“Queremos reencontrarnos en Congresos presenciales y esperamos hacerlo pronto”

Entrevistamos a Josep Maria Vilaseca, actual Tesorero de WONCA Europe. Con él conversamos sobre nuestro papel a nivel internacional, de la pandemia, de la prescripción arbitraria de antibióticos y de la investigación.

¿Por qué se ha premiado al Responsable de la Sección Internacional de la semFYC desde WONCA Europe?

El premio ha sido establecido por WONCA Europe pero la organización que lo da es la propia sociedad nacional, en ese caso, la semFYC. El premio fue establecido por WONCA Europe en motivo de su 25 aniversario. Cada organización nacional elegía a una persona destacada dentro de su país y daba este reconocimiento. En el caso de la semFYC, esta persona no podía ser otra que José Miguel Bueno.

 

¿Cómo ha sido la evolución de la MFyC a nivel internacional?

Tenemos un evento excepcional como es la pandemia que ha cambiado la Medicina de Familia en Europa. En los últimos años, la MFyC europea ha seguido una evolución desigual. En los países del Este hemos visto un florecimiento de la MFyC, sin embargo en la Europa occidental hemos visto una cierta involución. Por ejemplo, en España, hemos visto un cierto deterioro. Podríamos resumir que en la Europa oriental, a partir de una situación muy poco desarrollada, se ha mejorado, mientras que en la Europa occidental, ha pasado todo lo contrario con una falta de recursos humanos y con una escasa presencia en la universidad.

 

¿Cuál es el papel de la semFYC?

La semFYC a nivel internacional juega un importante papel, en gran parte gracias al incansable trabajo del doctor José Miguel Bueno. Sin embargo, todavía podemos tener un papel mucho más importante. La semFYC tiene miles de socios, pero solamente unas decenas participan de forma oficial en Grupos de Trabajo internacionales y redes de investigación. Creo que nuestros socios y socias deben animarse a participar a nivel internacional. Hoy en día, tenemos la suerte de que el inglés es la lingua franca del mundo. Aprendamos un buen inglés y salgamos a colaborar con nuestros colegas a nivel internacional. Tenemos mucho que aportar.

 

¿Qué es lo primero que podemos enseñar?

La gran diferencia que tenemos es el trabajo en equipo. Hay países como Alemania en los que el médico de familia está solo o con un equipo muy reducido. Lo mismo ocurre en Francia o en Bélgica. Podemos enseñar que el trabajo en equipo es mejor según nuestra experiencia. Podemos ayudar a muchos países en ese sentido. El reto de la informatización de los últimos meses, en los que hemos aprendido y aplicado muchos cambios en este campo también puede enseñarse. Incluso en los ámbitos rurales de España, en las que el médico de familia pasa muchas horas solo, la posibilidad de la telemedicina no está lo suficientemente explotada en Europa, pero podemos enseñar lo que estamos haciendo para afrontar estos desafíos. Incluso en reuniones presenciales, estamos aplicando formas de trabajar en equipo que previenen la transmisión del COVID.

 

¿Qué puede hacer WONCA por la semFYC?

WONCA está ofreciendo servicios a la semFYC. Los primeros servicios más visibles son los que se ofrecen desde la web de WONCA Europe (www.woncaeurope.org). Animamos a los socios y a las socias a registrarse en la web de WONCA, hay una gran área de conocimiento gratuito al que acceder simplemente con un registro como socios de la semFYC.

WONCA Europe también ofrece precios reducidos a los miembros de la semFYC a la hora de inscribirse en el Congreso Europeo anual y el acceso un conjunto de Networks. En ese ámbito la semFYC puede jugar un paper fundamental. WONCA Europe tiene grupos de calidad, investigación, de medicina rural, de docencia y de prevención en salud. En estos grupos, WONCA Europe puede y quiere acoger a médicos de la semFYC para que aporten su experiencia y conocimiento.

Por ejemplo, EURACT es la network académica de WONCA Europe. En España aquí estamos en desventaja. Por ejemplo, en Dinamarca, un Tutor de Medicina de Familia puede presentarse como profesor asociado en la universidad. Si tomamos esa definición de EURACT, los médicos de familia que no sean profesores universitarios estarían excluidos. Sin embargo, WONCA Europe anima a los médicos de familia-Tutores de la semFYC a unirse a EURACT, porque nuestro programa de la especialidad es muy bueno y puede aportar luz a nuestros colegas europeos.

 

Conversando con Sonia Tsukagoshi, la Liaison de Vasco da Gama en WONCA Europe (entrevista aquí +), nos comentaba que una petición de las nuevas generaciones de médicos y médicas de familia a nivel internacional es que hubiera más coordinación y unidad de acción. ¿Qué puede hacerse en ese sentido desde WONCA Europe para ayudar a ese Schengen-médico?

