Claves para abordar la salud de las personas migrantes, en la revista ‘Atención Primaria’

Se ha demostrado que la salud de las personas migrantes empeora en el país de recepción. Sobre esta cuestión versa el editorial “Tiempos de crisis migratorias, tiempos de oportunidades” del número de agosto de la publicación Atención Primaria, que apunta a que es necesario un esfuerzo inicial en la acogida de estas personas para “evitar la cronificación de reacciones biológicas y psicológicas negativas relacionadas con el proceso migratorio”.

Además, en este texto, los especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria y miembros del Grupo de Inequidades en Salud – Salud Internacional de la semFYC Luis Andrés Gimeno-Feliu y la Dra. Esperanza Díaz, aportan recomendaciones para preservar la salud y el bienestar de las personas migrantes, y favorecer que tengan así “una vida mejor”.

Entre las ideas clave que destacan Gimeno-Feliu y Díaz, se hace referencia a la importancia de proporcionar a estos grupos de población “una acogida integral y que sus necesidades básicas estén cubiertas: alimentación, vivienda, educación, acceso al sistema sanitario, posibilidad de trabajar…”, algo para lo que estos dos especialistas indican que es necesaria “voluntad política”.

Los autores también subrayan que la Atención Primaria es el nivel asistencial más adecuado para “iniciar el contacto sanitario con estas personas y su seguimiento”, ya que “pueden presentar patologías crónicas que habrá que manejar con continuidad, longitudinalidad y un abordaje biopsicosocial”.

Evitar el estigma desde la consulta

Por otro lado, y en la línea de las recomendaciones de la OMS y del Parlamento Europeo, Gimeno-Feliu y Díaz destacan que hay que “evitar la medicalización y la psicologización en la atención”, así como “los sobrediagnósticos y los cribados indiscriminados que no estén basados en la evidencia científica”, ya que son prácticas que pueden estigmatizar a estos colectivos, sobre todo con relación a enfermedades infecciosas y a problemas de salud mental.

El texto recuerda la importancia de apoyar movimientos a favor de la sanidad universal y del derecho a la atención sanitaria, tal y como ha hecho la semFYC con iniciativas como REDER, y el hecho de que “atender a personas migrantes invita a la apertura mental y supone un apasionante aprendizaje profesional y humano”.

Puedes leer el editorial completo en este enlace.