Consumo de tabaco y riesgo cardiovascular ¿Donde está el límite?

Bajo consumo de cigarrillos y riesgo cardiovascular.

El British Medical Journal (BMJ) ha publicado el 24 de enero este esclarecedor artículo que comentamos hoy en el blog: “Low cigarette consumption and risk of coronary heart disease and stroke: meta-analysis of 141 cohort studies in 55 study reports

Se trata de un meta análisis, que incluye 55 publicaciones de 141 estudios de cohortes, y estudia la relación entre el consumo bajo de cigarrillos por día, entendiéndose tabaquismo leve un consumo de 1 a 5 cigarrillos por día, y el riesgo de presentar una enfermedad coronaria o un accidente cerebrovascular.

En el entorno en el que vivimos, ya sea en la consulta, en la sala de espera, en una reunión de amigos o en la cola del mercado, es habitual escuchar algunas de las siguientes frases: “Yo solo me fumo un cigarro después de comer”, “Por un cigarro al día que fume no me va a pasar nada”, “No es lo mismo fumar un paquete de 20 cigarrillos que uno al día”,“¡Cuánto más fumas es peor!” por poner algunos ejemplos.

En este estudio, lo autores, afirman que fumar de uno a cinco cigarrillos por día está asociado con un riesgo de enfermedad coronaria y accidente cerebrovascular, siendo este dato sustancialmente más alto de lo que muchos profesionales de la salud o fumadores reconocen, en comparación con el grupo de no fumadores.

Los hombres que fuman un cigarrillo aproximadamente por día tienen un 48% más de riesgo de enfermedad cardíaca y un 25% de riesgo de accidente cerebrovascular que los no fumadores; y en mujeres, existe un 57% más de riesgo para enfermedades cardíacas y un 31% para accidentes cerebrovasculares.

NO EXISTE UN NIVEL SEGURO DE TABAQUISMO

Aquellos fumadores que disminuyen la cantidad de cigarrillos pueden beneficiarse de grandes reducciones en el riesgo de cáncer y algunos beneficios sobre las enfermedades cardiovasculares, pero con este artículo, volvemos a incidir en que no existe un nivel seguro de tabaquismo. Por lo que aquellos fumadores con consumo bajo de cigarrillos deben asumir que continuar fumando causa daño.

Para poder evitar la mayor parte del riesgo asociado con la enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular, no se trata de fumar menos sino de no fumar.

LA MEJOR OPCIÓN: NO FUMAR

Artículo publicado en el Blog del Grupo de educación sanitaria

y promoción de la salud del PAPPS

María del Campo Giménez

Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud del PAPPS de la semFYC