Actualidad
Asensio López: “Tenemos que salir a la calle y compartir las propuestas en salud preventiva con colectivos y organizaciones sociales”

Asensio López: “Tenemos que salir a la calle y compartir las propuestas en salud preventiva con colectivos y organizaciones sociales”

Fecha de publicación: 19 July 2023
Tras varias décadas involucrado con la semFYC a través de diferentes tareas y grupos de trabajo, Asensio López ha sido recientemente nombrado coordinador del PAPPS, labor que asume con gran ilusión y ganas de trabajar. En los últimos años, López también ha ejercido cargos públicos, como gerente del Servicio Murciano de Salud, durante el periodo de la covid-19.



Apenas hace unas semanas, te han nombrado nuevo coordinador del PAPPS. ¿Te pillo por sorpresa la elección?



Realmente la sorpresa fue hace unos dos meses atrás, antes de la reunión del Comité de Coordinación del PAPPS, cuando recibí la propuesta para asumir la coordinación. Han sido muchos años participando en el Grupo de Educación para la Salud y colaborando y compartiendo bastantes proyectos con la semFYC, pero hasta aquella fecha, nunca me había planteado asumir esta responsabilidad. Sí, fue una sorpresa, una muy grata sorpresa.



¿Qué idea tienes de esta coordinación, será continuista?



Uno de los valores más importantes del PAPPS es todo lo que ha aportado y construido para la Medicina Familiar y para la Atención Primaria en nuestro país. Por tanto, necesariamente será una labor continuista. El trabajo realizado por Amando Martín Zurro y por Paco Camarelles ha sido tan importante que será imprescindible continuarlo. Tenemos grandes retos para el momento actual y para los próximos años: tenemos que elaborar un plan estratégico del PAPPS que alcance hasta el 2030, cooperar con el resto de los grupos de trabajo de la semFYC, salir a la calle y compartir las propuestas con colectivos y organizaciones sociales, desarrollar herramientas que faciliten la implementación de las recomendaciones preventivas, o generar alianzas con las administraciones sanitarias para conseguir una orientación del sistema sanitario hacia la prevención; entre otras muchas apasionantes tareas.



Llegas a la coordinación del PAPPS en un momento complejo para la Atención Primaria, ¿Cómo ves la actividad preventiva a y la educación para la salud en las consultas a día de hoy?



Creo que no hay ninguna organización ni colectivo en el Estado español que atesore tanta experiencia y tanto conocimiento como la semFYC sobre la necesidad y la importancia de las actividades preventivas para nuestro sistema sanitario. Por tanto, este liderazgo intelectual tenemos que aprovecharlo para impulsar la transformación y la mejora en la Atención Primaria. En este contexto, el PAPPS hemos de convertirlo en un motor de transformación y liderazgo, y no sólo de la Atención Primaria, sino también del resto de nuestro Sistema Nacional de Salud.



Por tu vinculación anterior con el programa de actividades comunitarias, PACAP y la revista comunidad, ¿podemos decir que el PAPPS, contigo como coordinador, entrará en su etapa más comunitaria?



El PAPPS y el PACAP deben ser un continuo en las tareas cotidianas de todos los profesionales de Atención Primaria. Cada Programa tiene su propia identidad, su propia metodología de trabajo y sus propios contenidos, pero todos los médicos de familia sabemos que para mejorar la salud de nuestros ciudadanos necesitamos tiempo y habilidades para desarrollar actividades de prevención y comunitarias. Y la semFYC somos una organización con una enorme fortaleza para afrontar este futuro.



Llevas muchos años vinculados a la semFYC. Esta trayectoria previa en la Junta permanente de la entidad, ¿qué crees que te aportará como coordinador del PAPPS?



Para mí es un privilegio asumir la coordinación del PAPPS. He tenido la fortuna de que toda mi trayectoria profesional haya estado vinculada con la semFYC y esto me ha ofrecido un extraordinario enriquecimiento personal y profesional. Poder compartir con todos mis compañeros de las Juntas Permanente y Directiva, la colaboración con los miembros de los grupos de trabajo y los Programas de la semFYC y la gestión diaria con la estructura de esta organización, han dejado y siguen dejando un poso de inteligencia y de compromiso social que difícilmente hubiera podido encontrar fuera de la semFYC.



Me siento profundamente comprometido con esta sociedad, y estoy seguro de que esta etapa que tengo que compartir con las personas que conforman el PAPPS es de nuevo un regalo con el que me he encontrado.



