Actualidad
Día Mundial del Riñón: cómo retrasar la insuficiencia renal crónica

Día Mundial del Riñón: cómo retrasar la insuficiencia renal crónica

Tiempo de lectura: 3 minutos
Fecha de publicación: 14 March 2024

Hoy, en el Día Mundial del Riñón, desde la semFYC destacamos la importancia de la prevención y el cuidado adecuado para evitar la insuficiencia renal crónica, una condición que afecta a millones de personas en todo el mundo. La insuficiencia renal crónica es un fallo permanente del funcionamiento de los riñones, donde estos órganos vitales no pueden eliminar adecuadamente los residuos y líquidos del cuerpo.
 
Según la Guía Práctica de la Salud de la semFYC, esta enfermedad puede ser desencadenada por diversas condiciones, incluyendo la diabetes, la hipertensión, la glomerulonefritis, así como algunas infecciones y medicamentos. Sin embargo, en muchos casos, la causa puede ser desconocida. Por ello, es crucial acudir al médico o médica ante cualquier síntoma o factor de riesgo.

¿Qué puedo hacer para retrasar la enfermedad renal crónica?
Para retrasar el avance de la enfermedad renal crónica es fundamental seguir las indicaciones médicas y adoptar hábitos saludables. Aquí algunas recomendaciones clave:

  • Control médico regular: si eres diabético, hipertenso, o tienes antecedentes familiares de enfermedad renal, es vital realizar controles médicos regulares para detectar cualquier signo temprano de insuficiencia renal crónica.
  • Tratamiento supervisado: evita automedicarte, especialmente con medicamentos como antiinflamatorios y antiácidos. Es esencial seguir las indicaciones de un profesional de la salud para evitar complicaciones.
  • Dieta Equilibrada: una dieta adecuada puede ayudar a mejorar la calidad de vida en caso de insuficiencia renal crónica. Limitar el consumo de proteínas animales, controlar el sodio, y evitar alimentos grasos o con colesterol en exceso son medidas importantes. Además, dejar de fumar puede ralentizar la progresión de la enfermedad renal.
  • Seguimiento de tratamientos: en caso de infección de orina, es crucial completar el tratamiento recetado por el médico y comunicar cualquier falta de mejoría después de 48 horas.

Para resolver dudas te recomendamos siempre consultar con tu médico o médica de familia. La prevención y el cuidado adecuado son fundamentales para mantener la salud renal y una vida plena.