Lanzamos una campaña con las principales recomendaciones de “No Hacer en Urgencias” en todos los Centros de Salud

A partir de la semana que viene, todos los Centros de Salud de España empezarán a recibir el material de una campaña que ha puesto en marcha la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) para promover las mejores prácticas, dirigidas a evitar intervenciones médicas innecesarias y con potenciales riesgos, en el abordaje de casos de urgencias. Se trata de una acción enmarcada en la iniciativa “No Hacer” que, desde 2014, está desarrollando la semFYC.

En el contexto de esta iniciativa ya se han realizado previamente varias acciones a las que ahora se suma la edición de estos pósteres que se espera que tengan una buena proyección y difusión. En ese sentido, por primera vez las recomendaciones “No Hacer” se presentarán en forma de póster recordatorio incidiendo en buenas prácticas concretas. En total, se han editado 15.000 pósteres.

Campaña “No Hacer”: No prescribir antibióticos en todos los casos de exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.

Campaña “No Hacer”: Ante una urgencia hipertensiva No hay que disminuir de forma rápida ni excesiva las cifras de presión arterial.

Campaña “No Hacer”: No realizar tira reactiva en pacientes con sonda vesical.

 

Para poner en marcha la campaña se han elegido tres de las indicaciones que se recopilaban en el documento 15 Recomendaciones de No Hacer en Urgencias que se presentó hace unos meses en forma de guía y que puedes consultar aquí:

  • Ante una urgencia hipertensiva: No hay que disminuir de forma rápida ni excesiva las cifras de presión arterial.
  • No prescribir antibióticos en todos los casos de exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
  • No realizar tira reactiva en pacientes con sonda vesical.

“Las tres recomendaciones se han seleccionado en relación a su alta prevalencia en servicios de urgencias”, apunta Ayose Pérez, coordinador del Grupo de trabajo de Urgencias y Atención Continuada de la semFYC, quien enfatiza que “estas recomendaciones —dos terapéuticas y la otra de pruebas diagnósticas—presentan un uso muy extendido al tiempo que cuentan con escaso,  o incluso nulo, nivel de evidencia científica que apoye continuar con este tipo de praxis”.

La campaña, con gran componente visual, destaca la recomendación de forma textual, acompañada de una imagen y de la identificación de la campaña “No Hacer”. Esta representación cumple con el objetivo de mostrar el recordatorio con simplicidad y efectividad, para que luego, mediante los textos que aparecen en el pie del póster y un sistema de QR, los profesionales sanitarios puedan contrastar la base científica de la recomendación, así como la bibliografía médica de referencia para cada una de las indicaciones.

“En el fondo de la campaña, prevalece la idea de que, con una base formativa completa y extensiva, el médico de familia cubre un amplio espectro de actividad asistencial que va desde la prevención de la enfermedad, la atención al paciente crónico, las urgencias, o los cuidados paliativos, hasta la gestión sanitaria, incluso. Todo esto nos hace ser actores principales de nuestro sistema sanitario, por tanto la campaña de “Recomendaciones No Hacer” de nuestra Sociedad científica supone también un auténtico compromiso  con la calidad, con el paciente y con la eficiencia del sistema sanitario”, apunta el presidente de la semFYC, Salvador Tranche.

Apoyo a las recomendaciones “No Hacer”

Siguiendo la línea de los documentos “No Hacer” que previamente ya ha editado la semFYC,  la puesta en marcha de esta campaña mediante pósteres “quiere reivindicar que no hacer daño es un requisito ético esencial que debe tenerse presente en el entorno sanitario, el cual debe ser crítico con aquellas actuaciones médicas que se llevan a cabo porque siempre se han hecho así, a pesar de su poca evidencia científica, e incluso con evidencia en contra”, explica Ayose Pérez.

En este sentido, los documentos “No hacer”, según argumenta Ayose Pérez, “nos permiten cuestionar ‘la costumbre’ y mejorar nuestra profesión, para ser críticos con cada experiencia y apoyarnos en la medicina basada en la evidencia”.

Esta idea prevalece también en la última edición de las Recomendaciones “No Hacer” publicadas por la semFYC en las que se puso el foco de interés en las urgencias dado que “si no hacer daño es un requisito ético esencial que debe tenerse presente en cualquier entorno sanitario, lo es aún mucho más en la atención urgente donde, en la mayoría de ocasiones, se deben tomar decisiones rápidas, en pacientes con elevado grado de complejidad y que comportan un compromiso vital o riesgo de secuelas graves permanentes, por lo que, en numerosos casos, no hacer o realizar determinada prescripción o test diagnóstico supondrá un auténtico beneficio sobre nuestro paciente”.

Anteriormente al lanzamiento de esta campaña definida “como componente de recuerdo y apoyo visual”, ha emitido tres docuemtnos de consulta en formato libreto con recomendaciones “No Hacer”. Consúltalos aquí:

El valor de las recomendaciones “No Hacer”

Los documentos de recomendaciones “No hacer” son una herramienta dirigida a promover el uso más eficaz de los recursos de atención a la salud (en relación con la indicación de pruebas diagnósticas o tratamientos) que en la última década se han ido desarrollando por parte de las sociedades científicas de la mayoría de países. En España, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad puso en marcha en abril de 2013 el proyecto denominado Compromiso por la Calidad de las Sociedades Científicas, que se enmarcaba en las actividades de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias. Su objetivo fue disminuir las intervenciones innecesarias, entendidas como aquellas que no han demostrado eficacia, tienen escasa o dudosa efectividad, o no son coste-efectivas.

Desde entonces, la semFYC ha desarrollado varios documentos de recomendaciones “No hacer” que abarcan motivos de consulta muy habituales en la práctica clínica diaria del médico de familia. Este trabajo se ha desarrollado “entendiendo como tal no solo la Atención Primaria, sino también urgencias, por lo que se estima que el conjunto de recomendaciones formuladas, pueden tener un notable impacto asistencial, tanto a efectos de seguridad del paciente como en la posible utilización inadecuada de recursos”, señala Ayose Pérez.

Los documento de recomendaciones “No Hacer” de la semFYC han sido elaborados por diversos miembros de los Grupos de Trabajo de Urgencias y Atención Continuada de la semFYC, del Grupo de Cáncer de PAPPS y de la Secretaría científica de la semFYC, entre otros; y que ha sido firmado por diversos profesionales de la Medicina de Familia y Comunitaria, todos ellos miembros de grupos de trabajo de la semFYC coordinados por el Presidente de la semFYC, Salvador Tranche,  Mercè Marzo y Ayose Pérez Miranda.