“La enorme predisposición de los profesionales de salud argentinos para implementar mejoras en la Atención Primaria es admirable”

Desde #noticiassemFYC entrevistamos a Francisco Beneyto en relación a un conjunto de reuniones celebradas en la Universidad de Córdoba (Argentina) a propósito de los cursos hechos desde la semFYC en Cirugía menor en Atención Primaria. 

 

Buenos días y muchas gracias por concedernos esta entrevista. La primera pregunta es obligada, ¿Cómo fue la intervención que hiciste en Argentina?

La reunión se celebró el pasado mes de septiembre en Córdoba (Argentina), en el Departamento de Medicina Familiar de la FCM-Universidad Nacional Córdoba con sede en el “Hospital Príncipe de Asturias” de Córdoba. He de decir que tuve una excelente acogida por parte de todo el personal del Departamento, especialmente agradezco a la Dra. Beatriz Ciffolini, profesora a cargo de dicho Departamento, su interés y su colaboración en todo momento para la celebración de este encuentro, al que asistieron, entre otros Beatriz CiuffoliniDirectora Académica de la Carrera de Especialización en Medicina General y Familiar y Jefa de Servicio de Medicina Familiar Hospital Municipal Príncipe de Asturias, Humberto Jure, ex presidente de la Federación Argentina de Medicina Familiar y General (FAMFyG), docente del Dpto. de MF  FCM-Universidad Nacional de Córdoba y Director Dpto. de Medicina Familiar de la Universidad Nacional del Nordeste, Marisa Didoni, docente del Departamento y Jefa de Servicio de Medicina Familiar del Hospital Nacional de Clínicas, Maximiliano Titarelli y Dra. Milagros de la Vega, Director y Subdirectora del Hospital Municipal Príncipe de Asturias, Cecilia Astegiano y Dra. Gabreila Buffa, Directora Centro Formador e Instructora Docente Residencia de Medicina General y Familiar, respectivamente, ambas docentes del Dpto y otros miembros del equipo docente del Dpto. de Medicina Familiar Universidad Nacional de Córdoba y profesionales del equipo de salud del Hospital Municipal Príncipe de Asturias.

Tras mi exposición, que versó sobre el Sistema de Salud español, especialmente sobre Atención Primaria (AP) y sobre la docencia de la Cirugía Menor (CM), tanto a Residentes como a Médicos de Familia, se abrió un extenso debate en el que se pudieron contrastar ideas y puntos de vista de los asistentes.

 

¿Con qué te quedas de la experiencia?

Ha supuesto para mí una experiencia tremendamente enriquecedora. Creo que los profesionales con los que traté representan lo mejor de la MF en Argentina en cuanto a profesionalidad, interés y motivación por emprender proyectos para mejorar nuestra Especialidad, abriéndola a la formación en la realización de técnicas y procedimientos propios de la MF, como es el caso de la Cirugía Menor.

A pesar de todo, la Medicina Familiar y General (así se denomina en Argentina), al igual que sucede en España, lamentablemente está sufriendo una crisis en al número de ingresos al período de residencia. Algunos asistentes al evento llegaron a indicar que en la Provincia de Buenos Aires, terminada la Residencia de MFyG, alrededor del 30% de los residentes cambia de Especialidad. Estos datos son alarmantes y obligan a la realización de planteamientos para reconducir esta situación.

La cirugía menor en Atención Primaria es uno de los temas que se están desarrollando más a nivel formativo y congresual en América Latina. Además de tu intervención en la Universidad de Córdoba, también la vemos en la mayor parte de los programas científicos, como los del Congreso de Chile celebrado hace un par de semanas o el del Perú que se celebra estos días.

 

¿Cómo te parece que la Cirugía menor puede mejorar la asistencia en Latinoamérica?

En efecto, creo que en muchos países latinoamericanos y, concretamente en Argentina, es necesario el desarrollo de proyectos pedagógicos tendentes a incorporar herramientas que permitan a los MF el abordaje de otras patologías asumibles en AP, como es el caso de la Cirugía menor y/u otros procedimientos que hagan una MF más resolutiva y dinamizadora y, por tanto, más atractiva a los jóvenes Residentes.

Según mi experiencia, en el Estado español son los Residentes, sin duda y con diferencia, el colectivo más interesado en introducir la Cirugía menora en la rutina diaria del médico de familia, ya que aumenta nuestra oferta de atención a la población y repercute positivamente en el desarrollo profesional y la valoración de nuestra Especialidad. En resumen, es sin duda satisfactorio para el paciente y para los profesionales.

 

¿Qué es lo que has notado que despierta más interés por parte de los colegas argentinos respecto la experiencia española en Cirugía menor?

Los médicos argentinos valoran muy positivamente la existencia en España de un Sistema Nacional de Salud que, junto a la cobertura que proporciona la Sanidad Universal y a la figura del MF en España como “puerta de entrada” del Sistema Sanitario, posibilita la implantación homogénea de los programas en AP. El Sistema de Salud Argentino presenta muchísima segmentación, fragmentación y pluralidad en organización.

 

¿A qué te refieres?