Los médicos jóvenes son la gran esperanza. La juventud permite grandes oportunidades, los intercambios, el descubrir nuevas formas de trabajar y el conocer otros países y sus sistemas sanitarios. Ver cómo el sistema sanitario de nuestros vecinos cubre la salud mental, cómo abordan la salud de la mujer, la odontología o gestionan la prevención. ¿Qué se cubre en nuestros países vecinos, y qué no se cubre?, ¿Qué relación existe con el nivel hospitalario?, etc. o describir la accesibilidad de la población a los servicios sanitarios.

Es cierto que en este viaje de los médicos de familia jóvenes existe la tentación de irse, de establecerse en otros países. Por ejemplo, en España, si vemos los salarios de un médico de familia y los comparamos con los de nuestros vecinos, veremos que son bajos, incluso teniendo en cuenta variables como el nivel de vida o el PIB. La tentación de emigrar está ahí y puede representar un problema a corto plazo. Estudios que se han hecho al respecto indican que la proyección a cinco años vista en España es de una potencial crisis en los recursos humanos, en los médicos de familia jóvenes y no tan jóvenes, dadas las próximas jubilaciones de muchos MFyC. Y no todo es salario, también hay países en los que el médico de familia goza de mayor reconocimiento, facilidades para la investigación, acceso a la universidad o status social. Así que, invito a las Autoridades Sanitarias poner en marcha los mecanismos para evitar la migración de nuestros profesionales. Y esto no es una diferencia entre el norte y el sur de Europa si no entre el este y el oeste, y con eso me refiero a Portugal, donde hay salarios atractivos y reconocimiento social.

 

¿Qué colaboraciones puede establecer WONCA Europe con WONCA Iberoamericana CIMF y qué papel puede jugar la semFYC?

WONCA Europe como Región de WONCA WORLD, así como WONCA CIMF, se encuentran en el comité Mundial y su punto de conexión es la semFYC. Jugamos un papel de puente con las sociedades de América del Sur. Nuestra conexión es fuerte y permite que salgan proyectos de colaboración. La posición de la semFYC es privilegiada, puesto que solamente los portugueses en todo el mundo tienen la suerte de estar representadas en dos organizaciones internacionales de WONCA y en hasta tres regiones mundiales de la Organización Mundial de la Salud.

 

¿Qué representa para WONCA Europe que la sede de WONCA World se instale en Bruselas?

Creo que representa un cambio de sede en una sociedad mundial. En una organización global como WONCA, un cambio de sede tiene una importancia relativa. Seguramente represente un acercamiento a Europa y la toma de decisiones de la OMS, pero no debería de tener más impacto.

 

Eras una persona activa en redes sociales, y te gusta hablar acerca de muchos temas distintos: política, cultura, anécdotas de pacientes. ¿Cómo ves tu comunidad en los últimos años?

Sin duda, mi presencia en la redes no tiene nada que ver que con la de mis hijos, per intento estar vivo (ríe). Lo que más me ha cambiado en mi vida profesional, sin duda, ha sido la epidemia de coronavirus. El tratar a pacientes con COVID, analizar sus situaciones y dolencias y gestionar sus casos ha sido lo más grande que me ha pasado en la vida.

Cuando en enero se veía la posibilidad real de que en España llegara el virus, todos estábamos expectantes, desconfiados, críticos. Incluso llegamos a pensar que podía ser como una gripe. En aquél momento pensé en la primera epidemia por SARS y releí los artículos que había leído en 2002 sobre ese virus, pensé que sí, que podía ser algo serio. Muchas de mis compañeras y compañeros se infectaron, por no saber que estaban tratando a pacientes con COVID, por no estar protegidos, esa primera gestión de pacientes positivos que no conocíamos, con la auscultación tan característica de las neumonías COVID-19, cuando empezamos a ver la baja saturación de oxígeno en sangre u otros síntomas… aprender y descubrir una nueva enfermedad y formar parte de los médicos que analizan y estudian una enfermedad nueva es una oportunidad única que quizás no se vuelva a repetir. Una oportunidad única, dura, y trágica que yo mismo he experimentado al pasar por la COVID-19. La vida, como la medicina, es así, dura e incierta, creo que la epidemia nos ha dado una gran oportunidad para crecer, a pesar del dolor.

 

¿Cómo será la relación de los pacientes con su salud a partir de ahora?

