horas dedicadas fuera de la consulta en mi tiempo libre, al final tuve que pedirme 3 meses sin sueldo para poder terminar la tesis.

 

¿La Beca Isabel Fernández os ayudó?

Sí, nos ayudó económicamente muchísimo. Pudimos comprar el material para la grabación, viajar a los diversos Centros de Salud… Sin la Beca hubiera sido muy difícil, casi imposible.  Además, para publicar hay que pagar. Justamente ahora estoy terminando un artículo sobre Entrevista Motivacional y la Tesis para la revista Atención Primaria.

 

¿Cómo lo hacíais para coordinaros?

Las nuevas tecnologías nos han ayudado mucho. Al principio utilizábamos un programa llamado Second Life, a lo mejor no lo conoces… en Second Life creas un avatar y te encuentras con tus compañeros en un sitio determinado. Nosotros teníamos una isla llamada “semFYC” dentro de Second Life y nos encontrábamos de noche en la isla para coordinar la investigación.

 

De noche en la isla de la semFYC para hablar de entrevista motivacional, parece muy novelesco…

(Ríe) ¡En cierto modo lo es! En Comunicación y Salud estamos en este ámbito en el que se generan muchas conexiones con otras especialidades, y muchas y diversas emociones más allá del rigor estrictamente científico.

 

¿Desde qué ámbitos se han interesado en vuestro trabajo?

Desde muchos ámbitos, por ejemplo, desde la Psicología. Hay catedráticos universitarios que se han puesto en contacto con nosotros porque les ha interesado nuestro estudio y la cantidad de buen material que hemos recopilado. Es material de mucha calidad y muy difícil de conseguir, con pacientes reales y médicos reales, un auténtico lujo para cualquier investigador. Pienso que también a nivel internacional tiene su interés.

 

Precisamente a nivel internacional, estuviste a principios de mayo en el VI Congreso de la WONCA Iberoamericana CIMF celebrado en Tijuana realizando un par de talleres y presentaciones. ¿Cómo fue la experiencia?

Fue una experiencia muy enriquecedora para ver lo que están haciendo nuestro colegas lationamericanos, tan cercanos a nosotros, y tan lejanos al mismo tiempo, con su riqueza cultural y su diversidad brutal. Tijuana en concreto, al ser una población fronteriza entre los Estados Unidos y México, tiene una realidad particularmente compleja que afecta a nuestros colegas médicos y médicas.

 

¿Qué te llamó más la atención?

Me llamó muchísimo la atención la preocupación que se mostró en el congreso por la Salud Planetaria y la Salud de la población a nivel mundial. Creo que esta es una visión, una sensibilidad, que deberíamos fomentar en la semFYC y en Europa, porque vivimos en una comunidad mundial, con problemas mundiales, en un planeta compartido. Por supuesto, también me motivó mucho el interés que despierta en estos países la Comunicación. Estamos estudiando ampliar nuestra colaboración con WONCA Iberoamericana CIMF, hablamos con la Presidenta Jacqueline Ponzo y con el CEO Thomas Meoño al respecto, y creo que vamos en la buena dirección. A nivel más personal, fui hasta la frontera a pie y la crucé y fue una experiencia muy emocionante porque esta es seguramente la frontera más famosa del mundo, que separa y une dos universos muy diferentes. También me llamó mucho la atención los niveles de obesidad que hay en estos países, y la gran cantidad de azúcares y bollerías industriales que se consumen y se venden en los supermercados. Me dejó francamente preocupada.

 

 

A veces podría parecer que el tema de Comunicación no sea tan prioritario en sistemas de salud más frágiles…

¡Es totalmente lo contrario! En los países con menos recursos y con los sistemas de salud más vulnerables, la comunicación es precisamente lo más importante. Por muchas razones, pero una de ellas, es porque la comunicación es coste-efectiva. Formar en comunicación no es muy caro y ayudar a la población a cambiar sus hábitos y a empoderar a la gente para que tomen conciencia de su salud es una herramienta que puede mejorar muchísimo estas sociedades.

 

¿Cómo van los preparativos para vuestro 30º Congreso del GPCYS de Santander?

Van bien, estamos ahí trabajando mucho y con muchas tareas de gestión. Hemos ampliado el plazo para mandar comunicaciones y estamos muy contentos porque vamos viendo que habrá mucha presencia multidisciplinar en la congreso, y esto es lo que buscamos, por eso modificamos la normativa de envíos de comunicaciones, porque queremos que se unan como más especialidades, y disciplinas mejor. También estamos trabajando en un precongreso con pacientes.

 

Y ya para terminar… ¿crees que esta ha sido buena entrevista desde el punto de vista motivacional?

Creo que sí. Ha sido una entrevista interesante y bien preparada, me has dejado hablar y me has dado tiempo para mandar mi mensaje. ¡Muchas gracias!

 

¡A ti! Nos vemos en Santader.

 

Nieves Barragán

Coordinadora del Grupo-Programa en Comunicación y Salud