Día Mundial Sin Tabaco: La OMS señala cómo el tabaco envenena nuestro planeta

Millones de árboles talados y de litros de agua utilizados para elaborar cigarrillos, y aún más millones de toneladas de emisiones de CO2 liberadas a la atmósfera que elevan la temperatura mundial son algunas de las consecuencias que tiene el consumo de tabaco en el medio ambiente.

Con estos datos sobre la mesa, este año la Organización Mundial de la Salud (OMS), coincidiendo con el Día Mundial Sin Tabaco que se celebra este 31 de mayo, lanza la campaña “El tabaco envenena nuestro planeta” y da una razón más para dejar de fumar: ya que además de matar a más de 8 millones de personas cada año, “el cultivo, la producción, la distribución y el consumo de tabaco añaden una presión innecesaria sobre los ya escasos recursos y frágiles ecosistemas de nuestro planeta”, subraya la entidad.

Presión sobre las tabacaleras 

Coincidiendo con la XXIII Semana Sin Humo de la semFYC, la sociedad científica se une a esta jornada en la que uno de los objetivos es reivindicar que la industria del tabaco rienda cuentas por la destrucción medioambiental que origina, así como que pague por los residuos y los daños que causa.

Por otro lado, esta campaña internacional pretende tener una importante presencia en redes con mensajes que incluyan el hashtag #TobaccoExposed y que se hagan eco de que “cada cigarrillo fumado y cada producto de tabaco consumido desperdician recursos valiosos de los que depende nuestra vida”, sentencia la OMS.