La verdad es que no lo sé. Creo que deberíamos respondernos a la pregunta ¿Habremos aprendido algo? ¿Los políticos, los pacientes, los profesionales sanitarios? Existe el riesgo de la deshumanización de la medicina y la minimización de la MFyC, en definitiva, amenazas que son reales. Pero también grandes oportunidades. Podemos regresar al humanismo y los médicos de familia podemos asumir un nuevo papel y una nueva responsabilidad. Espero que la epidemia haya sido una lección para todos para descubrir qué queremos, qué tenemos, qué es importante en la vida y para borrar de nuestras conciencias esta soberbia en la que estábamos instalados, ese pensar que la tecnología y la ciencia lo pueden todo. Un virus invisible al ojo humano puede poner en jaque al mundo entero.

 

¿El Congreso Virtual de WONCA de Berlín es una de las oportunidades que ha venido para quedarse?

Ha sido un Congreso totalmente distinto. La experiencia ha sido muy interesante y positiva, pero dudo que este sea el modelo de Congresos que queramos en el futuro. Probablemente vayamos a un modelo mixto. El Congreso tiene que ser un foro en el que intercambia experiencias, y no solo en las conferencias, si no los pasillos, en reuniones informales, en actos lúdicos. En definitiva, el contacto con los compañeros. Por eso ofrecimos esa opción en el Congreso Virtual de Berlín. Pero el contacto informal y presencial tienen que recuperarse. Esperemos que sea pronto.

 

¿Cuál es el papel del médico de familia en la prescripción de antibióticos?

Es clave. De hecho, los pacientes con enfermedades infecciosas acuden en primer lugar al médico de familia. La mayoría de las prescripciones de antibióticos vienen de la Atención Primaria. Cualquier iniciativa para mejorar la prescripción de antibióticos es extraordinaria y tiene que tener en cuenta a la Medicina de Familia. Las AMR son una amenaza real, y por ello, el Grupo de Trabajo en Seguridad del Paciente de la semFYC es fundamental. Hay que decir, también, que no siempre sabemos cuál es el germen que vamos a tratar, a menudo prescribimos antibióticos a ciegas. Si dispusiéramos de tests específicos para saber el germen concreto, seríamos mucho más efectivos. Podemos crear herramientas y conseguir recursos que nos lo permitan.

 

¿Cómo ha sido la relación de la Junta de WONCA Europe durante la pandemia?

Afortunadamente, ya estamos acostumbrados a reunirnos de forma virtual, al menos desde 2016, cuando yo empecé, es así. Tradicionalmente nos veíamos tres veces físicamente, cosa que no es posible ahora mismo. Pero la junta actual nos conocimos en Bratislava, en el Congreso Europeo, así que ya nos hemos estrechado la mano, hecho que lo facilita mucho. ¿Qué pasaría si una junta jamás se encontrara físicamente? ¿Cómo funcionaría? ¿De qué calidad serían sus relaciones? No lo sé, pero todo parece indicar que conocerse físicamente es mejor.

Es cierto, por eso, que grandes avances en la ciencia y en el pensamiento humano han llegado a través de personajes que nunca se vieron, con comunicaciones enteramente epistolares. Grandes científicos y filósofos avanzaron en sus campos con este ámbito de comunicación. Sin embargo, sigo pensando que es importante encontrarse físicamente.

 

Tienes varios cargos, relaciones públicas, investigación, no paras. ¿De dónde sacas la energía?

Creo que la pregunta tendría que ser “de dónde sacas la ayuda”. Mi esposa me ayuda muchísimo y le agradezco su apoyo, cuando me consuela, me anima y me empuja a seguir mejorando. El ámbito familiar es muy importante. Y, por supuesto, los compañeros y el pensar en el agradecimiento de los pacientes.

 

El presidente de WONCA World, Donald Li, nos comentó en Hong Kong (entrevista aquí +) que había tenido que dejar el chelo, porque la Medicina le había robado todo el tiempo. Tú siempre has cantado, ¿sigues teniendo tiempo para tu carrera musical?

¡Intento seguir! Con mi dedicación amateur a la música me recargo de energía y me siento feliz. No sin dificultades, siempre existe la tentación de dejarlo. Mi hijo siempre me pide, ¿por qué no vuelves a tocar el piano?

 

¿Quieres añadir algo más?

Este año se cumple el 25 aniversario de WONCA Europe. Para celebrarlo, desde WONCA Europe hemos decidido convocar un premio para cada sociedad miembro, que decidía su candidato y la Junta de WONCA Europe lo refrendaba y otorgaba el premio. En el caso de la semFYC, se ha elegido a José Miguel Bueno, que ha trabajado y promocionado la semFYC a nivel internacional de forma incansable, desde nuestro continente hasta nivel mundial. José Miguel Bueno, por su personalidad amable, llena de sentido del humor, y por su capacidad de trabajo increíble, ha merecido este premio europeo.

 

 

Josep Maria Vilaseca 

Tesorero de WONCA Europe y miembro de la semFYC

(foto: derecha)