“La PCR no es un marcador de COVID persistente, ni de sus secuelas”, entrevistamos a José Mª Molero

Desde #noticiassemFYC hablamos con José Mª Molero, del GdT en Enfermedades Infecciosas de la semFYC que nos explica en qué consiste la llamada COVID persistente, cómo se detecta y qué podemos hacer para detectarla.

 

¿Qué es la COVID persistente?

La definición del COVID persistente, también llamado COVID postagudo no está bien establecida, pero hace referencia a la persistencia de los síntomas que se justifican por la infección aguda de la enfermedad, generalmente relacionados con múltiples órganos o sistemas y que van más allá de un periodo determinado, en el que se estima que el coronavirus  SARS-CoV-2 ya ha desaparecido del organismo. Se habla de un periodo por encima de las tres semanas desde el inicio de los síntomas, en los cuadros que no requieren hospitalización. Y a partir de seis u ocho semanas desde el inicio de los síntomas, en pacientes que han ingresado en el hospital y se les ha dado el alta hospitalaria. En principio es una persistencia de síntomas de la infección aguda más,  no quiere decir que sean síntomas de los que no se vayan a recuperar.

 

Diapositivas del Programa de AP Day semFYC www.apdaysemfyc.es

 

¿En qué se diferencia la COVID persistente a una enfermedad curada pero con secuelas largas?

En este momento es difícil de establecer esa diferenciación. La diferencia entre enfermedad curada, pero con secuelas y la COVID persistente va a depender de la duración de los síntomas y de si finalmente acaban desapareciendo. En la COVID postaguda o persistente los síntomas que continúan tras la infección aguda, desaparecen con el tiempo. Las secuelas de la infección pueden disminuir en intensidad con el tiempo, pero desaparecen. Además, los síntomas del COVID persistente son los síntomas que se utilizan para identificar la infección aguda. Las secuelas suelen ser en síntomas que aparecen a lo largo de la infección aguda. 

 

Diapositivas del Programa de AP Day semFYC www.apdaysemfyc.es

 

¿En qué momento los síntomas pasan a considerarse secuelas? 

Cuando unos síntomas que estaban desde el primer momento de la infección no curan o aparecen síntomas nuevos relacionados con complicaciones sobrevenidas como por ejemplo tras fenómenos trombóticos, o afecciones cardiacas (miopericarditis). El tiempo aún no se ha establecido con exactitud y es mejor referenciarlo a la previsible duración de etapa aguda de la enfermedad: 3 semanas en una infección no grave y 6º-8ª semana en el caso de infecciones que han requerido hospitalización, sin ingresar en UCI. Cualquier síntoma que aparece con la infección COVID y se prolonga por encima de tres meses, es muy probable que se trate de secuelas . 

 

¿Cómo saber si la COVID sigue activa, sería cuando la PCR es negativa o hay otros factores que influyen? 

El resultado de la PCR no marca la existencia de síntomas prolongados o secuelas. La PCR no es un marcador de COVID persistente, ni de secuelas.

 

Diapositivas del Programa de AP Day semFYC www.apdaysemfyc.es

 

José María Molero

GdT en Enfermedades Infecciosas de la semFYC