Fernando Simón: “Si conseguimos superar el 80% de la población vacunada no debería preocuparnos ninguna variante”

Estas palabras fueron pronunciadas por Fernando Simón, epidemiólogo y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, durante el acto inaugural del XLI Congreso de la semFYC, que se celebra estos días en Palma de Mallorca. 

Bajo el título COVID-19 y la sociedad: interpretando la evolución de la epidemia, Simón hizo un repaso por las causas que provocaron las distintas olas por las que ha pasado nuestro país, comenzando por la primera: “Hubo una entrada de 10.000 casos a la vez, de los que apenas se detectaban uno de cada 10. Ahora detectamos casi todo”. 

La segunda ola, sin embargo, no estaba asociada a los viajeros, “sino a un grupo socio vulnerable sin los que no podríamos vivir: los temporeros. Tenían unas condiciones de vida terribles. Estaban hacinados, si tenían dónde vivir. Se relacionaban con otros temporeros de otros lugares”. Esa situación puso de manifiesto, una vez más, las inequidades en salud.

El comportamiento de los jóvenes

La tercera ola llegó tras una apertura al turismo. Fue pequeña, pero lo suficiente. La cuarta se relacionó con la Navidad. En concreto con la Nochevieja y el Año nuevo, según afirmó Simón. La evidencia de ello fue que “a partir de la primera semana de enero, aumentaron los casos de manera exponencial”. Y la quinta, con los viajes de fin de curso de los jóvenes. “De los 9.000 chavales que viajaron en junio de 2020, 4.500 fueron positivos y distribuyeron la enfermedad por toda España: volvimos a 10.000 casos en dos semanas. Sin embargo, el epidemiólogo no les culpa: “Se portaron ejemplarmente durante año y medio, hasta que protegimos a nuestros mayores. Y ahí ya bajaron la guardia”. 

Para Simón, uno de los aprendizajes que supuso la primera ola tiene que ver con la situación que viven los mayores de nuestro país: “Aprendimos lo que era la soledad de nuestros mayores. Fallecieron el 35% de los mayores de 80 años. Y no se morían sólo de covid. Aumentó el número de fallecidos por aquellas enfermedades que no tenían por qué causar la muerte. De hecho, el 35% de los mayores fallecidos fue por causas no covid”. Eso refleja, según Simón un problema que tiene nuestra sociedad. “Tenemos una población muy mayor y eso quiere decir que es muy frágil”, algo que hay que tener en cuenta para futuras pandemias. 

Gran cobertura vacunal en España

La vacunación ocupó un lugar importante en la conferencia del epidemiólogo, que afirmó que “si conseguimos superar el 80% de la población vacunada no debería preocuparnos ninguna variante”. Y esa cifra está cerca si tenemos en cuenta la amplia cobertura que tenemos en casi todas las edades, principalmente en adolescentes y mayores. Esto supone que “el grupo que ahora se puede infectar tiene una letalidad muy muy baja”, refiriéndose a los menores de 12 años. 

Señaló el cambio que ha dado la sociedad en lo que se refiere a la vacunación: “Los ciudadanos con más formación académica querían vacunarse un poco menos que los demás. Pero cuando se empezó a vacunar a nuestros mayores, ese porcentaje se igualó. Ahora mismo, la mayor reticencia a la vacunación está en grupos más jóvenes”, refiriéndose a edades de entre 20 y 40 años.

Finalmente, Fernando Simón puso en valor nuestra Atención Primaria: “Tenemos uno de los países del mundo con mejor AP”. Pero añadió que “tenemos que convertir nuestros tres sistemas sanitarios en uno solo.” También quiso alabar a la sociedad española: “Tenemos una sociedad solidaria que se queda en casa si hay que hacerlo; que se vacuna si hay que hacerlo. Y no todos los países han actuado igual”. 


De izquierda a derecha: Javier Arranza (GdT en Enfermedades Infecciosas de la semFYC), Fernando Simón (Director Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad) y Salvador Tranche (Presidente de la semFYC)