También nos gustaría saber qué te llevas de tu etapa en gestión, además durante una etapa tan compleja como la pandemia por COVID, para incorporar al PAPPS



La pandemia por COVID-19 nos ha mostrado tres aspectos que considero fundamentales: el primero, el compromiso, la generosidad y el profesionalismo demostrado por nuestros médicos de familia (al igual de otras categorías y especialidades) para responder ante una situación tan crítica como la que vivimos; una segunda es la capacidad de adaptación y de transformación del sistema sanitario gracias al trabajo de los profesionales, y por tanto, se trata de una gran esperanza para mejorar de cara al futuro; y la tercera, la importancia del liderazgo que asumieron muchos profesionales que no estaban en posiciones de jefatura, pero que fueron capaces de enfrentarse a la adversidad y dar respuesta a la pandemia.



Los médicos de familia que integran el PAPPS atesoran estos valores y por tanto son, somos, una esperanza de transformación de nuestra Atención Primaria.



¿Qué es urgente incorporar en materia de actividad preventiva y educación para la salud en las consultas de MFyC?



Tiempo, tiempo y tiempo. Tiempo para dedicar a las personas con enfermedades crónicas y ayudarles a mejorar el control de sus enfermedades; tiempo para identificar los factores de riesgo de aquellos que acuden a nuestra consulta y comprometerles en el cambio de conducta; y tiempo para promover los estilos de vida saludables de todos nuestros ciudadanos.



Pero también tiempo para evaluar, investigar e innovar en las intervenciones preventivas, porque son muchas las lagunas y las deficiencias que existen en las intervenciones de promoción y prevención de salud.



Y no olvidemos que el tiempo es sinónimo de dinero. Y por ello, pedimos más recursos y más presupuesto para la Atención Primaria.



Y en cuanto a salud planetaria y cambio climático, ¿cuáles son los principales retos para el futuro en cuanto a actividad preventiva?



No conozco en profundidad los aspectos relacionados con salud planetaria y el cambio climático, pero trasladando las medidas que han demostrado pruebas de eficacia en otros ámbitos, considero que son imprescindibles una fuerte y determinante regulación, que permita establecer medidas preventivas en toda las cadenas de actividad que tengan consecuencias para el cambio climático, y exigiendo responsabilidades cuando haya trasgresiones; pero además, impulsar un fuerte compromiso social para que los individuos convirtamos nuestra vida cotidiana en acciones de protección del medio ambiente.



Desde el PAPPS vamos a emprender colaboración con el Grupo de Salud Planetaria para compartir iniciativas e integrar sus propuestas.



Ha aparecido recientemente el Atlas de la Obesidad, en el que no salimos muy bien parados. Para 2035 se espera un aumento de la obesidad en adultos hasta llegar al 37%. ¿Qué se puede hacer en este sentido desde la prevención y la educación en salud?



Podemos afirmar que la obesidad es una catástrofe para la salud en nuestro país. Aunque no hay que olvidar que es una de las enfermedades con mayor inequidad, pues afecta en mucha más proporción en los grupos con menor poder adquisitivo y menor nivel educativo. Para afrontar la obesidad necesitamos políticas de salud pública, políticas económicas e intervenciones preventivas con importantes componentes comunitarios. Los médicos de familia debemos capacitarnos para liderar programas de prevención multicomponentes, con intervenciones individuales, grupales, familiares y comunitarias, que integren programas de prescripción de ejercicio físico.



No debemos olvidar que la primera infancia, antes de cumplir los cuatro años, es un periodo crucial para predecir la obesidad en la edad adulta.



¿Qué nivel tenemos en nuestro país en cuanto a educación para la salud? ¿Qué se debe mejorar?



Mucho es lo que nos queda por transitar. Debemos ser profundamente críticos e inconformistas, aceptando que hasta la fecha hemos dedicado poco tiempo, recursos y estudio a la educación para la salud. No es suficiente con saber lo que hay que hacer, porque tenemos que profundizar en cómo lo podemos hacer para conseguir los objetivos, y qué tiempo vamos a dedicar a implementar las intervenciones de prevención, a evaluarlas y a investigar e innovar para mejorar sus resultados.



Aunque mucho hemos avanzado, pues tenemos conciencia de la importancia de la educación para la salud y disponemos de un Programa como el PAPPS.



Cuéntame cuáles van a ser los nuevos retos principales del PAPPS próximamente.



Hemos ido describiendo algunos de los retos durante el resto de la entrevista, pero destacaría: un reto como la semFYC, al disponer del PAPPS, para liderar la transición del sistema sanitario hacia la promoción y la prevención de la salud; un reto como PAPPS, para complementar todo el conocimiento disponible con herramientas y proyectos que faciliten la implementación de las recomendaciones en la actividad cotidiana de los centros de salud; y un reto como médicos de familia, para intentar llegar a la mayoría de los profesionales de los EAP, para que conviertan las actividades preventivas en una de sus prioridades cotidianas.