Por ejemplo, el paciente puede acceder a especialidades sin pasar por la Atención Primaria. Todo esto, unido a la falta de ampliación de equipos de salud familiar, dificulta la consistencia y homogeneidad en la implantación de programas como la Cirugía menor.

 

Además de guías y publicaciones, ¿tenéis pensado distribuir más materiales científicos u organizar cursos formativos específicos?

En la reunión, tuve la ocasión de presentar a los asistentes la Guías de Cirugía menor elaboradas por semFYC y sociedades federadas, así como monográficos sobre temas de CM publicados por el GdT en revistas como AMF, etc.

También se presentó el curso de Cirugía menor en Atención Primaria que coordino desde 2016 y del que se han realizado 4 ediciones en el Estado español (se han formado mas de 400 MF) : Este curso suscitó interés entre los asistentes por su elevado contenido on line. Se debatió la posibilidad de ofertar este curso a MF y Residentes en Argentina en el marco de los convenios de cooperación existentes entre nuestros países. A raíz de este encuentro se están realizando gestiones para poder extender este Curso a médicos de Argentina, en una edición adaptada.

 

¿Qué grandes diferencias piensas que hay en relación a los protocolos básicos en Cirugía menor en relación a la Actuación quirúrgica en Atención Primaria, sobretodo en el ámbito médico-legal?

En España, la Cirugía menor está incluida en la Cartera de Servicios de AP del SNS desde 1995 y ratificada, incluso ampliada, en 2006. En Argentina, la práctica de Cirugía menor en el ejercicio de la Medicina de Familia está habilitada en la normativa nacional, incluso se contempla en los programas formativos de la Residencia en MF y G.  No obstante, como ya te he comentado anteriormente, la no existencia de un modelo de Sanidad Universal y la fragmentación del sistema de salud argentino en público, seguro social y privado, y la no garantía de los servicios de AP como “puerta de entrada” al sistema, dificulta (aunque no imposibilita), la estrategia de implantación de programas de CM en AP.

 

Por poner un ejemplo, las técnicas quirúrgicas frecuentes aplicables en patología ungueal, ¿deben ser abordadas de algún modo en particular adaptado al escenario latinoamericano?

Las unidades de Cirugía menor permiten aumentar la resolutividad de la AP, disminuir los tiempos de espera y los costos, además de producir beneficios para el paciente y el profesional de salud. En general, a la vista de estudios realizados en cuanto a patologías, el patrón es similar al español, con peculiaridades muy concretas. En todo caso se podrían adaptar protocolos según la patología prevalente en cada región. Las patologías dermatológicas son las más susceptibles de resolución por Cirugía menor. Un elevado porcentaje de esta patología podría ser resuelta en AP si se contara con unidades de CM. Por otra parte, en Argentina, un tema a tener en cuenta, sería la problemática debida a la dispersión de la población y grandes distancias, aunque la población se concentra en grandes núcleos poblacionales. La Medicina de Familia rural debería, tal vez, disponer de una cartera de servicios más amplia.

 

Hace unas semanas hablábamos con el exministro de Sanidad de Perú, Fernando Carbone, y nos comentaba que una de las grandes asignaturas pendientes para la Medicina de Familia en Latinoamérica era el encontrar un marco estable para conseguir la cobertura universal de salud. ¿Cómo puede ayudar la experiencia de España en este sentido?

En España supuso un cambio radical y un gran reto la publicación de la Ley General de Sanidad en 1986. En mi opinión, desde entonces hemos alcanzado niveles de excelencia en algunos campos y hemos cometido “grandes errores” en otros que nos han conducido al actual deterioro en el que está sumida la Atención Primaria que, en mi opinión, necesita una reforma urgente. En este contexto, y teniendo en cuenta que hay que aprender de los errores, estamos en disposición de transmitir nuestra experiencia, tanto en su parte positiva (qué se puede hacer), como en la negativa (qué no hacer…). Sin duda, esta colaboración produciría un beneficio mutuo.

 

¿Qué experiencias en Cirugía menor te han parecido más positivas tras conocer el marco de trabajo de Argentina?

A pesar de que en Argentina existen proyectos muy interesantes en este campo, la Cirugía menor por parte de los médicos de familia en estos momentos se realiza, generalmente, como un trabajo complementario al principal. Es actualmente, digamos, una actividad diferenciada de las actividades propias de la AP.

 

Y, finalmente, ¿qué piensas que podemos aprender desde España, como médicos de familia, ¿acerca de Latinoamérica?

A pesar de que hay mucho que avanzar, yo resaltaría la enorme predisposición de los profesionales de salud argentinos para implementar mejoras en la Atención Primaria. Por otra parte, la AP en España está “anquilosada” y desmotivada.  En este contexto, creo que se deberían potenciar líneas de colaboración que serían beneficiosas, para ambas partes, y contribuir así a darle el impulso que necesita la AP en la comunidad iberoamericana.

 

¡Muchas gracias! Un abrazo

 

 

Francisco Beneyto Castelló es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, lidera la Dirección Territorial de Sanidad de Valencia,  CS Valencia-Trinitat, es coordinador del GdT de Cirugía Menor y Piel de la SoVaMFiC y Miembro del GdT de Cirugía Menor y Piel de la semFYC.